Sandy Denny, fugaz reina del folk ‘rock’ inglés

1

Sandy Denny en el Lincoln Folk FestivalMuchos conocerán la historia de aquel día en que Bob Dylan subió al escenario con una guitarra eléctrica y fue abucheado por el público. No fue esa una ocurrencia espontánea, ni era la primera vez que lo hacía. Tendemos a fijar hitos de inicio para entender los grandes cambios de la historia, pero en realidad estos son fruto de un proceso continuado en el tiempo: ese mismo año, The Byrds habían grabado una versión de “Mr. Tambourine Man” con voces pop y guitarras eléctricas, single que había alcanzado el primer puesto en la lista de los más vendidos durante varias semanas.

Paralelamente, en Gran Bretaña empezaban a surgir grupos folk que evolucionaban de manera propia desde la música medieval inglesa y los cancioneros tradicionales irlandés y escocés. Sandy Denny, al recoger esa influencia americana, cambiaría el curso del destino de la música contemporánea. Mientras que en Estados Unidos el folk era una corriente musical de grandes masas, a este lado del Atlántico era un estilo minoritario, muy alejado de las radiofórmulas y los grandes festivales. Hasta que llegó ella.

Estaba terminando su formación como enfermera cuando decidió abandonarlo todo para ingresar en la Kingston College of Art, la misma escuela a la que asistieron Eric Clapton y Jimmy Page. De niña había estudiado piano clásico, pero decidió cambiar los teclados por las más simples cuerdas de guitarra. Tocó en pequeños pubs hasta que fue aceptada como cantante en la ya consolidada banda Fairport Convention, de la que pronto se convirtió en líder.

Sandy Denny & Led ZeppelinGrabó tres discos con la banda y pronto la abandonó para formar Fotheringay junto con su marido Trevor Lucas, pero caprichosamente dejó la formación un año después, siendo este el primer ejemplo de la errática vida que llevaría. A partir de ese momento, volvió en varias ocasiones con su primer grupo, los dejó, grabó cuatro álbumes en solitario, formó parte de proyectos paralelos como The Bunch y tuvo el honor de ser la única cantante que grabó con Led Zeppelin, haciendo un dueto con Robert Plant en “The Battle of Evermore”.

El abuso de alcohol y cocaína provocó que su potente y nítida voz se fuera quebrando paulatinamente. Un día cualquiera, intoxicada como de costumbre, cayó por las escaleras y se golpeó la cabeza. No quiso recibir atención médica a pesar de sufrir grandes dolores y mareos, y dieciocho días después del accidente entró en coma debido a un coágulo cerebral. Falleció setenta y dos horas después.

La verdad es que su biografía podría encajar en la de cualquier estrella del rock. Tal vez si hubiera fallecido cuatro años antes y hubiese entrado en el club de los veintisiete, se la recordaría más a menudo, formaría parte de nuestro subconsciente musical. En todo caso invito a aquellos que no la conocieran a escuchar las composiciones de esta gran artista, en mi opinión la mejor vocalista de su era. Los temas “Who Knows Where The Time Goes”, “Banks of the Nile” o “Late November” son solo unos pocos de la larga lista de éxitos que Sandy obtuvo en su corta carrera, influyendo notablemente en cantautores posteriores y colaborando en la transformación de un estilo. Concédanle unos minutos; después, decidan ustedes.

Compartir

Sobre el autor

1 comentario

Responder a este comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR