U.S. Cremonese

0

Cremona es un municipio italiano, capital de la provincia homónima. Tiene 72.179 habitantes y su área metropolitana 153.458. Se encuentra situada en la parte sur de la región de Lombardía. El origen del topónimo es incierto. Se trata probablemente de un nombre que viene del período prerromano, de extracción gálica o céltica, ligado a la variación prelatina carm, del término carra (piedra o roca), y al común sufijo prelatino ona.

En La historia de Cremona de Mario Monteverdi, editado en 1955, se lee que según el testimonio del obispo Sicardo, la ciudad de Brimonia tomó el nombre de su fundador Brimonio, troyano que debió huir de su patria destruida. Con el tiempo la ciudad transformó su nombre en Cremona. En cambio, otros testimonios refieren que la ciudad nació ya como Cremona, referencia nominal al presunto compañero de Paride (Paris, uno de los hijos del rey troyano Príamo).

La ciudad fue fundada por los romanos en el año 218 a.C., junto a la colonia gemela de Piacenza, y se volvió un importante baluarte de defensa contra los pueblos gálicos que avanzaban desde el norte. Durante el período de las invasiones vio el paso de numerosos pueblos bárbaros.

En la Edad Media, Cremona se convirtió en una de las ciudades más ricas, poderosas y populosas del norte de Italia. En este periodo se construyeron muchos de los edificios que aún hoy se pueden visitar en la ciudad. El periodo de las señorías fue un momento de gran prosperidad que terminó años después con los gobiernos de los Visconti y los Sforza. Luego llegaría la época de las dominaciones extranjeras por parte de franceses, españoles y austriacos, que se prolongaría hasta el período del Risorgimento italiano, en donde la ciudad pasó a formar parte de la Italia recién constituida.

Pero Cremona es conocida, sobre todo, por su especialización en la fabricación de violines. En el siglo XVII tomó gran importancia por la proliferación de los luthiers, artesanos que producían, fundamentalmente, instrumentos de cuerda frotada. Famosa fue la familia Stradivari, que durante dos generaciones realizó unos dos mil violines, de los que hoy solo quedan setecientos. La familia Guarneri fue también célebre en ese arte. Todo se debe a la moda que había en ese momento de construir violines con madera de pino. Actualmente la escuela oficial de luthiers está en la plaza Marconi de la ciudad.

La U.S. Cremonese, comúnmente llamado la Cremonese, es el club de fútbol con sede en la ciudad. Disputa sus partidos de local en el estadio Giovanni Zini, con capacidad para 20.000 espectadores. Actualmente milita en la tercera categoría del fútbol italiano (la Lega Pro) y en toda su historia ha disputado siete temporadas en la Serie A.

La historia de la Cremonese comienza el 24 de marzo de 1903, en el restaurante Vesubio, situado en la Piazza Sant’Angelo en Cremona. Fue fundada por un grupo de amigos como un club polideportivo, con el objetivo de difundir y facilitar la educación física entre los jóvenes, el amor por el ejercicio del deporte, la disciplina y la armonía. Tuvo como primer presidente a Emilio Faia. Los colores elegidos fueron el blanco y el lila. El fútbol en la sociedad comenzaría a ser practicado en 1910.

La oportunidad de enfrentarse en campeonatos oficiales llegó en 1911, cuando Nino Gandelli es elegido como entrenador con la tarea de montar un equipo que pueda ser competitivo. Él reúne a su alrededor la mejor experiencia del fútbol de la ciudad: los Zini, Defendi, Lanfritto, Bonazzoli, Ardigo, los hermanos Mainardi, Lombardi, Bonzio, Cottarelli, Leiden, los hermanos Bignamini, entre otros.

En 1913, tras la fusión con la Associazione Calcio Cremona, la U.S. Cremonese decide afiliarse a la Federación Italiana de Fútbol. La primera temporada fue formidable, ya que en su debut en el mundo del fútbol oficial ganó la Liga de Promoción (temporada 1913-14), lo que le sirvió para ascender a la Prima Categoria (la equivalente a la Serie A desde 1904 hasta 1922). Fue con motivo de la participación en este campeonato que el club decidió cambiar los colores hacia el gris y el rojo, señas cromáticas que aún suponen su sello distintivo. Este nuevo uniforme trajo consigo el término pigiamati para referirse al equipo.

En los años siguientes el Cremona no desciende, aunque no fue capaz nunca de superar las eliminatorias regionales por el título nacional. El estallido de la Primera Guerra Mundial le afectó, siendo reclutados y enviados al frente sus jugadores, entre ellos el portero Giovanni Zini, ídolo de los tifosi, quien morirá en Cividale del Friuli por una infección en una herida de guerra.

Después de la guerra, en 1918, bajo el liderazgo del presidente Ferdinando Arcari, se trata de reconstruir un equipo que pueda participar una vez más en las competiciones oficiales. En 1919 toma parte en la Copa de las provincias de Lombardía y la gana. Mientras tanto, el club decide ponerle el nombre de Giovanni Zini a su estadio. En la temporada 1921-22 consiguió su mejor resultado en campeonatos regionales de primera categoría, alcanzando una excelente segunda plaza en el grupo lombardo. Este puesto le permitió permanecer en la máxima categoría (rebautizada Primera División tras la reunificación entre la FIGC y la CCI). El fútbol había comenzado a atraer el interés de los periódicos y los clubes estaban empezando a organizarse. También comienzan los agentes de mercado y la Cremonese intenta adaptarse. En la temporada 1925-26, el equipo terminó en el segundo lugar (aunque separados por doce puntos) detrás de la Juventus de Turín.

Bastante tiempo después llegaría otra época dorada. Son los años de Gianluca Vialli y del entrenador Mondonico. En la temporada 1981-82, en la Serie B, el equipo es salvado por la llegada de Mondonico al banquillo a siete jornadas para el final del campeonato. Al año siguiente la Cremonese espera volver a la máxima categoría hasta la última jornada, antes de que el sueño se acabe rompiendo en el campo del Varese. Finalmente, en la temporada 1983-84, es donde el objetivo es finalmente cerrado: la Cremonese vuelve a la Serie A tras cincuenta y cuatro años de espera.

Después de tres temporadas en la Serie A, el equipo comienza un período difícil. En dos años se pasa de la Serie A a la Serie C1 (1996-1997), e incluso se desliza a la Serie C2 en la temporada 1999-00. Es el tiempo del abandono del histórico presidente Luzzara. Tras cuatro campeonatos en la Serie C2, en solo dos temporadas la Cremonese vuelve a regresar a la Serie B en la 2005-06. Sin embargo, desciende al año siguiente a la Serie C1, categoría en la que está desde entonces (hoy llamada Lega Pro Prima).

Centrándonos en el capítulo de los ultras, el movimiento del tifo organizado en Cremona se desarrolla en los años setenta, cuando en las gradas del estadio Zini aparece la pancarta de Boys, un grupo que había surgido inicialmente para seguir al equipo de baloncesto local. Poco después, al inicio de la década siguiente, se fundó la Gioventù Grigiorossa, grupo más tarde rebautizado como Red Grey Supporters. Otros grupos en ese período fueron los North Viking y los Hell’s Angels.

Los ultras grigiorossi inicialmente se situaron en la Curva Nord, luego se trasladaron a la Sud, y a causa de algún conflicto entre ellos nació el Collettivo Ultrà Curva Sud. Otros grupos célebres entonces fueron los Longobards, los Road Kids y los Sanitarium. Actualmente el tifo ocupa la Curva Sud (renombrada como Curva Sud Erminio Favalli), en la cual se mantienen unos pocos grupos: uno de ellos es Ultras Cremona 1999, a cuyo lado están los Old Joker (compuesto por ex de Sanitarium). Otros grupos más pequeños (de pueblos de la provincia de Cremona) son Alcooligans, Baraonda, Erotica, Indipendenti o Nightmare.

En cuanto a las relaciones con ultras de otros equipos, hay que señalar el hermanamiento con los ultras de la Reggiana, del Vicenza, ldel Sant’Angelo Lodigiano y del Rávena (aunque solo hay hermanamiento entre grupos individuales). Existen buenas relaciones con los ultras bustocchi, los del Genoa y los del Viareggio. En el capítulo de rivalidades, las más importantes y sentidas se tienen con los ultras del Piacenza, del Mantova y del Varese.

Nos despedimos con un vídeo con imágenes históricas de los ultras de la Cremonese.

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply