Cinefórum

Cinefórum CCCXXXVIII: «80 egunean»

Es interesante asistir al debut de nuevos actores y actrices, pero ese interés crece en gusto, curiosidad y, la mayor parte de las veces, admiración, cuando viene de la mano de personas de la tercera edad.

80 egunean es una película que podríamos relacionar de diferentes maneras con la anterior cinta de nuestro extenso ciclo, O que arde. En esta ocasión, serán los debuts tardíos (o no) de dos de sus protagonistas lo que hilará ambas historias. En la película gallega de Óliver Laxe, Benedicta Sánchez nos regalaba una interpretación  memorable de un personaje tan entrañable en su ternura como pétreo en su carácter. En 80 egunean Mariasun Pagoaga debuta en el cine con un personaje y una interpretación tan frescos como la misma historia que protagonizan.

80 Egunean (En 80 días) es una historia escrita y dirigida por  José María Goenaga y Jon Garaño (La trinchera infinita, Loreak, Handia). Rodada en 2010 enteramente en euskera, la película nos cuenta la historia de Axun (Itziar Aizpuru) y Maite (Mariasun Pagoaga), dos amigas de la infancia que, tras décadas sin verse, se reencuentran fortuitamente en un hospital, volviendo a despertarse entre ambas viejos sentimientos enterrados por el tiempo y por las convenciones sociales.

La propuesta de Goenaga y Garaño es inusual tanto por la temática como por sus ramificaciones y contexto. El hecho de rodar esta historia, ambientada en la actualidad, enteramente en euskera y sin que ello tenga ningún tipo de connotación política demuestra, sobre todo fuera del País Vasco, el progreso de la normalización lingüística. Un proceso que puede marcar puntos en el camino a otros que no harán sino enriquecer nuestro patrimonio cultural.

80 egunean

La espontaneidad de las interpretaciones de Aizpuru y Pagoaga aligeran esta pequeña historia que, aunque sin pretensiones, se hace grande a la hora de tratar con valentía y elegancia un tema aún tabú en nuestros días como es la sexualidad y la homosexualidad en la tercera edad. 

El hecho de tener que condensar un guion como este en una cinta que no llega a las dos horas, encorseta ciertos aspectos de una historia que quizá podría haberse desarrollado de forma más profunda y veraz en el formato de serie o miniserie. En cualquier caso, 80 egunean ha pasado injustamente inadvertida por el radar del gran público. Es merecedora de ser rescatada como película reseñable y, sobre todo, muy disfrutable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba