Curva Sud Milano, Ultras Milan

0

Club: A.C. MILAN

Ciudad: MILANO (Milán) (1.345.890 habitantes).

Provincia: MILANO (Milán) (3.170.597 habitantes).

Región: LOMBARDIA (Lombardía) (9.909.348 habitantes).

El tifo futbolero no organizado en Italia, como fenómeno social y cultural, nace en los años 20 con la difusión en toda la Península del fútbol de competición. En la ciudad de Milán, supuso el comienzo de una rivalidad histórica.

De una parte los Casciavit, y de otra los Baùscia. Los rossoneri del A.C. Milan, eran los representantes del Milán proletario, el Milán que hacía trabajos manuales basados en la fuerza. Acostumbrados a usar el destornillador como instrumento (Casciavit en el dialecto propio de la ciudad y de la provincia de Milán), pronto su herramienta se convierte en su apelativo.

Los neroazzurri del Inter eran en su mayoría ciudadanos de clase media: eran los empresarios milaneses a los que muchos se referían como baùscia, un vocablo que define irónicamente un tipo de pequeño empresario, egocéntrico, poco dado a la innovación, y que odia pedir consejo a otras personas.

Esta clasificación terminológica entre los dos tipos de tifosi muere al final de los años 70, con la reconfiguración de la realidad socioeconómica de Italia en general y de la Lombardía en particular. Solo queda ya como recuerdo burlón en las dos Curvas (Nord y Sud) de San Siro, para referirse a los eternos rivales en pancartas y coreografías.

Son solo los ultras del Milán y sus eternos enemigos, los ultras del Inter, los que de vez en cuando recurren a esos términos para menospreciar a sus rivales. En el fondo sur de San Siro han establecido su hogar los ultras rossoneri (rojinegros, en italiano). Los ultras del A.C. Milan.

El tifo más enraizado, más caliente y apasionado que apoya a este histórico club, tanto en casa como en sus desplazamientos, proviene de la Curva Sud Milano, que desde hace décadas (desde que nació en Italia el sistema del tifo organizado) sigue constantemente al equipo, también en los momentos difíciles.

Ser un ultra, para los tifosi de la Curva Sud, simboliza una forma de vida que impone el esfuerzo y el sacrificio de cada uno, por la gran pasión rossonera común: determinación y constancia son los atributos de la Curva milanista, porque su pasión cada domingo (martes o miércoles), es cantar por el Milán.

La Curva Sud Milano es, para muchos ultras italianos, una de las tres más bellas de Italia, tanto por el tifo vocal, como por sus coreografías y la organización que caracteriza a los ultras milanistas. Para los rossoneri, el secreto de la Curva Sud Milano es simple, pero eficaz, y resume en un lema concreto: «se trata de la tifosería que va al estadio a apoyar al propio equipo y a defender a la propia ciudad; es la Curva que en cada partido, aporta el calor necesario de forma altruista: es gracias a esta Curva que el A.C. Milan, en su historia, ha vencido tanto y en cada desplazamiento nunca se ha sentido solo».

Dentro de los grupos ultras históricos rossoneri encontramos tres grupos principales; la Fossa dei Leoni, las Brigate Rossonere y los Commandos Tigre. También han tenido (o tienen) su importancia otros grupos como la Alternativa Rossonera, los Guerrieri Ultras o el Gruppo Veleno. Existen también otros colectivos más pequeños en la historia de la Curva Sud Milano, como por ejemplo Panthers, Boys Assatanati, Gruppo Nervùs, Gruppo The Bull Dog, Gruppo Avanguardia, Gruppo Barbera, Gruppo Zava, RAMS, etc.

La Fossa dei Leoni ha sido el grupo organizado más histórico del Milan. Fue fundado en 1968 y pasa por ser el primer grupo ultra nacido en Italia, según la versión de los propios rossoneri (este honor, en cualquier caso, se lo disputan con los Ultras Granata del Torino, F.C. y con los Ultras Tito de la U.C. Sampdoria).

Nació cuando un grupo de jóvenes empezaron a reunirse en la rampa nº 18 de los sectores populares del estadio de San Siro, vistiendo, todos ellos, camisetas del Milan, y portando banderas y bolsas de confeti. El nombre del grupo fue elegido inspirándose en el apodo dado a un antiguo campo del A.C. Milan.

Además, la ubicación del grupo dentro de la curva, encima de la entrada popular, daba la sensación de estar en un pozo, o jaula, de leones. En 1972, dejan la rampa nº 18 y se mudan a la recta del lateral. En el mismo año, se concibe el que será su famoso himno, extraído de la película L’ armata Brancaleone del año 1966, dirigida por Mario Monicelli.

En aquellos años era habitual que en muchas curvas los grupos se identificaran con alguna de las distintas ideologías políticas que existían. La Fossa dei Leoni se identificó con la izquierda y sus miembros comenzaron a llevar siempre con ellos una enorme bandera del Che Guevara. Con el paso de los años, la Fossa dei Leoni se convirtió en un modelo para muchos grupos ultras italianos, entrando, además, en la historia del cine italiano gracias a la interpretación que hizo el actor Diego Abatantuono, el ras della Fossa, en la película de 1982 Eccezzziunale…. veramente.

La Fossa dei Leoni se disolvió el 17 de noviembre de 2005 a raíz de una controversia relacionada con el robo de una pancarta rossonera tras un Milan-Juventus, el 29 de octubre de 2005. La decisión de los líderes de la Fossa de poner fin a la historia del grupo, se produjo dentro de un contexto de amenazas y ataques entre ultras, en los que la Fossa fue acusada, por otros grupos ultras, de haber solicitado la mediación de la Digos (una división de la policía italiana encargada de los espectáculos públicos) para obtener la devolución de la pancarta robada. Un comportamiento inaceptable de acuerdo con la lógica ultra.

Esta acusación, sin embargo, nunca se ha llegado a demostrar y, según otras versiones, la disolución del grupo se debió a cuestiones de naturaleza política (la Fossa dei Leoni tenía conflictos regulares con otros grupos ultras rossoneri de derechas, como por ejemplo las Brigate Rossonere) y económica (por el control de la gestión de la compra de entradas, merchandising y la organización de los viajes siguiendo al equipo).

Después de varios intentos de refundación, nació poco después de la disolución (el 31 de diciembre de 2005) el grupo Guerrieri Ultras Curva Sud Milano en el cual confluyen algunos exmiembros de la histórica Fossa dei Leoni.

Otro de los tres grupos históricos de la Sud milanista son los Commandos Tigre. Nacidos en 1967 de la unión de otros colectivos de tifosi (Commandos Clan y Fedelissimi), los Commandos Tigre se colocan, hasta 1985, en el Distinti Nord (actual primer anillo verde de la Curva Nord). En 1985, se trasladan al primer anillo de la Curva Sud para formar, con la Fossa dei Leoni y las Brigate Rossonere, la tríada Commandos-Fossa-Brigate que por treinta años guiará la Curva Sud milanista.

Viven el período de mayor crecimiento en el número de socios (alrededor de dos mil miembros) en la década del Milan de Arrigo Sacchi y Fabio Capello. Actualmente, cuentan con varios cientos de miembros contando con secciones numerosas en Turín, Brianza y Toscolano Maderno (una pequeña localidad de la provincia lombarda de Brescia).

A día de hoy, siguen siendo reconocibles por los innumerables estandartes con el dibujo del tigre que portan, y por las banderas con el símbolo CT, con sus inconfundibles caracteres rúnicos cruzados. Recientemente, han llegado a los cuarenta años de actividad, estando unidos en el primer anillo a los grupos RAMS (fundado en 1984), Fanatic (nacidos en la temporada 2008-2009), y los Squadraccia (o SQ, nacido en la Curva Sud a finales de los años 80 y mudado a los pocos años al primer anillo azul).

Como resultado de las nuevas normas italianas relativas a la introducción de pancartas en los estadios, la pancarta histórica de Commandos Tigre no está expuesta y en su lugar se cuelgan varias banderas con el dibujo del tradicional tigre, que siempre ha aparecido en su material, y las no menos habituales iniciales CT.

El tercero de los grupos ultras históricos del A.C. Milan son las Brigate Rossonere (BRN), que nacen en los años 60. En su creación participó Antonio Negri (filósofo y político del Partido Radical en los años 80), que promovió la unión de dos grupos que existían anteriormente, los Cava del Demonio (Mina del diablo, en italiano) y los Ultras. Junto con la Fossa dei Leoni y los Commandos Tigre, han formado la columna vertebral de la Curva Sud rossonera.

La primera vez que la pancarta de las Brigate fue colgada en San Siro fue el 19 de octubre de 1975, durante un Bolonia-Milán. En el curso de su historia, las Brigate han seguido al Milan en todos los partidos de Liga, Copa de Italia, Copa de Europa, Copa de la UEFA y el resto de las competiciones en las que ha participado el club rossonero, destacando los desplazamientos a campos rivales como una de las señas de identidad del grupo.

En 1995, se produce un hecho que provocaría su mayor crisis: las Brigate Rossonere estuvieron envueltas en un triste suceso que ocurrió en los alrededores del estadio de Marassi, en Génova, horas antes de un Genoa, C.F.C.-A.C. Milan. En un enfrentamiento con ultras del Genoa, un joven genoano fue apuñalado en el abdomen por un miembro de un grupúsculo de ultras del Milan (militaban en las BRN) que llegó a la ciudad de la Liguria de forma independiente a la del resto de grupos ultras de la Curva Sud milanista. Más tarde, este grupo fue expulsado de las Brigate Rossonere. La directiva del grupo, como consecuencia de estos hechos, dimitió, salvando con ello a las Brigate de una disolución segura.

El 19 de octubre de 2005 celebraron su trigésimo aniversario en San Siro en un partido de Copa de Europa contra el PSV Ehindoven holandés, publicando para la ocasión un DVD conmemorativo. Hoy en día, a pesar de que la Curva Sud se encuentra unificada bajo una sola pancarta y no se cuelga la pancarta histórica de las Brigate Rossonere, los miembros de las BRN son los líderes de la Curva Sud Milano.

Otros grupos más pequeños han poblado, en cualquier caso, la Curva milanista. El grupo Alternativa Rossonera (ARN) fue el grupo más joven de la Curva Sud. Fundados el 6 de julio de 1994, con el paso de los años se puso de relieve su protagonismo, cada vez más decisivo dentro de la Curva, aportando color, iniciativa y presencia, a pesar de haber nacido en un momento de crisis para todos los ultras de la Liga Italiana.

Su nombre deriva de la concepción de la propia mentalidad del grupo, que se encontraba a medio camino entre la visión de los Milan Clubes (la que tienen las peñas en España) y la de los grupos ultras más extremos. Gozaba de numerosas secciones por toda Italia pero, en noviembre de 2008 y debido a problemas internos del grupo, Alternativa Rossonera dejó de formar parte de la Curva Sud en el anillo superior. En la temporada 2009-2010, el grupo se trasladó al segundo anillo verde de San Siro y en marzo de 2011 desaparecieron de esta última ubicación.

El Gruppo Veleno, por su parte, fue fundado en 1999 por un grupo de jóvenes procedentes de la zona norte de Milán y de la ciudad de Brianza (vecina a Milán). Formaban parte de Brigate Rossonere antes de crear el Gruppo Veleno y permanecieron siempre junto a su grupo de origen en los partidos de casa, aunque viajaban junto a los Commandos Tigre en las trasferte fuera de casa. Después de unos seis años de militancia asidua y presencia regular en el segundo anillo azul de la Curva Sud, el grupo se disolvió por razones políticas. Algunos de los exmiembros del Gruppo Veleno (alrededor de cincuenta) decidieron formar parte de los Commandos Tigre, grupo en el cual siguen en la actualidad.

Como decíamos anteriormente, en el año 2005 se fundan además los Guerrieri Ultras Curva Sud Milano por parte de algunos exmilitantes de la Fossa dei Leoni. La idea es que se tenga en cuenta a los viejos ultras, y que reine la paz y el acuerdo con el resto de los grupos ultras de la Curva que con tal malos ojos veían los últimos acontecimientos de los compases finales de la Fossa.

Los Guerrieri Ultras han llenado el vacío a la izquierda de la Curva Sud. Al igual que otros grupos ultras italianos, los Guerrieri Ultras no se distinguen por tener, ni mostrar, ninguna ideología política. Su lema no deja lugar a dudas: «Nè rossi (ni rojos, en alusión al comunismo), nè neri (ni negros, refiriéndose al fascismo), ma solo rossoneri». Actualmente, es un grupo independiente que tiene como único propósito animar y luchar por una sola causa: el Milan.

Desde el año 2010 y hasta la actualidad, la mayoría de los grupos existentes del A.C. Milan se unieron bajo el único nombre de Curva Sud Milano, agrupación con sede en Sesto San Giovanni, ciudad de la provincia de Milán al noreste de la capital. Está compuesta por secciones de la antigua Brigate Rossonere (BRN) como, por ejemplo, las de Torino, Toscana, Emilia-Romagna, Nordest, Quarto, Varese, Sondrio, Roma, etc., a los que se unieron otros grupos ultras rossoneri del anillo superior de la Curva.

La pancarta del grupo Curva Sud Milano ocupa el frontal principal de la Curva Sud de San Siro, y está flanqueada por otras de subgrupos de la Curva como son Estremi Rimedi, Vecchia Maniera, Ultras 1976, Ragazzi del 99 o MCF 211. La evolución del tifo milanista, por tanto, no se detiene; pero, independientemente de lo que les depare el futuro, los ultras rossoneri pueden mirar como pocos hacia su propio pasado, que es el de una de las curvas más importantes de toda Italia:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply