Curva Nord Matteo Bagnaresi, Ultras Parma

0

Club: PARMA, F.C.

Ciudad: PARMA (Parma) (183.352 habitantes).

Provincia: PARMA (Parma) (413.182 habitantes).

Región: EMILIA-ROMAGNA (Emilia-Romaña) (4.379.348 habitantes).

Parma, situada entre la cordillera de los Apeninos y la llanura del río Po, está partida en dos por un afluente que le da nombre a ella y la provincia de la Emilia-Romaña de la que es capital. Los orígenes del poblamiento son etruscos, si bien a partir del siglo IV a.C. la región había sido ocupada por tribus celtas. Tras la conquista del norte de Italia por los romanos, en el año 183 a.C. Parma se convierte en colonia de la capital, y por su lealtad hacia Roma recibe el título de Augusta Parmensis.

La progresiva crisis del Imperio comienza más tarde a perjudicar a la urbe, sumiéndola en un grave declive económico y demográfico. En el año 377, el emperador Graciano permite la repoblación de Parma pactando con los miembros de una tribu de bárbaros, los Taifali.

Con la llegada de los lombardos en el año 593, Parma se convirtió en un centro militar y administrativo. Más tarde, los francos lograron usurpar el poder a los duques lombardos en el año 879, dándose comienzo a un nuevo periodo de paz y progreso.

En el siglo XII, Parma se convirtió en una ciudad libre. Federico Barbarroja fue derrotado en la batalla de Legnano, en 1174, con lo que la ciudad se unió a la Liga Lombarda, recuperando su autonomía plenamente con la Paz de Constanza.

Al borde de la Edad Moderna fueron de nuevo los franceses y luego los españoles quienes se establecieron en la ciudad, hasta que en 1545 el Papa Pablo III creó el Ducado de Parma, confiando el poder a su hijo ilegítimo Pier Luigi Farnese. La dinastía Farnese mantendrá el gobierno ducal hasta 1731, haciendo de Parma una próspera capital italiana.

A los Farnese les sucedieron los Borbones y, tras las Guerras Napoleónicas y otro periodo de independencia, los Habsburgo, que retuvieron el poder hasta mediados del siglo XIX. Los Borbones intentaron tras ello recuperar el control de la zona, pero para entonces otro tipo de movimiento, la unificación italiana, ya estaba en marcha. En 1860, los ducados de Parma, Piacenza y Guastalla fueron definitivamente anexionados al Reino de Italia.

Medio siglo más tarde, concretamente en 1913, se fundaba el Parma Football Club, principal equipo de la ciudad. Renombrado como Parma, F.C. en 2004 (dejando atrás el A.C. Parma de sus años más exitosos), el club juega actualmente en la Serie B italiana. De hecho, no debutó en la máxima categoría hasta 1990, cuando logró convertirse como uno de los mejores clubes italianos de la década.

El Parma, prácticamente sin historia hasta entonces en la Serie A italiana, siempre ha gozado de gran respaldo en la ciudad y provincia de Parma, a pesar de que la ciudad es una de las capitales del rugby transalpino. Como todo club italiano que se precie, sus seguidores más incondicionales han hecho su hogar de uno de sus fondos, en este caso la Curva Nord del Stadio Ennio Tardini. Esa es la ubicación tradicional de los ultras crociati. Esta es su historia.

En el verano de 1977, un grupo de jóvenes simpatizantes del Parma Calcio deciden embarcarse en un camino diferente al del Centro di Coordinamento. Se inspiran en lo que sucede en otras latitudes italianas, especialmente en las metropolitanas, donde el fenómeno de los ultras ya está presente y vive una rápida evolución.

Quieren construir una nueva organización para apoyar activamente al equipo y conocer a los primeros grupos ultras, más o menos organizados, que vienen a Parma desde otros puntos de la geografía italiana. Desde su identidad parmesana, se ven influidos por la experiencia del Danè, el grupo más activo de hinchas parmesanos de la época, pero quieren ir más allá. Cincuenta chicos deciden encontrarse en la calle Langhirano en la mañana del 3 de agosto.

Allí, en una taberna local, fundan un grupo ultra: una asociación social y radical que será fiel a los colores de la ciudad, que pretende apoyarla y luchar por ella. Su nombre, Boys, tiene cuatro letras que desde entonces serán visibles entre dos estrellas en las pancartas del grupo.

La primera tiene doce metros de largo, es de lona, y luce los colores de Parma: amarillo y azul. La palabra Boys está escrita con caracteres predominantemente azules y cuadrados. Con los años, junto con otras banderas, se organizan grandes coreografías a base de pequeños banderines, aunque en otras ocasiones se realizan tifos pirotécnicos.

En 1982, los Boys establecen un fuerte vínculo con el jugador crociato Massimo Barbuti, el cual es conocido como el «idolo della Nord». Se crea asimismo el nombre C.U.S. (Crusader Ultras Supporters).

El 4 de mayo de 1986, al final de un derbi contra la Reggiana jugado en el Ennio Tardini, la policía carga contra la Curva Nord. Los Boys hieren a veintinueve agentes y los procesos judiciales y ciertas consecuencias derivadas de ellos transforman radicalmente la actitud de los dirigentes de la entidad con respecto al grupo.

Después de muchos años en Serie C y B, el Parma llega a la Serie A el 27 de mayo de 1990, superando a su rival por excelencia en el Tardini, la Reggiana, el equipo de la vecina ciudad de Reggio Emilia. Los Boys, además, capturan la pancarta principal de los ultras granatas, que reza «Ghetto» en grandes letras.

El uso del término Crusader Ultras Supporters (desarrollado a lo largo de los años) y su acrónimo C.U.S. en pancartas y otros materiales del grupo, lleva a muchos a identificarlo (incorrectamente) como sinónimo de Boys. Esta anomalía continúa hasta la temporada 1991-92, cuando el colectivo ultra parmesano decidió limitar drásticamente su uso. Mientras tanto, el fútbol se va transformando poco a poco en el juego moderno que es actualmente. Los Boys son uno de los primeros grupos ultras en Italia que dejan de hacer canciones específicas a sus jugadores y empiezan a posicionarse contra la deriva que está tomando el deporte, a pesar de que el proceso coincide con el mejor Parma de toda la historia. Los ultras del Parma prefieren un equipo más modesto, pero más apegado a la identidad parmesana.

En 1998 se inauguró el local del grupo en la calle Calestani, siendo el primer hogar exclusivo de los Boys en sus primeros veinte años de historia. Esto les permite desarrollar de otro modo muchas de las actividades que se realizaban dentro del grupo. Además, mientras el Parma compite en la Serie A, nacen nuevas rivalidades como la que surge con los ultras de la Juventus y con los ultras de la Roma. Con los ultras juventinos se producen unos famosos enfrentamientos en el propio terreno de juego del Tardini, una vez ha finalizado el partido disputado entre ambos equipos el 6 de enero de 2005.

Los Boys se han caracterizado desde su aparición por apoyar a su equipo cerca y lejos de casa. Para ellos, defender los colores crociati es defender la ciudad de Parma y sus dos estrellas, el símbolo del grupo. También significa mantener su lucha contra el fútbol moderno y defender la fuerza de su hinchada en su estadio ante las invasiones de los grupos ultras rivales.

En 2007, los Boys cumplieron treinta años de vida, convirtiéndose en uno de los grupos ultras italianos más antiguos, logrando además una presencia ininterrumpida en las gradas. A su alrededor han surgido varias asociaciones como el Centro di Coordinamento dei Parma Club, que agrupa a la mayor parte de los clubes crociati (equivalentes a las peñas en España) y la Associazione Petitot.

A pesar de ser un equipo provincial, el Parma tiene muchos simpatizantes en toda Italia. Dentro del Stadio Ennio Tardini como señalamos, los ultras del Parma ocupan la Curva Nord, renombrada por ellos como Curva Nord Matteo Bagnaresi, en honor al ultra perteneciente a los Boys trágicamente fallecido el 30 de marzo de 2008 en la autopista A21 que une Piacenza con Torino, de camino a Turín para presenciar un Juventus – Parma.

En el capítulo de las amistades, los ultras del Parma están hermanados con los ultras de la Sampdoria y con los del Empoli en Italia, aunque a nivel internacional también mantienen buenas relaciones con los ultras del Girondins de Burdeos.

En el pasado ha habido amistades con los ultras del Barletta, los del Cesena, los ultras del Verona y con los del Cagliari, así como buenas relaciones que han terminado en rivalidad con los ultras del Modena y con los ultras del Piacenza (dos equipos también de la provincia de la Emilia-Romagna).

En el capítulo de enemistades de los ultras del Parma, las rivalidades más históricas siempre han sido con los ultras de la Reggiana, en primer lugar, y con los ultras del Bolonia, ambas escuadras emilio-romagnolas. Asimismo, a día de hoy también existe una fuerte rivalidad con los ultras del Genoa y con los los de la Fiorentina. A pesar de la diferencia de categorías y del paso de muchos años sin enfrentarse, han mantenido una fuerte enemistad también con los ultras del Carrarese y del Cremonese.

Desde 2007, la camiseta número 12 del equipo ha sido retirada en homenaje a ella su afición, de la que la Curva Nord del Ennio Tardini es una parte esencial. Allí más que en ningún otro sitio, la hinchada es el jugador número 12 del equipo:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply