Aurora Pro Patria 1919

0

Busto Arsizio (Büsti Gràndi en dialecto bustocco-lombardo) es un municipio de algo más de ochenta mil habitantes de la provincia de Varese, en Lombardía. Estudios recientes sobre el dialecto bustocco han puesto de relieve que tiene orígenes ligures, pero la ciudad, como casi todas las italianas, ya fue poblada en época romana, como demuestra la configuración regular de las calles del centro histórico y el hallazgo de varios objetos datados entre los siglos II y IV d.C.

El principal club de la ciudad es el Aurora Pro Patria 1919, conocido comúnmente como Pro Patria. Fundado tras la Primera Guerra Mundial, actualmente juega en la Serie D italiana. En realidad, siempre ha sido un equipo de provincia pero, tras la Segunda Guerra Mundial experimentó un auge sin precedentes y pudo disfrutar de ver jugar con su elástica a uno de los grandes jugadores de la historia.

Fundado justo en el momento en el que el fútbol estaba echando raíces en el continente, el Pro Patria logró inmediatamente competir en la Serie A durante cuatro temporadas. Fue gracias, en gran medida, al que hasta hoy sigue siendo el gran estandarte de su historia, el defensa central Mario Verglien, que más tarde vestiría durante varios años la camiseta de la Juventus que ganó cinco Scudettos seguidos entre 1930 y 1935. No obstante, los años dorados del Pro Patria, fugaces y sin títulos, llegarían tras la Segunda Guerra Mundial, a finales de los años 40. Fue entonces cuando, con Giuseppe Meazza como entrenador, el equipo alcanzó su estancia más larga en la Serie A.

En aquel momento la fortuna y las particularidades propias del siglo XX se unieron, permitiendo que uno de los más grandes de los 50, que se estaba en aquel momento intentando escapar del servicio militar y el Estado soviético, recalase en sus filas. El Pro Patria fichó a Laszly Kubala, futuro ídolo del F.C. Barcelona, que llevaba casi dos años dando tumbos entre Bratislava y Budapest.

La llegada del régimen comunista a Hungría tras la guerra llevó finalmente a Kubala a buscar refugio en Itali,a tras escapar de Hungría hacia Austria disfrazado, irónicamente, de soldado. Establecido en Busto Arizio, Kubala jugó algunos amistosos con el Pro Patria porque la Federación de Hungría le había denunciado y la FIFA le había impuesto una sanción de un año durante el cual no podría participar en ningún partido oficial. En cualquier caso, para 1950 Kubala organizaría una gira por España, recalando en las filas del F.C. Barcelona. El Pro Patria tenía que despedirse de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

En 1956, el Pro Patria descendería a la Serie B por última vez en su historia, ya que nunca más volvería a jugar en Serie A. Diez años más tarde sufriría otro descenso, en este caso de la B a la C. En los años 90, el equipo sufrió el primero de sus colapsos económicos. La sociedad resultante también fue víctima de la crisis que desde entonces atraviesa el fútbol italiano, declarándose nuevamente insolvente en 2009. Actualmente, como señalábamos, el Pro Patria ha descendido hasta la Serie D italiana.

Sin embargo, hace unos años el Pro Patria volvió a ser noticia en toda Europa. El 3 de enero del 2013, en un partido amistoso ante el A.C. Milan, los tifosi del equipo de Varese entonaron una serie cánticos racistas contra los jugadores del A.C. Milan como M’Baye Niang, Urby Emanuelson, Sulley Muntari y Kevin-Prince Boateng. Este último mostró su enfado pateando el balón hacia las gradas antes de que el resto de su equipo abandonara el terreno de juego. Ante lo sucedido, el Pro Patria se vio forzado a jugar un partido a puerta cerrada después del incidente que, además, ensombreció el hecho de que uno de los equipos más laureados del continente, con sus 7 Copas de Europa, había ido a un pequeño campo lombardo a jugar contra un equipo vecino en medio del frío invierno. Ni siquiera para el gran A.C Milan, el fútbol se forma solo de la aristocracia de los grandes estadios.

Precisamente en las gradas del campo del Pro Patria, han seguido organizándose grupos ultras a pesar de la modesta trayectoria del equipo. Cabe recordar a los Tigers Supporters, nacidos ya en 1973 y disueltos en 1990; y a los Commandos Tigri, fundados en 1973 y que siguieron en activo hasta 2003. Ese mismo año desapareció la Busto Crew, que había nacido en el 2000. Otros han sido Battaglion Bustocco, Ultimo Baluardo y United88.

Actualmente, no se cuelgan pancartas en el Stadio Carlo Speroni. Desde marzo de 2007, está prohibido introducirlas en los estadios sin el permiso de la Jefatura de Policía y, dada la oposición oficial de los ultras del Pro Patria a la tessera del tifoso que controla a los ultras italianos, han renunciado a seguir a su equipo cuando juega como visitante. Esto llevó a que durante algunos partidos, el equipo sintiese su apoyo pero desde fuera del estadio rival.

Los ultras del Pro Patria mantienen un hermanamiento con los hinchas radicales de la Triestina que data de 1977. Otra amistad muy sentida por es la que existe con los ultras de Sassari, iniciada en la temporada 94-95. Además, en los últimos años han entablado una gran amistad con los ultras de la Salernitana y sienten un respeto correspondido por los ultras de Verona.

Existe, en cambio, una profunda rivalidad con los ultras de Legnano, por lo que a menudo se producen enfrentamientos entre los diversos grupos rivales. Grandes adversarios son también los ultras del Novara y los del Varese. Mantienen rivalidades menores con los ultras del Lecco, los del Mantova, los ultras del Pavia, del Casale, los ultras del Pro Vercelli, los de la Alessandria y los ultras del Como.

El Aurora Pro Patria es, por tanto, un club regional con una afición que sigue comportándose como lo hizo en el fugaz periodo en el que se codeó con los grandes clubes italianos. Sigue siendo el gran equipo de Busto Arsizio:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply