El seriéfilo: febrero de 2017

0

Breve pero intenso, esa puede ser la mejor definición de este mes de febrero. Se disipan los efectos de las resacas seriéfilas navideñas y, poco a poco, vuelve la normalidad al calendario, las series de renombre y los atragantones de los lunes con tantos capítulos apetitosas que hay que ponerlas en un tuperware a diario para devorarlas el fin de semana.

The OA PosterExposición culinaria al margen, empecemos por liquidar cuentas pendientes de 2016. Si el mes pasado era This is Us (NBC) la serie con la que me ponía al día, este mes he podido tachar de la lista de pendientes la muy comentada The OA (Netflix), estrenada a finales de año con muy poca publicidad y generando división en la crítica. Sin duda, lo que más ha jugado en su contra es la comparación con Stranger Things (Netflix), ya que el único parecido que tienen se encuentra en que están producidas por el mismo canal; por lo demás, son dos series totalmente distintas, incluso Netflix las promocionó de forma diferente sabiendo que no buscaban el mismo público objetivo. No es casualidad que de Stranger Things se hablase con meses de antelación y se crease una burbuja gigante de hype, mientras que The OA no se supiese prácticamente nada hasta la fecha de su estreno. Y es que esta última es una serie pequeña, un cuento de Navidad, una excusa para bucear en las relaciones interpersonales como hizo en su momento El club de los cinco (John Hughes, 1985). Al igual que en aquella, cinco personas sin nada en común comparten sentimientos a través de la historia del secuestro de Praire, y gracias a ello nace un vínculo de respeto y camaradería mutua a pesar de todas sus diferencias. A partir de aquí, las expectativas juegan un papel muy importante para el espectador, ya que se abren dos posibilidades: una historia de fantasía o una más anclada a la realidad. En función de lo que el espectador esperase ver, se sentirá más o menos defraudado con el resultado final. A mí me ha parecido (siempre entendiéndola como una obra menor) una gran historia, intrigante, que te atrapa por lo extraño de los acontecimientos y te hace esperar cada capítulo como si fueses uno más del grupo. Me parece también muy acertada la decisión de acotar la duración de los últimos tres episodios entre la media hora y los cuarenta minutos (los primeros cinco rondan la hora), acentuando esa precipitación de los hechos finales e impidiendo que asome el aburrimiento. En definitiva, The OA es muy recomendable si se toma su historia como un envoltorio mágico, como una carretera a ninguna parte que sirve para explorar otros temas más mundanos y humanos.

Pero en febrero no se puede hablar solo del pasado, pues han vuelto varios pesos pesados. The Walking Dead (AMC) retorna de sus mini vacaciones, serie que con la aparición de Negan parece que ha dado un paso adelante en cuanto a violencia y brutalidad, acercándose un poco más al espíritu del cómic y dando paso a lo que ya decía Rick hace varias temporadas: los muertos vivientes ahora son ellos. Los zombis han pasado a ser un elemento más del paisaje, un peligro menor, y los supervivientes los usan en su beneficio para atacar al resto de grupos. Así, a quienes de verdad hay que temer es a los humanos, mucho más crueles y letales que los caminantes. Pero además de la serie de AMC, también vuelve Homeland (Showtime) con su sexta temporada, que no obstante parece mucho más descafeinada que las trepidantes y revolucionadas dos previas. Desarrollada en suelo norteamericano, esta vez Carrie se ve frenada por tener que cuidar de su hija Frannie y de Quinn. Movimiento arriesgado que puede ser fallido, dado que las dos últimas entregas habían hecho olvidar a Nicholas Brody por su frenética  acción, convirtiendo Homeland en una auténtica serie de espías, mientras que este giro argumental puede dar al traste con la evolución ascendente que había tomado.

Black Sails Poster S4Más madera para el año seriéfilo: vuelve The 100 (The CW), que por ahora no acusa la falta de los personajes importantes que cayeron en la última temporada, aumentando el protagonismo de Octavia y de Roan. Pero si hubiese que destacar una sola serie que haya retornado este mes, sin duda sería la cuarta y última temporada de Black Sails (Starz), que sigue ofreciendo acción a raudales en una Nassau a punto de explotar. Es increíble la evolución de esta serie, que comenzó compitiendo con la fallida Crossbones (NBC), la cual contaba con el reclamo de John Malkovich. Ambas empezaron titubeantes, viéndose lastrada Black Sails por el gran número de personajes principales con intereses entrecruzados que ralentizaron mucho la acción y la trama. En su primera temporada  las dos resultaron mediocres, pero sería a partir de la cancelación de Crossbones y la renovación de Black Sails, cuando esta última empezaría a crecer para firmar una segunda temporada decente y una tercera sobresaliente, nivel que mantiene en estos primeros episodios de la cuarta temporada. Disfrutamos de momentos muy épicos, sangrientos, emotivos, así como giros inesperados de guion. Un auténtico disfrute.

Seguimos. También crece la ciencia ficción con la segunda temporada de The Expanse (SyFy), que nos presenta unos retos aún mayores para la nave Rocinante con aliados y enemigos mucho más poderosos. De fondo, la guerra fría entre Marte y la Tierra que amenaza con estallar al menor desliz que se provoque por uno u otro lado. Mucha tensión contenida en una temporada notablemente más compacta que la primera y que agradece que las distintas historias se hayan centrado en dos escenarios, aumentando la fluidez de la serie.

Santa Clarita Diet PosterComo novedades del mes, hay que hablar de Santa Clarita Diet (Netflix), título protagonizado por Drew Barrymore y en el que una madre de familia se convierte en una especie de muerto viviente. Esta serie no pasaría de ser una más dentro de la zombie explotation, si no fuese porque a pesar de tratarse de una comedia familiar sin más, introduce escenas de vísceras y sangre bastante explicitas. Es precisamente esa particularidad la que puede perjudicar a la serie, pues los consumidores de cine zombi más hardcore echarán en falta una historia más elaborada y menos ñoña, mientras que los que gusten de comedias ligeras con temática similar (en la línea de iZombie por ejemplo) pueden sentir repulsa ante escenas tan bestias.

Que el género de superhéroes sigue en alza es algo que se ve día a día en toda la industria del entretenimiento. En el mundo seriéfilo sigue gozando también de buena salud. El último personaje que se ha apuntado a la pequeña pantalla es el que da nombre al último producto de FX, Legión, el hijo mutante de Charles Xavier. Veremos cómo evoluciona la aceptación de la serie para la crítica, pero en principio, guste más o guste menos, sí que muestra una personalidad propia que la diferencia de los personajes más juveniles del canal The CW (Arrow o Flash) y de los más adultos de Netflix (Daredevil o Jessica Jones).

Shooter TV PosterOtras novedad de este mes, aunque menos lustrosa y desde mi punto de vista, bastante floja, ha sido Six (History), serie que narra la historia de un grupo de SEALs en la misión de rescate de un excompañero. Dentro de este subgénero de acción patriótica, sin embargo, me quedo con Shooter (USA Network), la historia de un francotirador que tiene que huir de la justicia mientras busca al verdadero culpable del crimen del que le acusan. Pese a contar con unos diálogos simples y un desarrollo narrativo bastante previsible, Shooter goza de un ritmo mucho más frenético que Six, siendo sus capítulos también más entretenidos. No obstante, ambas series han sido renovadas para una segunda temporada.

A pesar de que este mes es el más corto del año, ha habido muchas más novedades: a saber, las segundas temporadas de Outsiders (WGN), The Path (Hulu) o Colony (USA Network), la última temporada de Girls (HBO), o el muy esperado spin off de The Good Wife (CBS), en el que Diane toma el protagonismo, The Good Fight (CBS). Pero para hablar de todo esto, esperemos a marzo, que es un mes más largo. ¡Ni un segundo que perder con tantas series por ver!

El seriéfilo

El seriéfilo

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.
El seriéfilo

Latest posts by El seriéfilo (see all)

Share.

About Author

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies