El seriéfilo: resumen del 2017

0

Otro año que se acaba y otra lista que empieza a quebrarme la cabeza. El mundo de las series sigue gozando de muy buena salud y hemos podido disfrutar tanto de grandes estrenos como de dignas continuaciones de las historias que comenzaron a brillar en años anteriores; por el medio, alguna pequeña decepción que no empaña el gran año seriéfilo que hemos vivido, otra vez. A continuación, unos pequeños retazos subjetivos de lo que ha significado para mí este 2017.

Miniseries

  1. Feud: Bette and Joan
  2. Manhunt: Unabomber
  3. Liar

Mucho nivel en las miniseries de este año. En primer lugar, Feud, el drama del canal FX que destaca en todos sus aspectos: una historia absorbente de amor, odio, celos y admiración mutua; dos actrices con una personalidad arrebatadora interpretadas de forma magistral por dos estrellas como Jessica Lange y Susan Sarandon; y una producción a la altura. La mejor propuesta de intracine para la pequeña pantalla de los últimos años.

La segunda posición, Manhunt, también nos cuenta una historia real: esta vez la caza de un terrorista que durante los años ochenta y noventa atemorizó a la población estadounidense enviando cartas bomba de forma, aparentemente, indiscriminada. El papel protagonista recae sobre Sam Worthington, que interpreta al agente del FBI que a través de unos métodos de creación de perfiles por el estudio de la caligrafía y el lenguaje (nunca utilizados hasta entonces) será capaz de atrapar al asesino.

Y no podíamos abandonar esta categoría sin la pertinente presencia de las miniseries inglesas: en este caso, Liar, una historia que profundiza de forma muy acertada en todo aquello que rodea a los casos de violencia de género y los agresores sexuales.

Comedia

  1. Master of None
  2. The Good Place
  3. The Orville
  4. Jean Claude Van Johnson
  5. Future Man

No me gusta repetir series que ya hayan estado en listas de años anteriores, pero esta vez las segundas temporadas tanto de Master of None (Netflix) como The Good Place (NBC) han disparado su creatividad y han brillado con luz propia, superando a sus magníficas primeras temporadas. Las acompaña en el pódium The Orville, la acertada parodia de Seth MacFarlane sobre el universo de Star Trek. Para cerrar la lista tenemos Jean Claude Van Johnson, la autoparodia de Amazon sobre la estrella del cine de artes marciales de los ochenta y noventa, Jean Claude Van Damme, y el humor grueso del mundo geek, gamer y freak que Seth Rogen muestra en Future Man (Hulu).

Sci-Fi/Fantasía

  1. The Punisher
  2. Runaways
  3. Blood Drive

El mundo Marvel a través de los ojos de Netflix repunta con una de las mejores series, en general, del año: The Punisher recuerda todo lo que en su día supuso el estreno de Daredevil y vuelve a poner a los personajes de cómic en un lugar preferencial del universo seriéfilo.

Los cómics siguen prestando historias para la televisión, y en este caso Hulu es la encargada de llevar a la pantalla a los Runaways: un grupo de seis adolescentes que descubren que sus padres son unos supervillanos llamados The Pride. Retomando un tono más lúdico y juvenil, Runaways destaca por su originalidad en la creación de personajes, ya que no se trata de superhéroes al uso.

Y para terminar, un recuerdo póstumo a la cancelada Blood Drive (SyFy) un road trip gore post-apocalíptico que sigo pensando que podría haber dado mucho más de sí.

Lo peor del 2017

  1. Twin Peaks
  2. Iron Fist
  3. Room 104
  4. Ray Donovan
  5. The Good Fight

Vuelta al apartado más hater del año, recalcando de nuevo que se trata de citar aquellas series de las que se esperaba mucho y por una cosa u otra, no alcanzaron las expectativas o, directamente, ni las vieron a lo lejos. Que nadie se sienta ofendido: lo más seguro es que sea culpa mía que no las haya sabido entender.

El primer puesto es claro y obvio: Twin Peaks. Supongo que la crítica se polarizará entre considerarla una obra maestra y un truño infecto. En mi caso, soy como el populacho que vio al rey desnudo: ya me pueden llamar tonto por no ver el traje, porque para mí Lynch está en pelotas y se quiere reír de nosotros.

Por su parte, Iron Fist representa lo más apático del mundo Marvel en Netflix hasta la fecha: ese bajón de nivel que continuó en The Defenders y que de seguir así hubiese provocado la vuelta a la mediocridad del cómic en la pantalla;. Por suerte para nosotros, The Punisher apareció para salvarnos.

Room 104 (HBO) es otro caso flagrante de apatía narrativa. Se esperaba mucho de esta producción, con sus grandes medios y grandes profesionales, pero sus historias asépticas y previsibles la hacen hundirse en este inmundo agujero de los títulos olvidables de 2017.

Lo mismo ocurre con Ray Donovan, serie hasta ahora sobresaliente que en su última temporada muestra una alarmante falta de ideas y una evolución negativa de todos los personajes. Visto lo visto, pide a gritos un cierre digno en una última entrega para que se acabe el sufrimiento.

Cierra la lista The Good Fight (CBS), sobre todo por lo que pudo ser y no fue: una oportunidad inmejorable para dar un giro de 180 grados al mundo de Alicia Florrick y hacer algo realmente fresco. Lamentablemente, se optó por el continuismo gris y la falta de orginalidad.

Series noveles 2017

  1. The Deuce
  2. The Handmaid’s Tale
  3. American Gods
  4. Taboo
  5. Big Little Lies
  6. Mindhunter
  7. Snowfall
  8. Ozark
  9. The Last Tycoon
  10. The Get Down

Las novedades de este año brillan con luz propia y aseguran la continuidad de series de calidad durante un buen tiempo. Muy reñidas las primeras plazas, con temáticas muy variadas, que aseguran diversión para todo tipo de públicos. Ha sido una de las clasificaciones más volubles, ya que cualquier combinación de los seis primeros títulos podría parecerme igual de correcta. Mención especial a las dos últimas clasificadas, The Last Tycoon y The Get Down, que han sido canceladas y nos van a abandonar demasiado pronto; aun así, series recomendadísimas de bella factura que merecen ser vistas antes de que el peso de la maquinaria seriéfila las entierre como una anécdota más del año 2017.

Celebrar, sobre todo, la vuelta de un David Simon en plena forma con The Deuce (HBO), que con su ojo crítico intacto hurga magistralmente en un tema incómodo como fue la prostitución en el Nueva York de los años setenta. Personajes complejos y muchos grises en esta obra de obligado visionado.

También cabe premiar una apuesta arriesgada y personal como el Taboo (BBC One) de Tom Hardy, una serie arisca con la que hay que conectar, pero que me ha mantenido hipnotizado con cada uno de sus episodios haciéndome que me pierda felizmente por el Londres de principios del siglo XIX.

Las veteranas de 2017

  1. The Leftovers
  2. Stranger Things
  3. This is Us
  4. Better Call Saul
  5. Peaky Blinders
  6. Halt and Catch Fire
  7. Narcos
  8. Orphan Black
  9. Preacher
  10. Sense8

Este año la categoría de veteranas se convierte en homenaje, debido a la cantidad de buenas series que nos abandonan definitivamente y que pasarán a formar parte de nuestra memoria seriéfila. Nada menos que tres de los diez títulos que se incluyen en la lista se despiden para siempre, cerrando su ciclo de vida tal cual lo idearon sus creadores: ninguna nos deja por bajas audiencias, sino porque no hay más historia que contar.

Desde lo alto del pedestal se despide The Leftovers, un tríptico existencialista que sin lugar a dudas pasará a formar parte del olimpo de las series de HBO. Una temporada más es la que ha necesitado Halt and Catch Fire (AMC) para, a través de los ojos de cuatro inconformistas (que intentaron cambiar, cada uno a su manera, el mundo de las comunicaciones) contarnos la evolución de los ordenadores desde los años setenta hasta nuestros días. Y también otra temporada más fue la que terminó con el pluriempleo de Tatiana Maslany, actriz que interpretaba hasta ocho personajes distintos, uno por cada clon creado por el Instituto Dyad, en Orphan Black.

Únicamente dos temporadas han sido las que se ha mantenido en antena el proyecto de las hermanas Wachowski, Sense8 (Netflix), pero han sido suficientes para mostrar el potencial de la serie. Su segunda temporada nos abría el mundo de los sensates a un nivel superior y multiplicaba las posibles interacciones de forma exponencial, resultando por todo ello más doloroso, si cabe, el anuncio de su cancelación. Como mal menor, decir que se ha dado luz verde a una película que sirva como broche de oro para esta maravilla visual.

Más allá de las despedidas y cancelaciones, y repitiendo la fórmula que nos encandiló la pasada temporada por primera vez, vuelve a encaramarse a los primeros puestos Stranger Things (Netflix). Más difícil será sorprendernos una tercera vez, por lo que a los guionistas les queda un duro trabajo por delante.

Tras caerse el año pasado de la lista de mejores series nóveles por falta de tiempo (mío, que no tuve ídem para verla dentro del año natural), This is Us (NBC) cierra el pódium este año de la categoría reina, y lo hace por una temporada y media que no baja el pistón y sigue ofreciéndonos una de las mejores experiencias empalagosamente entrañables de la parrilla televisiva.

Por último, reseñar el mérito encomiable de Peaky Blinders (BBC Two), que año tras año se cuela entre las mejores series debido al buen hacer de unos guionistas que consiguen mantener frescura e intensidad en cada uno de sus episodios.

Y así llegamos al final del repaso. Visto lo visto, queda claro que 2017 ha sido un gran año seriéfilo digno de celebrar. Ahora solo queda esperar que el que entra mantenga el nivel. Motivos para creerlo sobran. ¡Feliz año 2018!

El seriéfilo

El seriéfilo

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.
El seriéfilo

Latest posts by El seriéfilo (see all)

About Author

Desde hace mucho, mucho tiempo, en un sofá muy lejano, vive enterrado bajo una montaña de DVDs un ermitaño que se alimenta de todas las series que caen en sus manos: americanas, inglesas, buenas, malas… Nada es suficiente para saciar su hambre voraz de ficción televisiva. Es el Seriéfilo, y través de La Soga se comunicará con el mundo.

Leave A Reply