Curva Sud Costantino Rozzi, Ultras Ascoli

0

Club: ASCOLI P.F.C. 1898

Ciudad: ASCOLI PICENO (Ascoli Piceno) (50.135 habitantes).

Provincia: ASCOLI PICENO (Ascoli Piceno) (214.132 habitantes).

Región: MARCHE (Marcas) (1.546.155 habitantes).

Ascoli Piceno es una ciudad de la región de Marcas, en Italia, y capital de la provincia del mismo nombre. Situada en la confluencia del río Tronto con el torrente Castellano, su población supera escasamente los cincuenta mil habitantes y está rodeada por casi totalmente por las montañas. Dos parques naturales se encuentran en las cercanías de la ciudad, uno en el flanco noroeste (Parco Nazionale dei Monti Sibillini), y otro en el flanco sur (Parco Nazionale dei Monti della Laga). Ascoli, como casi todas las ciudades italianas, está bien conectada con sus alrededores: el ferrocarril la acerca a la costa Adriática y la ciudad de San Benedetto del Tronto; la carretera a Roma y Porto d’Ascoli.

Los orígenes de la ciudad están rodeados de misterio, pero la presencia humana en la región data de la Edad de Piedra. Según una tradición que se menciona en la literatura antigua Itálica, (lo citan Estrabón, Plinio, Festo) la ciudad fue fundada por un grupo de sabinos, que fueron dirigidos por un pájaro carpintero (il picchio) consagrado a Marte durante una de sus migraciones.

Los sabinos se fusionaron entonces con otros pueblos indígenas, dando lugar a los picenos, y Ascoli se convirtió en el principal centro de la zona gracias a su ubicación en la Vía Salaria. En 299 a.C. el enclave formó una alianza con los romanos contra los etruscos, los samnitas y los galos, y en el 269 a.C. se federó a la República. En el año 91 a.C. se rebeló contra Roma pero, tras un largo asedio, el general romano, Pompeyo Estrabón conquistó la ciudad, matando a los líderes de la revuelta y enviando al exilio a sus habitantes.

Ya en época de Augusto, se convirtió en la capital de la quinta región itálica y más adelante, en el siglo III d.C., se convirtió en provincia autónoma. Tras ello comenzó un declive económico que se intensificó en la Edad Media con las incursiones de los bárbaros. Durante dos siglos estuvo bajo el dominio del Ducado de Spoleto (593-789), un territorio lombardo independiente, hasta que cayó bajo el control de los francos.

En estos siglos, se acentúa el poder de los obispos, incluyendo Conrado II. Con el tiempo, la ciudad se ve arrastrada en varias ocasiones a la lucha por el dominio de la región que mantienen güelfos y los gibelinos. En 1183 la ciudad se encuentra en la denominada comunidad libre, pero sufre un saqueo a manos del ejército imperial de Federico II. Las libertades municipales se ven socavadas por las familias más prominentes, como la del Señor D’Andrea Acquaviva.

Las conquistas llegan entonces desde el sur, cuando el Conde de Carrara toma la ciudad para Ladislao I, rey de Nápoles, que concedió a su soldado el título de Virrey. La lucha finalmente allana el camino para personajes como Jailbird Malatesta o Francesco Sforza, que establece una tiranía derribada en 1482.

Tantas agitaciones durante siglos conducen a la rebelión, las masacres, los saqueos, el bandidaje y la decadencia. Ascoli solo encontró la estabilidad cuando fue anexionada por la primera república romana en 1860 y, posteriormente, al nuevo Reino de Italia.

No obstante, son dignos de mención los acontecimientos de septiembre de 1943, durante la resistencia contra la ocupación alemana de Ascoli, y que le dieron a la ciudad la Medalla de Oro al Valor en 2001. La turbulenta historia de la ciudad también tiene su reflejo en el pleito con Fermo, ciudad vecina y rival, que reclamó una parte de la provincia de Ascoli hasta que obtuvo la capitalidad de una región propia.

El equipo de esta ciudad repleta de historia es el Ascoli Calcio. Actualmente juega en la Serie B bajo el nombre, desde 2014, de Ascoli Picchio, F.C. 1898. De hecho, aunque el club fue fundado en 1898 con el nombre de Candido Augusto Vecchi, el equipo ha cambiado de nombre varias veces desde entonces: Ascoli Vigor (1905), U.S. Ascolana (1921) y A.S. Ascoli (1945)… Finalmente, en 1971, el nombre del club pasa a ser Ascoli Calcio 1898. Acumula dieciséis temporadas en la Serie A, la máxima categoría del fútbol italiano.

Los ultras del Ascoli siempre han sido reconocidos por el resto de grupos ultras italianos como un colectivo muy orgulloso de su ciudad, muy numeroso para el tamaño de Ascoli. También como unos ultras siempre dispuestos al enfrentamiento contra otras aficiones, sin tener en cuenta el nombre y el tamaño del grupo rival.

Los primeros grupos ultras de Ascoli Piceno se forman a principios de los años 70, época esta en la que nace el grupo Falange Bianconera, que en ese momento estaba rodeado de muchos otros grupos ascolanos de menor importancia; el punto de inflexión en lo que respecta a la llamada fiebre tifoidea en la ciudad de Marcas fue 1974, cuando el Ascoli se preparaba para competir por primera vez en el campeonato de la máxima categoría del fútbol italiano.

Dos meses antes del debut de su equipo en la Serie A, y debido entre otros factores al empuje del Presidentissimo bianconero, Costantino Rozzi, los ascolanos construyeron un estadio con una capacidad de más de cuarenta mil espectadores para el debut en el campeonato. A la postre, el proyecto fue un gran éxito, ya que el Ascoli-Torino de la primera jornada liguera fue presenciado por una gran multitud, en lo que fue una verdadera fiesta para toda la ciudad de Ascoli Piceno. Recordemos que esta solo tiene cincuenta mil habitantes, por lo que el mérito de haber llenado un estadio de semejante tamaño es aún más sorprendente.

En esta época se produciría el nacimiento de un nuevo grupo que durante treinta y un años guiaría la Curva Sud del Stadio Del Duca de la ciudad de Ascoli Piceno. Hablamos del nacimiento de Settembre Bianconero, que aglutinó bajo una sola pancarta a todo el resto de grupúsculos ya existentes en la Curva, que decidieron unirse a esta nueva entidad llamada a escribir la gran historia del tifo en Ascoli Piceno.

El nombre de este nuevo grupo de ultras bianconeri fue escogido basándose en el de unas milicias palestinas llamadas Settembre Nero (Septiembre Negro en español), que en aquellos años ocupaban a menudo las páginas de los periódicos de todo el mundo debido a los atentados que cometían en el marco del conflicto palestino-israelí.

Los primeros años de militancia del grupo Settembre Bianconero, sobre todo cuando el Ascoli jugaba como local, se recuerdan por los innumerables incidentes que protagonizaban sus ultras. Fueron especialmente graves los que les enfrentaron a los ultras de la Fiorentina, los del Torino, los ultras de la Roma, con los de la Lazio y los de la Ternana.

Profundamente sentida, desde los comienzos del movimiento ultra en Ascoli, es la rivalidad con los fiorentinos, que se presentaron en los exteriores de la Curva Sud del Stadio Del Duca en su primer viaje a la ciudad de Las Marcas. Muchos viejos ultras ascolanos recuerdan con orgullo todavía hoy aquella jornada en la que sintieron defender con vehemencia la invasión de los ultras viola.

A partir de ese día, la Curva Sud se convertiría en el hogar definitivo de los ultras ascolanos (antes de ese día había ultras bianconeri tanto en Curva Sud, como en la Curva Nord). También a partir de ese año, los desplazamientos de miles de ultras de Ascoli a Florencia, y el de miles de ultras florentinos al Stadio Del Duca se convirtieron en habituales, siendo todos ellos partidos muy calientes.

En la década de los 80, las peleas con ultras visitantes eran una constante habitual en el Del Duca, por lo que los ultras ascolanos adquirieron fama a nivel nacional, estando, por tanto, en el punto de mira de los medios de comunicación y de las autoridades italianas.

Otro grupo ultra histórico del Ascoli fue fundado en el año 1983: se llamaron los Black Warriors y, junto al Settembre Bianconero, se integraron durante muchos años la columna vertebral de los tifosi bianconeri.

En 1987, un joven ultra fiorentino fue acuchillado por los ultras del Ascoli al lado del settore ospiti (la zona visitante) del estadio Del Duca, aunque afortunadamente sobrevivió. A pesar de ello, el incidente más reseñable de la historia del movimiento ultra de Ascoli sucedió en septiembre de 1988. Al terminar un partido contra el Inter de Milán, apoyado por uno de los grupos más respetados de la escena italiana por aquel entonces, los Skins Inter, estos fueron obligados por la policía a salir del Stadio Del Duca montándose en un autobús que, para salir de la ciudad, pasó junto a la Curva Sud ascolana. Esto hizo que los ultras bianconeri atacaran el convoy y que los ultras interistas se bajaran del autobús para defenderse. Comenzó entonces una pelea multitudinaria entre ambas facciones. El resultado final de aquel incidente supuso un duro golpe para los ascolani, porque uno de los líderes del Settembre Bianconero, Reno Filippini, fue golpeado y murió en el hospital después de varias semanas.

Este hecho causó estupor en todo el mundo del fútbol italiano, y también hizo que las más altas esferas de la liga italiana se involucraran para estudiar el fenómeno de las muertes en el fútbol. Como resultado de aquel trágico incidente en Ascoli, nacieron una serie de medidas restrictivas que se activarían para todos los estadios italianos. De conformidad con las autoridades y la policía, debían minimizar el riesgo de enfrentamientos entre ultras, así como controlar la venta de entradas. Además, fueron eliminados los sectores mixtos en todos los estadios italianos.

También a raíz de este incidente, al Settembre Bianconero no se le permitió durante años introducir su propia pancarta en los estadios. En 1994, cuando los Boys hacen su aparición en la escena (grupo ultra del barrio ascolano de Tofare), serán ellos los que vuelvan a portar su pancarta durante diez años en los desplazamientos de los ultras bianconeri a otras ciudades.

En la década de los años 90, los de Ascoli siguen teniendo numerosos incidentes con ultras enemigos, saltando a las noticias de los medios italianos por sus scontri. Destacan los que tienen con los pescaresi, los anconetani, los padovani y con los bolognesi.

En 1999 aparece en la Curva Sud de Ascoli la pancarta de Arditi, un nuevo grupo bastante numeroso y que representaba toda la zona del Alto Piceno. Su aparición coincide con varios partidos contra el Livorno y, dada la oposición ideológica entre ambas aficiones (la del Ascoli de derechas y la del Livorno de izquierdas), sus enfrentamientos se vuelven muy sentidos entre ambos grupos ultra.

En septiembre de 2005, una rama del Settembre Bianconero, decidió romper con el pasado, saliéndose del grupo histórico y formando el grupo Ascoli Piceno Ultras. Este nuevo grupo enseguida demuestra su iniciativa: además de poseer una mentalidad ultra muy marcada, tiene un gran nivel de organización y realiza numerosas coreografías. Es por ello que meses más tarde y después de treinta y un años de apoyo ultra al Ascoli, el Settembre Bianconero decidió hacerse a un lado y dejar su dominio y la centralidad de la Curva Sud al nuevo grupo. Ellos suben hacia la parte superior de la Curva.

A partir de ese momento, los diffidati de la Curva Sud de Ascoli empiezan a crecer considerablemente, sobre todo a partir de las nuevas leyes anti-ultra italianas y unos incidentes con los ultras de la Juventus, y nuevamente, con los ultras del Inter.

A finales de 2006, se disolverá el otro grupo ultra histórico del Ascoli, los Black Warriors. Era una nueva dificultad para la Curva Sud, pero que no hizo más que motivar aún más a los nuevos reclutas ultras de la ciudad de Marcas.

En diciembre de 2013 el histórico Ascoli Calcio 1898 desapareció por bancarrota. Inmediatamente se creó un nuevo club que cogió su testigo: el Ascoli Picchio, F.C. 1898, que comenzó en la Lega Pro Prima Divisione (la antigua Serie C). Inmediatamente, desaparecen los Ascoli Piceno Ultras para dejar paso al nuevo grupo ascolano, los Ultras 1898.

Entre las amistades de los bianconeri, su único hermanamiento oficial es el que mantienen con Ultras Monaco 1994. Tienen una estrecha relación con ellos y una fuerte amistad, que hace que los ultras de los dos equipos a menudo organicen actos conjuntos tanto en el Principado de Mónaco como en la ciudad de Ascoli Piceno.

Asimismo existe una amistad sincera con los ultras de la Reggina (de la ciudad de Reggio Calabria). Con los granate mantienen una buena relación desde hace muchos años. Data de los años 80 y 90, debido al hermanamiento entre Settembre Bianconero y el CUCN de los calabreses. En los últimos años se ha visto reforzada dado el acercamiento del grupo ultra actual del equipo granata, Ultras Reggina 1914.

Hubo también buenas relaciones, ahora olvidadas, con los Granata Korps del Torino (ahora llamados Gruppo Stendardi) y algunos de los miembros de Ascoli Piceno Ultras. También existió una cierta amistad con los ultras de la Lazio, sobre todo en los años 70 y 80 y especialmente entre el grupo de la nord lazial Banda Noantri y el grupo ascolano Black Warriors.

En los años 80, la Curva Sud del Ascoli mantuvo buenas relaciones con los ultras de Verona, pero estas se rompieron en menos de cinco años: de hecho, una parte de la Curva Sud Verona nunca vio con buenos ojos esta relación. Los más contrarios entonaban numerosos cánticos contrarios a los ascolani al grito de terroni (el insulto característico de los italianos del norte, dirigido a los del sur, y que viene a significar algo así como «hombres de la tierra», «paletos» o «aldeanos»).

Siempre hubo buenas relaciones también con los ultras de la Triestina, pero esta amistad se rompió a principios del siglo XXI, por motivos similares a los que provocaron el enfado entre ascolanos y veroneses.

Entre las enemistades históricas de los ultras del Ascoli, la mayor rivalidad de los de las Marcas es con los ultras del Inter de Milán (muy sentida después del asesinato de Filippini en 1988).,A nivel regional, los grandes adversarios son los ultras de la Sambenedettese y con los ultras del Ancona.

El Derbi entre el Ascoli y la Samb es el más encarnizado por razones obvias de proximidad geográfica entre las ciudades de Ascoli Piceno y San Benedetto del Tronto. Separadas por solo treinta y nueve kilómetros, pertenecen a la misma provincia. No obstante, la esta rivalidad natural se ha enfriado con el tiempo porque el partido acumuló dos décadas sin disputarse en el marco de una liga oficial.

Merece la pena señalar que el conflicto histórico entre las dos facciones de la provincia de Ascoli Piceno fue la causa de un episodio trágico en el año 1986, cuando a la salida de un derbi, los dos grupos ultras rivales se enfrentaron. Como resultado de ello, uno de los jóvenes ultras rossoblù (de la Samb) murió por herida de un arma blanca en el abdomen.

También, por motivos la proximidad regional y por la primacía futbolística dentro de la propia región de Marcas, los ascolanos tienen malas relaciones con los ultras del Ancona, en una enemistad que se desarrolló especialmente en los primeros años 90. Otras rivalidades considerables son las que tienen, como señalamos, con los ultras de Verona (como señalamos anteriormente), los ultras del Pescara y los del Livorno, aunque en este caso por cuestiones políticas.

Estos son los ultras del Ascoli, situados tradicionalmente en la Curva Sud del Stadio Del Duca, en la denominada Curva Sud Costantino Rozzi:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply