ExtramurosOpinión

Diseñadores del futuro – 1 de julio

Nueva York ha contratado a millonarios para diseñar la Nueva York del futuro. Destacan Bill Gates, fundador de Microsoft, y Eric Schmidt, exjefe de Google. No se han divulgado los detalles. Sí se sabe que la Fundación Bill Gates ya puso en práctica hace años un plan para mejorar los resultados de los alumnos pobres de Nueva York. «Hizo más mal que bien», concluyó un estudio independiente: las notas no subieron y los profesores se sintieron vigilados. Schmidt es defensor de la vigilancia masiva: según el hombre que hizo de Google un gigante con los datos que le has dado gratis, el espionaje en masa está en la naturaleza de nuestra sociedad.

En Italia, el gobierno también ha puesto el diseño del futuro en manos de empresarios y ejecutivos. El comité de reconstrucción está formado por el antiguo consejero delegado global de Vodafone, un antiguo consejero del Banco de Italia, y el exconsejero delegado de Boston Consulting para Europa del Sur. También hay ingenieros como el responsable de innovación del grupo de aeronáutica y armamento Leonardo. Aseguran que quieren una Italia más «resiliente y equitativa». Una de sus primeras propuestas es eliminar la responsabilidad penal de la empresa en caso de contagio por covid de un trabajador.

Emmanuel Macron, economista, ha elegido a hombres de números para la Francia del porvenir: quieren «medidas fuertes, acciones audaces». Preside Jean Tirole, especialista en finanzas corporativas. También brilla Olivier Blanchard, economista jefe del FMI durante la crisis financiera. De esa época son sus «diez mandamientos para el ajuste fiscal». El quinto dice: «Aprobarás pronto reformas de las pensiones y la salud porque las tendencias actuales son insostenibles». Trabajar más años y gastar menos en Sanidad, recomendaba Blanchard. Luego reconoció el error: se recortó demasiado y la austeridad mató por asfixia.

El futuro no lo está escribiendo eso que se llamó la gente. Al contrario, son precisamente economistas, ejecutivos, multimillonarios tecnológicos. Algunos son los mismos que han liberado las redes sociales como parque de bolas del debate y observan con curiosidad entomológica el juego de las masas con unas estatuas confundidas con el poder. La que no se ha tirado, porque ya estaba en el suelo, es la de Ozymandias, rey de reyes, cuyo rostro, hecho pedazos, todavía conservaba desdén, según el poeta Shelley. Alan Moore lo imaginó rico, megalómano y genocida de Nueva York en Watchmen, los vigilantes. Consiguió ruinas, infinitas y desnudas en las solitarias arenas.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

 

Víctor García Guerrero
Últimas entradas de Víctor García Guerrero (ver todo)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba