Paroles… paroles… – Dalida y la vida insoportable

0

Decía la cantante que por su vida habían pasado tres grandes amores: Luigi Tenco, que se suicidó en 1967, Lucien Morisse, que hizo lo mismo en 1970, y Richard Chanfray, que igualmente decidió, en 1983, abandonar este mundo.

Dalida, hija de italianos pero nacida en El Cairo, comenzó a trabajar como actriz en Francia tras obtener la corona de Miss Egipto, siendo aún una adolescente. Gracias al mercado cinematográfico galo se le abrieron las puertas del musical, donde encontraría su verdadera vocación, y que le llevó a grabar más de quinientas canciones en francés, doscientas en italiano, y doscientas más, al menos, en diversos idiomas (hebreo, español, portugués, inglés, griego e incluso japonés). Durante toda su carrera gozó de éxito y reconocimiento, realizó buenas inversiones económicas que la situaron en una posición más que desahogada, y tomó cuantos amantes deseó.

Un día de mayo de 1987, con cincuenta y cuatro años, Dalida decidió ir a reencontrarse con sus tres amores. Dejó para el mundo varios discos de oro, una extensa filmografía, y el corazón roto de toda la nación francesa. Bajo el frasco de somníferos vacío, una nota con pocas palabras: «La vie m’est insupportable… Pardonnez-moi». Tristes paroles.

Share.

About Author

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies