Música

El día que Steven Tyler le dijo al mundo que era seguidor de Héroes del Silencio

No fue la única vez, pero quizá sí la más llamativa.

Si algo ha caracterizado a Héroes del Silencio, más allá de la voz cavernosa de Enrique Bunbury y sus letras alambicadas, de la contundente base rítmica de Pedro Andreu y Joaquín Cardiel, o de la personal guitarra de Juan Valdivia, es la innegable vocación internacional de su música. Tenían las canciones, tenían la imagen y tenían la actitud. Posiblemente ningún otro grupo o artista español ha alcanzado mayor éxito fuera de la península cantando exclusivamente en castellano. Y no solo en Alemania. Media Europa se rendía a «los Héroes» a mediados de los noventa mientras en Latinoamérica eran idolatrados como estrellas mundiales. Que los mejores discos de su carrera fuesen producidos por Phil Manzanera (guitarrista de Roxy Music) y Bob Ezrin (productor de Pink Floyd, Kiss, Lou Reed, Kansas…) muestra a las claras cuál era la liga en la que jugaban.

Por eso, decíamos, no han sido pocas las veces que una banda o artista internacional ha hecho un reconocimiento público a Héroes del Silencio, algo que, habida cuenta de la indiferencia con la que el mundo no hispano ha tratado siempre a la música española, no deja de ser algo digno de celebrar. Y es que hubo un tiempo en que era habitual ver a Robert Plant (Led Zeppelin) entre bastidores observando las maneras en directo de Bunbury y compañía; Ian Atsbury (The Cult) les dedicó una canción en un reciente Azkena rock; Bruce Dickinson (Iron Maiden) lució una camiseta de la banda en el documental de 2009 Flight 666, y Ville Valo (HIM) ha declarado en varias ocasiones ser su seguidor pese a no poder entender las letras por no hablar castellano (cosa que no debería preocuparle: tampoco las entendemos nosotros y sí que lo hablamos). Pero puede que el guiño más llamativo, por la simpática intrahistoria que hay detrás, sea el que protagonizó el cantante de Aerosmith.

Steven Tyler junto a Juan Valdivia en 1994

Allá por 1994 eran tiempos de números uno y éxito masivo para los aragoneses. El petardazo en Europa de Senderos de traición (más de un millón y medio de copias vendidas) y de su continuación, el ambicioso álbum doble El espíritu del vino, los llevó a protagonizar giras continentales compartiendo cartel con sus homólogos internacionales. Y fue precisamente en una de estas giras, en Finlandia, en la que coincidirían con una leyenda mundial del hard rock como Aerosmith. Podría pensarse, por la imagen de insolente chulería juvenil que proyectaban por entonces los maños (y que tantos palos les cobraría por parte de la crítica nacional) que estos serían capaces de mirar a los norteamericanos de hito en hito. Pero nada más lejos. Podrían ser chulos, pero también eran mitómanos. Como cuenta el cantante zaragozano en el libro Diván, conversaciones con Enrique Bunbury (2001), ambas bandas compartieron camerino, pero la presencia (para ellos) intimidatoria de los estadounidenses y la caterva de guardaespaldas que los rodeaba, hizo que se quedasen paralizados en la distancia. Tendría que ser Beatriz Valdivia, hermana del guitarrista heroico y fan acérrima de «los chicos malos de Boston», quien prácticamente agarrase del cuello a Steven Tyler y lo arrastrase a hablar con ellos. ¿Resultado? Poco tiempo después salía el bueno de Steven en la MTV, con su gracia salerosa de lagarto rockero, luciendo una camiseta con el famoso símbolo de la banda. Posiblemente no se volvería a acordar de ese tímido grupo español con el que coincidió por tierras escandinavas, pero por un día le dijo al mundo que era seguidor de Héroes del Silencio.

Marcos García Guerrero
Últimas entradas de Marcos García Guerrero (ver todo)
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

24 comentarios

  1. la verdad que en vivo sonaban bestial…pero su sonido de los discos nunca me gusto…la estetica de Bumbury es increiblemente Jim Morrison pero con un carisma español puro…pero el guitarrista era o es un genio…de hecho sus armonias son extrañas muy poco comunes con inversiones que no parecen del rock sino del jazz rock…y la poesia en las letras

  2. Hola muy bueno el artículo la verdad es que me encanta esta banda, la voz de Bunbury es especial e inconfundible en Ecuador se escucha mucho a Héroes y no sólo la gente de aquella época.
    Saludos Marcos.

  3. Recuerdo cuando compre mi primer disco d héroes ( canciones 1986-1996 ) podría decir tanto sobre esto, es ese sentimiento q sientes como cuando te enamoras por vez primera, te acompaña eternamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar