Un presidente comediante para Ucrania – 29 de mayo

2

Ucrania ya disfruta de su nuevo actor presidente. Volodímir Zelenski se presentó ante el parlamento ucraniano como una estrella de cine: repartió besos y palmeó las manos de sus fans. Se hizo selfis. Luego entró en la Rada, tomó la vara de mando y anunció su primera medida: disolver el Parlamento y convocar elecciones legislativas para julio. Zelenski es un comediante que comprende el teatro de la política: no puede ser presidente sin diputados. Su partido se llama «servidor del pueblo», como su programa de televisión. El arte es mímesis; y la política, representación.

El presidente Zelenski no ve ruptura entre su papel de cómico y el presidencial. Juró: «toda mi vida he tratado de que los ucranianos sonrían. Ahora haré lo posible para que no lloren». Hecho: setenta y tres por ciento de votos. Es un rompeaudímetros envuelto en la bandera patria. Como su patrón, el oligarca Igor Kolomoisky, dueño de un ejército privado en el este del país. Juntos quieren recuperar el resto de regiones de mayoría rusa del oriente ucraniano, hoy levantiscas. Y Crimea. A Zelenski le aplaudieron en Kiev los enviados de la OTAN. Luego rindió honores al Ejército. El arte es la guerra por otros medios.

Zelenski es otro presidente catódico en un mundo de showmen. Escribe Israel Elejalde en El Cultural que la política ya no habla de ideas sino de imágenes, y que por eso elegimos a actores alejados de la verdad. Puede ser. Pero tampoco sería novedad. Ningún emperador gobernó Roma sin un literato que falsease sus hazañas. Las fake news son tan viejas como la mentira. Quizás ahora el poder consiga abrumar con su despliegue multimedia. Reagan tenía la MTV y Moscú fue libre con una «M» de McDonalds en la Plaza Pushkin, y otra de Metallica en el aeródromo Túshino.

«Si me quitas la vida, yo te quitaré la tuya», canta Iron Maiden y ondea la Union Jack en honor a los caídos en la batalla de Balaclava. La guerra de Crimea dio para épica. «Por el valle de la muerte cabalgaron los seis cientos», escribió Tennyson. De ahí el eco heavy, cien años después. O cinemático en Guerra Fría: la carga de la brigada ligera; turcos, franceses y británicos contra Rusia, enemiga en la eternidad. Dice Zelenski que Ucrania dejará de ser la hermana pequeña de Rusia cuando entre en la OTAN y la UE. Esa será su independencia. Ahí cesan las carcajadas, y estallan los aplausos, en esta comedia del arte.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

Víctor García Guerrero

Actividad fraccional

@VictorGGuerrero
Víctor García Guerrero

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

2 comentarios

  1. Lo suyo es dejarse comer por Rusia, claro.

    Entrar en la otan en una decisión soberana de los países. Si todos los vecinos de Rusia se apuntan, quizás el problema sea Rusia.

    O igual es que todo el universo está equivocado, claro.

    Rusia invade Ucrania y le arrebata parte de su territorio porque no les gustó un acuerdo comercial entre Ucrania y la UE, pero nos echamos las manos a la cabeza cuando pretende después unirse a la otan.

    El mundo al revés.

Leave A Reply