El seriéfilo: resumen del 2014

7

Pues ya está, c’est fini: empaquetado, sellado,  muerto y enterrado. Un año más (un año menos) y a otra cosa. Mariposa. Pero antes… toca hacer balance del 2014. Odio los rankings, pero como este es mío, lo odio un poco menos. Más que como fría lista de clasificación, que sirva como somero repaso a lo que fue este año seriéfilo, en mi humilde opinión. Han sido mil doscientos cuarenta y dos episodios, de ciento once series diferentes. Vamos allá:

Happy Valley

Miniseries

  1. Happy Valley
  2. Honourable Woman
  3. Klondike

Aunque están en la categoría de miniseries, cualquiera de las dos primeras se podría haber acomodado en la lista de mejores series del año (en general) sin despeinarse. Dos obras maestras de la inagotable cantera inglesa que nos vuelven a demostrar que no hace falta un presupuesto desorbitado para parir buenas series.

El fin de la comedia

Comedia

  1. El fin de la comedia
  2. Louie
  3. Silicon Valley

Ya que no soy un gran seguidor del género, lo pongo en un epígrafe aparte. Puede que me quede un poco corto mencionando solo tres, pero son las que más me llamaron la atención de las pocas que he visto, todo sea dicho. De cualquier forma, aunque no sea un apasionado de la carcajada en formato serie, tendría que estar ciego y sordo para no apreciar el enorme trabajo y la calidad que derrocha El fin de la comedia (Comedy Central). Cierto es que bebe directamente de la americana Louie (FX) y que sus influencias son claras y evidentes, pero no es menos cierto que, partiendo de esa base, consigue realizar un divertimento único y lleno de matices tragicómicos que, quizás por la cercanía, conecta mejor con el espectador nacional. Todo ello adaptando las situaciones al genial personaje de Ignatius Farray, al que la serie le sienta como un guante. No la puedo imaginar con otro protagonista. Al igual que ocurría con las dos miniseries anteriores, podría entrar en la lista de mejores series del año sin ningún género de duda.

The 100

Sci-Fi/Fantasía

  1. Los 100
  2. The Flash
  3. Gotham
  4. Extant
  5. Agents of S.H.I.E.L.D.

Dedico un apartado a ciencia ficción, fantasía, superhéroes y demás anomalías, justamente por lo contrario que a la comedia. En este caso, me gustan tanto este tipo de series que prefiero poner mis favoritas aparte, pues soy consciente de que es un género bastante especial que no gusta a todo el mundo. La serie que más me ha sorprendido, sobre todo por la forma en que se desarrolla la historia, es Los 100 (CW), que no puedo evitar ver como la serie postapocalíptica que J.J. Abrams debería haber hecho en vez de la fallida Revolution (NBC). Con algunos guiños para el público más adolescente (repleta de personajes guaperas, fornidos y con unos protagonistas omnipotentes que ríete tú de MacGyver), nos presenta una entretenida historia con giros, dilemas y situaciones muy por encima de la media del típico producto para consumo juvenil. Lo mismo ocurre con The Flash (CW), que con una fórmula similar a la de Arrow (CW), aunque con matices (un tono menos oscuro y más despreocupado que el de nuestro amigo de verde), consigue darnos a los amantes de los superhéroes una ración extra de entretenimiento. Con Gotham (Fox) ocurre algo totalmente distinto: sé que me va a gustar pero todavía está en proceso de construcción, creando lentamente un universo propio y dando una mayor dimensión a los personajes de lo que suele ser habitual en este tipo de series. Esperemos que esta cocción a fuego lento no sea tan pausada como para aburrirnos en el proceso. Yo, por ahora, resisto expectante.

Bad Teacher

Lo peor del 2014

  1. Bad Teacher
  2. Intelligence
  3. Red Band Society
  4. Under the Dome 
  5. The Following 
  6. The Librarians
  7. True Blood 
  8. Gracepoint
  9. Outlander
  10. The Affair

Aclarar que esta lista es inversa: cuando más abajo esté una serie, mejor. Con las peores series suele haber más polémica que con las mejores, así que vuelvo a recalcar que esto es una simple opinión personal. Aun así, escaso debate presentan las dos primeras, canceladas tras unos pocos capítulos: son un despropósito. Y eso que Intelligence (CBS) tenía el aliciente de ver de nuevo frente a las cámaras a Josh Holloway (el Sawyer de Perdidos), pero ni por esas. Red Band Society (Fox) se presentaba como un remake de la catalana Polseres vermelles (TV3). No he tenido el gusto de ver la serie original, pero espero que tenga poco o nada que ver con este empalagoso e intranscendente drama.

Por otra parte, que series como Under the Dome (CBS) y The Following (Fox) se sigan renovando es otra de las razones por las que he perdido la fe en la raza humana. Al menos, la lamentable temporada de True Blood (HBO) ha sido la última, también para unos guionistas que ya llevaban de vacaciones mucho tiempo antes de que la serie llegase a su fin. También incluyo entre lo peor del año Gracepoint (Fox), que también podría llamarse «cómo no se debe hacer un remake», porque es casi imposible partir de una serie tan buena como Broadchurch (ITV) y parir semejante bodrio. Un caso digno de estudio.

Mis dos últimos dardos van para dos series con bastantes buenas críticas y a las que yo no les veo nada. Pueden estar muy cuidadas, muy bien ambientadas, excepcionalmente interpretadas y fabulosamente producidas, pero cuando lo que cuentan no tiene ningún interés, ya pueden ponerse como quieran, que no. Es como pedir una tarta de chocolate de postre y que te la traigan de queso cabrales (sí, me encanta el chocolate y odio el queso, qué pasa). Puede estar muy rica, bien hecha y mejor presentada, e incluso la camarera puede ser muy agradable y el sitio ser lo más chic de la ciudad, que no me va a gustar. Y punto.

Fargo

Series nóveles 2014

  1. Fargo
  2. True Detective
  3. The Knick
  4. The Leftovers
  5. Gomorra
  6. Transparent
  7. Halt and Catch Fire
  8. Manhattan
  9. Penny Dreadful
  10. Kingdom

Entran pisando fuerte un montón de nuevas series que estoy seguro nos proporcionarán ratos y ratos de diversión. Me parece justo separar los nuevos estrenos de las series que ya estaban en pantalla porque creo que inconscientemente no se valora estas producciones de la misma forma: en el caso de las veteranas, es inevitable que nos dejemos influenciar por las anteriores temporadas, para bien o para mal, y por eso la comparación con las debutantes, ya de por sí subjetiva, se hace mucho más desigual.

Allá por enero de 2014 tuvo lugar el primer gran evento seriéfilo del año, el estreno de True Detective (HBO), con sus espectaculares panorámicas aéreas, sus increíbles diálogos y, sobre todo, con el personaje de Rust Cohle (Matthew McConaughey). Ocho capítulos después, en marzo, la primera temporada llegó a su fin y creí sinceramente que sería imposible ver algo mejor en lo que restaba de año. Pero entonces apareció Fargo (FX) para demostrar que estaba equivocado (como siempre): una fantástica historia con personajes inolvidables y situaciones tan surrealistas como entrañables y cinematográficas fueron los principales culpables de su elevación hasta los altares televisivos. No sé cuál de las dos es mejor. Si tuviese rehacer la lista dentro de un mes puede que cambiase el orden, o no. Lo que tengo claro es que ambas fueron las series debutantes top del año, y tampoco tengo ninguna duda de que el tercer puesto es indiscutiblemente para The Knick (Cinemax) y para Clive Owen, que hace una interpretación acertadísima del cirujano de principios del siglo XX John Thackery. La dirección, a cargo de Steven Soderbergh, es igualmente portentosa.

The Killing

Las veteranas 2014

  1. The Killing 
  2. Homeland 
  3. Juego de Tronos 
  4. Orange is the New Black 
  5. Ray Donovan 
  6. Hell on Wheels 
  7. The Americans 
  8. Vikings 
  9. Boardwalk Empire
  10. The Good Wife 

The Killing (Netflix) siempre ha sido una de mis series fetiches. Todavía no he visto la serie danesa Forbrydelsen (DR1) de la que su primera temporada es un remake, pero está claro que a pesar de serlo, la versión americana tiene identidad suficiente como para brillar con luz propia. El final de su tercera temporada había sido tan brusco que esta última entrega, aunque solo consta de seis capítulos, ha sabido a gloria. En 2014 la producción distribuida a través de Netflix ha sabido entrelazar inteligentemente dos casos y ha logrado cerrar la trama de una forma más que satisfactoria. También muy meritoria ha sido la cuarta temporada de Homeland (Showtime), que se ha reinventado y ha crecido hasta alcanzar unos niveles de calidad que no se veían desde la primera temporada. Acción, suspense, espionaje y tensión es el cóctel que nos han preparado para vivir doce capítulos trepidantes (eso sí, el último es un poco aburrido).

En cuanto al fenómeno de masas, nos puede gustar más o menos que la anterior temporada (o podemos creer que la primera es la mejor de todas), pero Juego de Tronos siempre raya a un nivel muy superior a la media. Lo que pasa con esta serie es que es muy fácil acostumbrarse a la excelencia y más fácil aún criticarla. A su manera, también se reinventa Orange is the New Black (Netflix), en la que Piper da un paso a un lado para dejar que el protagonismo recaiga esta vez sobre el resto de reclusas, intercalando los avatares de la cárcel con las historias personales que acabaron dando con sus huesos entre rejas. Temporada muy emotiva con un final a la altura que nos deja con ganas de más.

Hell on WheelsAprovecho la ocasión para reivindicar por un lado Ray Donovan (Showtime), que demuestra que no fue flor de un día y que mantiene el tipo y el interés; y también Hell on Wheels (AMC), serie de la que se habla poco pero que a lo largo de sus cuatro temporadas ha mantenido una coherencia en la historia, una evolución de personajes y una solidez narrativa como pocas. Lo mismo ocurre con The Americans (FX), serie muy sólida y muy bien ambientada en los EE. UU. de la Guerra Fría, que nos pone en la piel de un matrimonio de espías soviéticos en suelo norteamericano. Vikings (History Channel) sigue a lo suyo, dejando en lo más alto a Ragnar Lothbrok, aspirando cada vez a cotas mayores. Y los dos últimos puestos son para dos clásicos: Boardwalk Empire (HBO) que nos abandona para siempre y, aunque no ha sido su mejor temporada (tampoco disponía de muchos episodios para enredar), merece sobradamente este homenaje; y mi queridísimamente odiada The Good Wife (CBS), que con el piloto automático puesto sigue proveyéndonos de capítulos con guiones asquerosamente perfectos.

Y, listas aparte, aprovecho para darle un tirón de orejas a The Walking Dead (AMC) que sigue su desesperante política de servirnos un capítulo bueno por cada tres o cuatro episodios mediocres. Al final, supongo que les acabará pasando factura. Que los zombis tienen tirón, pero al público hay que cuidarlo. Algo parecido me sucede con Girls (HBO). Quiero anunciar públicamente mi total incomprensión a los elogios que acumula año tras año. Quizás en su primera temporada podría resultar una comedia original, pero tras tres temporadas me parece una serie sandbox (si me permiten un símil traído del mundo de los videojuegos) que repite la fórmula una y otra vez sin ningún criterio. También puede ser que mi sentido de humor sea muy refinado. Qué le voy a hacer, si ver a la Dunham meando en un apeadero, al lado de la vía del tren, no me hace gracia.

Sons of AnarchyTampoco podemos despedir el año sin hacer referencia a otra serie que nos abandona tras siete temporadas: Hijos de la anarquía (FX). Y lo hace con una sensación agridulce ya que, si bien en el cómputo global es una serie de notable alto, la última temporada es algo irregular y, especialmente, el último episodio no fue tan bueno como esperaba, toda vez que el final de la anterior serie de su creador Kurt Sutter, The Shield (FX), fue apoteósico. En la comparación global entre las dos, Hijos de la anarquía queda bastante por debajo de su predecesora, aunque es de justicia reconocer que The Shield es una serie sobresaliente, que se me colaría fácilmente entre las diez mejores de la historia sin ninguna duda.

Y para acabar el año con una buena nueva, casi a final de año se estrenó el episodio especial de Navidad de Black Mirror que me ha parecido buenísimo, manteniendo el espíritu de la serie y acoplando perfectamente dos historias con identidad propia en el mismo capítulo. Las tramas se acoplan sin rechinar en ningún momento, a través de la interpretación magistral de Jon Hamm y la aparición de mi venerada Oona Chaplin. Estuve tentado de ponerlo entre las mejores series, pero al ser un solo capítulo me pareció mejor tratarlo en un aparte, fuera de categoría.

Sin más, cruzo los dedos para que el 2015 nos depare un año seriéfilo igual o mejor que el que ahora despedimos. Los mimbres, desde luego, están puestos.

El seriéfilo

El seriéfilo

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.
El seriéfilo

Latest posts by El seriéfilo (see all)

About Author

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.

7 comentarios

  1. Una corrección: Kurt Sutter creo que escribió algún capítulo de The Shield, pero su creador era Shawn Ryan.

    Por lo demás buen artículo. Bastante subjetivo, pero por definición estas listas siempre lo son.

    • La apreciación es correcta sirxevi. Quizás me exprese mal ya que mi intención era hacer referencia a la serie en la que había trabajado anteriormente (The Shield) cuyo creador, como bien apuntas, es Shawn Ryan. El papel de Kurt Sutter en The Shield va mas allá de escribir algún capítulo, ya que a partir de la tercera temporada se incorpora al equipo de producción, llegando a ser productor ejecutivo de la sexta y séptima temporada, siendo quizás la persona mas relevante del proyecto tras Shawn Ryan. La influencia de The Shield en Sons of Anarchy las encuentro bastantes claras y por eso establezco la comparación.
      Muchas gracias por tu comentario 🙂

  2. Gran artículo, muy interesante, igual q los anteriores, pero… ¿No hay nada en la parrilla española merecedora de mentar? O en la francesa, italiana o alemana, en toda Hispanoamérica tampoco? Y no lo digo por criticar sin más, gracias a estos artículistas decido que veré, que merece la pena ver. Pero es que no hay nada después de uk y usa?

  3. Muchas gracias por comentar Fer; es cierto que existen buenas series en otros países, pero debido a su menor repercusión, solo se llegan a conocer aquellas que destacan mucho. En mi caso sigo mas de veinte series semanales y tengo que descartar muchas porque la oferta es casi infinita; lamentablemente, la mayoría de las veces,debido a no poder ver todas las series que uno quiere, se tiende a elegir series de las que tienes alguna información o has visto algún teaser para no ir completamente a ciegas, dejando un poco de lado series de países que, al no tener tanta publicidad, no se tiene referencias. Aún así, he visto series muy buenas que no son ni inglesas ni yankees, por lo que me comprometo a hacer un especial sobre series de otros países que merecen la pena ser vistas. El caso español es un poco distinto, por lo que me comprometo también a escribir un articulo sobre mi opinión al respecto. Un saludo 🙂

  4. El seriéfilo on

    Muy buen gusto Maria Jesús, Sherlock es una gran serie, pero debido a su corta duración (solo tres episodios) y al no tratarse estrictamente de una mini-serie, decidí dejarla fuera. Aún así, su tercera temporada no considero que haya sido la mejor (aunque sigue siendo muy superior a la media).

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies