Curva Nord Brescia, Ultras Brescia

0

Club: BRESCIA C.

Ciudad: BRESCIA (Brescia) (188.413 habitantes).

Provincia: BRESCIA (Brescia) (1.247.671 habitantes).

Región: LOMBARDIA (Lombardía) (9.909.348 habitantes).

Brescia (Brèsa en el dialecto de la zona), es la segunda ciudad de la región de la Lombardía por número de habitantes después de Milán, la capital. Se la conoce también como la Leonessa d’Italia, según el apelativo atribuido a Giosuè Carducci, poeta y escritor italiano galardonado con el premio Nobel de Literatura en 1906.

La ciudad está situada en el fondo del Val Trompia. La antigua ciudad de Brixia ha sido un centro regional importante desde tiempos prerromanos y, en la actualidad, la población continúa situada en el centro de la tercera región industrial más grande del país, dedicada a la ingeniería mecánica y automovilística, la industria textil, la alimenticia y la construcción de maquinaria (accesorios de automóvil, medios de transporte, armas, etc.).

El equipo de la ciudad es el Brescia Calcio. Fue fundado en 1911 y, aunque es el equipo italiano que más veces ha participado en la Serie B, ha estado en la máxima categoría del fútbol italiano más de treinta temporadas.

En Brescia, el fútbol se vive con la misma pasión que en el resto del país. Como dijo al final de la Segunda Guerra Mundial el primer ministro inglés Winston Churchill, «los italianos cuando pierden un partido de fútbol es como si perdiesen una guerra y cuando pierden una guerra es como si perdiesen un partido de fútbol». No obstante, y aunque la pasión es común en todo el país, la hinchada del Brescia Calcio en general y sus ultras en particular, son conocidos en toda Italia como gente especialmente orgullosa de su tierra y su equipo. Algo que también sucede con sus grandes adversarios, los ultras de la Atalanta, lo que hace de las aficiones de estos equipos lombardos unas de las más respetadas del país. Los ultras del Brescia, en concreto, destacan por su agresividad y dureza, especialmente en los partidos de casa. Su ubicación tradicional es la Curva Nord del Stadio Mario Rigamonti.

El primer grupo organizado de tifosi leonessi apareció en la década de los 70, con el nombre de 21+ (nombre que derivaba del número de fundadores, todos ellos jóvenes de la ciudad). En 1978 se fundan varios grupos, ya con los ideales ultras totalmente presentes. Entre ellos figuraba el Commando Ultra Curva Nord.

En 1979, sin embargo, se fundó el grupo Ultras Brescia (también conocidos por las siglas U*BS), grupo que unió y guió a todos los grupos de la Curva Nord del Rigamonti durante años, y se hizo apreciar y respetar por el calor que transmitía y su apego a la malla rondinella. No obstante, también se hizo famoso, a lo largo de los años, por ser un grupo con numerosos enfrentamientos con otros grupos ultras y con la policía, tanto con el Brescia como local en el estadio Rigamonti como en las trasferte.

Existen varios ejemplos de estos incidentes: en un partido de 1992 que se celebró en la ciudad de Piacenza, los ultras del Brescia rompieron las puertas de la valla de la grada donde se encontraban, invadieron el terreno de juego y provocaron la suspensión del partido. Al año siguiente, en el derbi lombardo ante la Atalanta, después del robo de una pancarta por parte de los aficionados de Bérgamo, los ultras bresciani protagonizaron violentos enfrentamientos durante todo el día hasta que, ya en el partido, saltaron de nuevo al terreno de juego. El saldo de aquella jornada arrojó numerosos heridos entre los dos grupos de ultras y la policía italiana.

Debido este tipo de sucesos, a la presión de los medios de comunicación italianos y de la propia policía, después del Brescia-Roma de la temporada 94-95, famoso por el apuñalamiento del superintendente adjunto Selmin a manos de los ultras romanistas, los Ultras Brescia deciden disolverse.

Es entonces cuando se genera una división en el seno de los hinchas brescianos y se abre un nuevo escenario en las gradas del Rigamonti: en la Curva Nord se situarán a partir de ese momento el grupo ultra Grupo Paesà (comandando el fondo con una pancarta que rezaba «Brescia 1911» en la valla y otra refiriéndose a la «Mentalità Ultras») y el colectivo Brixia.

En la Curva Sud del Rigamonti permanecerán Brescia Curva Sud y Sezione, estos últimos cerca de la tribuna lateral. En el este quedan Vecchio C.U.C.N. (formado por los más veteranos del extinto Commando Ultra Curva Nord), Muttley Group e Irriducibili Brescia.

Años después, a finales de los años 90 y durante la primera década del nuevo siglo, se formarían otros grupos como por ejemplo Castel Brigata Leonessa (que mantuvo una amistad con los extintos Gaunas Sur del C.D. Logroñés) o Brigata Sballata, mientras en la Norte otros tifosi asumen el nombre de su pancarta principal (Grupo Paesà pasará a denominarse Brescia 1911).

Un hecho que marcaría el devenir de la Curva Nord es el llamado Caso Paolo Scaroni. El 24 de septiembre de 2005, el ultra de Brescia 1911 Paolo Scaroni es golpeado en la cabeza durante un partido Verona-Brescia. Desde entonces, Paolo ha padecido secuelas derivadas del efecto del traumatismo en su sistema nervioso. Los ultras bresciani tienen claro que fue golpeado por los cellerini (los grupos antidisturbios italianos) y piden justicia.

Las autoridades italianas lo niegan, desatando una oleada de solidaridad del resto de grupos ultras de Italia, especialmente de los grupos veroneses y bergamascos (eternos rivales de los brescianos). Los tres grupos se presentan en las puertas de los juzgados en las diferentes vistas que tienen lugar en la ciudad véneta de Verona en relación al caso.

En el año 2011, vuelve la unidad a la Curva Nord. Los grupos Brigata Sballata, Brescia Curva Sud, Brixia, Castel Brigata Leonessa y Sezione, conscientes de lo insostenible de la situación provocada por sus continuos enfrentamientos, deciden agruparse dando origen al grupo Curva Nord Brescia, tratando de sofocar las diferencias internas.

Brescia 1911 decide trasladarse a la parte baja del lateral este, en la Gradinata bassa, precisamente al mismo lugar que, años atrás, habían ocupado otros grupos de ultras veteranos como los Vecchio C.U.C.N.

En el capítulo de los hermanamientos de los ultras de Brescia, destaca su fuerte amistad con los tifosi del A.C. Milan, nacida en los años 80 por la enemistad común que ambas aficiones mantienen con los ultras veroneses y, también, con los ultras interistas. El hermanamiento no se ha visto empañado a lo largo de los últimos años y actualmente permanece vigente.

Entre los adversarios históricos de los leonessi, destacan los eternos rivales de ultras de la Atalanta y, en segundo lugar, los los de Verona. Ambas rivalidades están alimentadas por la cercanía entre estas ciudades (la distancia de Bérgamo a Brescia es de 53 km y tan solo 73 separan esta de Verona).

Aunque también enconada, la rivalidad con otros grupos estaría en un segundo nivel. Es el caso de otras tifoserías con las que los leonessi han tenido enfrentamientos, como los ultras de la Fiorentina, los ultras del Nápoles, los de la Roma y los ultras del Genoa.

Los ultras bresciani se han posicionado históricamente con la derecha italiana, e incluso han acogido importantes contingentes de leghisti (miembros de la Lega Nord, el partido político que pide un mayor autogobierno e incluso la independencia del Norte de Italia). Dicha mentalidad ha influido en la evolución de la hinchada de los leonessi, una de las más calientes del panorama ultra italiano:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply