Cinefórum

Cinefórum CCXCVIII: «Rosetta»

La semana pasada veíamos, con la dupla Vittorio y Pablo Taviani al frente, La noche de San Lorenzo, una película capaz de mezclar estilos y de acercarse, sin quemarse, al drama bélico de supervivencia. Esta semana tiramos de nuestro particular hilo de Ariadna y volvemos a ponernos en manos de dos veteranos hermanos directores y guionistas de cine; regresamos con ellos al terreno de un drama social en el que, esta vez, vivir para ver amanecer otro día se convierte en el verdadero late motiv de la cinta. Cuando pensamos en parejas de hermanos directores y guionistas, es fácil que el espectador actual visualice a los hermanos Coen, las hermanas Wachowski o incluso, más recientemente, los hermanos Duffer en la pequeña pantalla. Nuestra pareja de hoy está formada por Jean y Pierre Dardenne. Su película y personaje protagonista se llama Rosetta.

Producción franco-belga de 1999, Rosetta es una película desgarradora y sobrecogedora en la forma y en el fondo. Ambientada también a finales del siglo XX, los Dardenne nos sumergen en la dura vida de Rosetta, una joven de unos 17 años que anhela simple y llanamente encontrar un trabajo digno que le haga tener una vida normal. Ese anhelo se torna desesperación cuando, cada vez que da un paso en la buena dirección, algo ocurre para apartarla de su rumbo.

Ciertamente, lo que nos proponen los hermanos Dardenne, más que una película, es una suerte de cuento popular mezclado con documental social. Tenemos una localización indefinida que podría asemejarse a cualquier área suburbana europea; un elenco reducido, con apenas cuatro personajes de relevancia; y un conflicto inacabable y creciente que desemboca en un potentísimo final con claros matices moralizantes.

La forma en que está rodada la cinta es inteligente y acertada. La cámara en mano, que sigue de cerca en todo momento a la protagonista, fatiga y marea por momentos a un espectador que no hace sino empatizar con ese ansia, esa prisa con la que vive Rosetta. Una prisa constante por salir del lodazal literal y figurado en que vive; una prisa que le hace ir corriendo a todos lados. Émilie Dequenne, la actriz que da vida a la joven, logra convertirse en un animal en la selva: está alerta ante cualquier oportunidad de conseguir su objetivo, precavida ante cualquier amenaza y es perspicaz en su día a día. Elementos como el escondrijo en el que guarda sus botas de agua o su rudimentaria forma de conseguir algo de pesca para comer parecen trasladarnos más a una película apocalíptica que a un drama social contemporáneo.

Rosetta película
RTBF (Télévision Belge), Les Films du Fleuve, ARP, Canal+, CNC, La Laterne Nationale, October Films

Si bien esta película no fue la causa de su implantación, coincidió con la tramitación y aprobación en Bélgica de una ley que reformaba algunos aspectos del trabajo juvenil, prohibiendo a los empleadores pagar a los asalariados adolescentes menos del sueldo mínimo.

Justísimamente premiada en Cannes con la Palma de Oro y el premio a la mejor actriz, Rosetta es una excelente película que mantiene una inquietante vigencia que nos hace reflexionar. Entre otras cosas, sobre las políticas de empleo y promoción social; sobre la meritocracia o la necesidad constante de una educación en derechos laborales, solidaridad y conciencia de clase.

En definitiva: un peliculón que no tiene desperdicio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba