Cumbre de la OTAN: ejércitos que se creen invencibles porque desprecian la memoria de los peces – 11 de julio de 2018

3

La OTAN celebra estos días su cumbre bianual. Llega Trump pidiendo dinero para la mayor alianza militar del planeta. Son veintinueve jefes de Estado y de gobierno. Seis mujeres. Más que nunca. La OTAN se feminiza. Está Merkel, que se ha comprometido a llegar al 2% en armas y ejército como reclama el presidente de Estados Unidos. Y se estrena Theresa May, cuyo reino cumple religiosamente con Washington pero al que el primo mayor le pide más para seguir siendo «su socio preferente». También son mujeres las presidentas de Croacia, Lituania y Noruega, que tratan a sus uniformes al gusto del Pentágono; e Islandia, que cuando tuvo ejército era el de Estados Unidos.

La mujer de mayor rango en la OTAN es española. Se llama Carmen Romero y antes fue periodista de Europa Press y la agencia EFE. Romero es vicesecretaria general adjunta de Diplomacia Pública, una forma postmoderna de llamar a la propaganda, guerra hoy de palabras, audios, clips y tuits. Romero afirma que la organización global mejor dotada para la destrucción está dedicada únicamente a la defensa, a evitar el conflicto, y que por eso mismo va a mejorar los ejércitos de países amigos como Túnez, Jordania e Irak, o ampliar la guerra en Afganistán. También que Europa puede ser todo lo soberana que quiera, mientras haga lo que diga la OTAN. Está dicho al diario ABC.

Las letras y las armas se llevan bien desde Cervantes. Don Quijote dejó sentado su fervor pues si bien la guerra tiene sus leyes, «con las armas se defienden las repúblicas» y, sin ellas, «los caminos de mar y tierra estarían sujetos al rigor y a la confusión que trae consigo la guerra el tiempo que dura». El tiempo de Cervantes empezaba a ser de decadencia imperial porque el cielo ya lo había tocado. Por eso quizá apelaba a las armas, incluidas las nuevas de pólvora y estaño que le habían arrancado un brazo. En la tecnología, en el gasto militar de hoy, veía el manco una forma de detener la sangría para que el mundo diese otra vuelta. Y sí. Pero la OTAN se la hicieron a España.

Todos los grandes ejércitos se han creído invencibles en algún momento de su historia. Le pasó al de Alejandro y a las legiones romanas. Ahí están las reliquias para conocer el tamaño de su soberbia. Ahora, frente a Estaca de Bares, provincia de La Coruña, han encontrado los restos de un submarino alemán. El U-966 Gut Holz salió reluciente de los astilleros de Hamburgo en 1942 y ocho meses después se hundió en una batalla con aviones aliados. Lo destruyó su propia tripulación, que se salvó gracias a Franco, neutral. Sargos, julias y cabras llevan disfrutando de su arquitectura submarina desde entonces. Los hombres y las mujeres no sabemos apreciar la memoria de los peces.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este tumblr.

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

3 comentarios

  1. Es completamente falso que exista en ningún tratado de la OTAN una cláusula que obligue a gastar un 2% como mínimo en defensa. Eso es sólo un meme que toda prensa repite sin pensar. Por favor que alguien se moleste en comprobarlo antes de difundir mentiras

    • Las reuniones ministeriales sí tienen carácter bianual, por lo general, y son más frecuentes que las cumbres. Las cumbres sí son más espaciadas, en 2017 hubo una en Bruselas, y un año antes otra en Varsovia en 2016. Así que no serían bienales exactamente.

Leave A Reply