Stadio Silvio Appiani, Padua

0

La ciudad de Padua (en italiano Padova, en véneto Pàdoa) es un importante centro económico y un nudo de las comunicaciones del norte de Italia. Cuenta con una población de algo más de doscientos mil habitantes (cuatrocientos mil en su área metropolitana) y es capital de una región homónima emplazada entre Venecia y Vicenza. Como tantas otras ciudades italianas, es sede de una prestigiosa y antigua universidad y atesora numerosos restos de su importante pasado cultural y artístico, entre los que destaca la Basílica de San Antonio de Padua, dedicada al famoso franciscano portugués que murió allí en 1231.

El equipo de la ciudad es el Calcio Padova. Fue fundado en 1910 y actualmente se juega en la Serie C italiana, aunque a lo largo de su historia ha acumulado méritos como para situarse en el vigesimotercer lugar de la clasificación histórica transalpina, gracias a sus 16 temporadas en la Serie A. A lo largo de más de un siglo de historia, el club ha jugado sus partidos en cuatro estadios diferentes: el Stadio Walter Petron, el Velodromo Giovanni Monti, el Stadio Silvio Appiani y finalmente el Stadio Euganeo, que sigue siendo su actual campo. No obstante, el verdadero feudo histórico biancoscudati es el Silvio Appiani, el lugar donde el club véneto disputó sus encuentros como local desde 1924 hasta 1994.

El estadio Silvio Appiani recibió su nombre en honor a un famoso jugador padovano que murió a los 21 años en el Carso (región fronteriza con Eslovenia, ocupada por una meseta de caliza que se extiende también por el nordeste de Italia). Antes, el viejo campo era conocido como la fossa dei Leoni (la cueva de los leones) por la proximidad entre de los espectadores al terreno de juego y el calor que la hinchada era capaz de transmitir al equipo.

Fue el Ayuntamiento quien proyectó del estadio, inaugurado tres años después del inicio de las obras con un Padova – Andrea Doria (uno de los predecesores de la U.C. Sampdoria), que los locales ganaron por 6 – 1. En diciembre de 1926, con motivo de un partido contra el A.C. Milan, llegó la primera multa del recinto, por valor de cinco mil liras impuestas por el Directorio de las divisiones superiores de la liga italiana por la actitud del público local hacia el árbitro. Fueron los propios tifosi del Calcio Padova quienes sufragaron el importe de aquella primera sanción.

En el Appiani, el Padova vivió los mejores momentos de su historia. Allí hizo historia junto al Grande Torino el 20 de febrero de 1949 (tan solo tres meses antes de la tragedia de Superga), con un espectacular encuentro que terminó con empate a 4; allí jugó como local la memorable temporada 57-58 en la que el Padova, dirigido por Nereo Rocco, terminó tercero en el campeonato de la Serie A, tan solo por detrás de la Juventus y la Fiorentina.

El estadio Silvio Appiani fue clausurado oficialmente el 29 de mayo de 1994 con un partido entre el Padova y el Palermo que terminó 0-0. Habían pasado 73 años desde su inauguración y el Padova terminó aquella temporada con un ascenso a la Serie A tras una eliminatoria contra el Cesena.

A pesar de ello, el 27 de agosto de 2012 el estadio volvió a acoger un partido oficial: el viejo feudo padovano volvió a abrir sus puertas para la disputa de la primera ronda de la Copa de Italia entre dos equipos de Serie D, el San Paolo Padova y el Trissino-Valdagno (de Vicenza). Más tarde, el 24 de marzo de 2013, el San Paolo Padova disputó en el recinto su encuentro correspondiente a la jornada 32 de la Serie D italiana contra la Virtus de Verona. Además, desde 2009, el Appiani también acoge los partidos de casa de la Polisportiva San Precario, un club fundado en 2007 que actualmente juega en la Terza Categoria (equivalente a la regional española).

En el viejo campo se han disputado también once partidos de los azurri, entre los de la Selección italiana A, la selección B, el equipo olímpico de fútbol y la Sub-21. El primero de todos tuvo lugar el 4 de noviembre de 1925, y el último en noviembre de 1993, para un total de nueve victorias locales y dos empates contra los visitantes.

En 2009 se decidió, gracias a un acuerdo entre el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Padova y los exfutbolistas Gastone Zanon y Humberto Rosa, demoler parte de la grada este (la más cercana al terreno de juego), para construir una nueva acorde a la nueva legislación y que incorporaría una pasarela, en la parte superior, para que cualquier viandante pudiera pasar a admirar el estadio. La nueva capacidad del Appiani, que en su momento llegó a albergar a casi 10.000 espectadores (24.000 con todo el público de pie) quedó reducida a tan solo 2.000 espectadores, pero a cambio el futuro del recinto quedó garantizado.

Desde el 29 de Enero de 2010, en el museo permanente del Padova Calcio que se encuentra en el interior del estadio Euganeo, se puede apreciar una maqueta del viejo Appiani. En ella se puede admirar su estructura, muy similar a la de los campos ingleses, con las gradas muy cerca del terreno de juego, al contrario de lo que sucede habitualmente en Italia, donde se abusa de las pistas de atletismo como la del propio Euganeo.

Fue en el viejo Stadio Silvio Appiani donde el Padova vivió sus mejores días y donde se fundaron los primeros grupos de tifosi organizados: ACP 1910-Ultras Padova,Juventude P.D., Fronte Opposto y, el más histórico del club y la ciudad, los HAG-Hell’s Angels Ghetto. Todos recuerdan el viejo campo de su club, en el que los padovanos disfrutaron del fútbol durante más de siete décadas. En este caso, afortunadamente, ese terreno de juego histórico que se quedó pequeño para su club sigue sintiendo cómo se juega a fútbol sobre su césped.

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply