Músicas desapercibidas: Scherza infida de G. F. Händel

0

Cada vez que se produce un hallazgo arqueológico importante siempre pienso en la cantidad de material que aún hay enterrado bajo nuestros pies y no conocemos, ni conoceremos. Y me apena. Con la música ocurre de forma similar. Sin embargo, cada cierto tiempo y desde hace varias décadas, la labor de musicólogos, intérpretes y grupos de investigación hace sacar a la luz, como si de unas antiguas ruinas se tratara, partituras olvidadas que vuelven a cobrar vida y enriquecen el patrimonio cultural y el espíritu de quien las conoce y disfruta.

El aria Scherza infida de Händel es un vivo ejemplo de ello. Forma parte de la ópera Ariodante, que tras once representaciones cayó en el olvido durante más de doscientos años, hasta que en la década de los sesenta del pasado siglo fue rescatada gracias a una reedición de la partitura. Se trata de diez minutos sublimes en los que el canto realiza una espectacular exhibición de virtuosismo contenido, acompañado por una instrumentación sólida, solemne y eficaz.

Representacion Ariodante

La ópera

Ariodante se estrenó en 1735 en el teatro Covent Garden de Londres, actualmente conocido como Royal Opera House. Ya en el momento del estreno el éxito fue cuestionable, más por razones políticas y sociológicas que por causas artísticas. A pesar de contar con el apoyo explícito del Rey, la clase media londinense no se veía muy motivada por espectáculos cuya letra era en un idioma extranjero, como el italiano, algo que por contra sí era del agrado de la nobleza, que era el público al que mayoritariamente iban dirigidos esta clase de espectáculos. El tema es que justo en estos años, la nobleza inglesa se hallaba dividida. El Príncipe de Gales y un sector nobiliario antigermánico manifestaban su oposición a la corte germana (Jorge I, de origen alemán, era en aquel momento el Rey de Inglaterra e Irlanda) y atacaban a su compositor fetiche (de origen similar) apoyando a la compañía de ópera rival, la Opera of Nobility. Esta, además, presumía de tener entre su elenco a lo más granado de los castrati del momento, Senesino y Farinelli (sí, el de la película).

Jorge I y Handel por HammanSi bien lo irregular de Händel a la hora de publicar óperas era un reflejo de las incidencias entre las diferentes compañías de ópera londinenses, no decaía sin embargo la calidad de las mismas. Händel se mantuvo como el principal compositor de su época en Inglaterra y vivió el éxito que se granjeó con un trabajo incesante hasta sus últimos días en los que, incapaz ya de escribir la música que tenía en su cabeza y sumido en la ceguera, la dictaba. Aunque había nacido y había sido criado en Alemania, vivió durante un tiempo en Italia y finalmente en Inglaterra, donde fue nacionalizado y enterrado con honores de Estado en la abadía de Westminster. Su música se vio influenciada por ese periplo vital, siendo una característica esencial de su trabajo la mezcla de elementos italianos, franceses, alemanes e ingleses.

Ariodante, pertenece a lo que se denomina ópera seria. El libreto, basado en parte del poema épico caballeresco Orlando Furioso de Ludovico Ariosto, fue escrito por Antonio Salvi, al que Händel conoció en 1706 durante su estancia en Florencia a raíz de una invitación de la familia Medici, y con el cual mantuvo un fuerte vínculo profesional y personal.

Partitura Scherza Infida

El aria

En concreto, el fragmento que nos ocupa, Scherza infida, trata del sufrimiento interno del protagonista al creerse engañado por su amor, Ginevra. Como buen músico del Barroco, Händel sigue la doctrina de los afectos: refleja y potencia, a través de diferentes recursos musicales (tempos, tensiones armónicas, repeticiones temáticas, dinámicas de intensidad, líneas melódicas, etc…), la aflicción que atormenta a Ariodante.

Comienza la orquesta, anticipando la melodía del canto y pasa seguidamente a un colchón solemne y ostinato que va creciendo poco a poco en intensidad, mientras el fagot se luce con una frase bellísima que precede a la intervención del cantante (el papel estaba destinado a castrato o, en caso de ser interpretado por una mujer travestida, a mezzosoprano). Dentro de las múltiples influencias italianas de este fragmento, la línea del canto está enmarcada en el estilo bel canto (la música no está tan subordinada a la letra, sino que se coordina con ella, con aparente simpleza y una fluidez alejada de virtuosismos exuberantes y ostentosos). La pena y la estupefacción ante lo que Ariodante cree que es una infidelidad, dan paso al enfado y la ira (contenida). Según avanza la pieza, crece una intensidad dramática que choca con elocuentes silencios y pequeños interludios instrumentales que no hacen sino dar al escuchante el tiempo justo para empatizar con el personaje y sumergirse enteramente en esta obra de arte.

Ríe infiel en brazos de tu amante,
traicionado me arrojaré a los brazos de la muerte,
pero a cortar el indigno lazo,
como sombra triste, como espíritu desnudo,
volveré.

La instrumentación no es muy abundante, aún no hemos llegado a los tiempos de la gran orquesta sinfónica como tal. Sigue estando presente el clave o algún instrumento de cuerda pulsada como la tiorba o el laúd para interpretar el acompañamiento de acordes o bajo continuo, pero el protagonismo se centra en la cuerda frotada, siendo el papel de los vientos apenas testimonial.

El final

Durante toda su carrera, Händel compuso más de cuarenta óperas (que se dice pronto). Ariodante, a pesar de ser, según las estadísticas, la quinta en cuanto a la frecuencia de representaciones, fue estrenada en España nada menos que en 2006, doscientos setenta y un años después de su primera aparición en el Covent Garden. Algunas de esas óperas están parcialmente desaparecidas o directamente perdidas en su totalidad y es por ello que la labor de investigadores, musicólogos e intérpretes se hace necesaria e indispensable para la recuperación de un patrimonio cultural de incalculable valor.

Con todo, Scherza infida se disfruta escuchándola. Cierren los ojos.

Iván Fernández Prieto
Iván Fernández Prieto

Latest posts by Iván Fernández Prieto (see all)

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies