Ecuador en llamas – 9 de octubre

0

En Ecuador se han levantado contra «el paquetazo» de Lenín. Hay disturbios diarios y cientos de detenidos. El presidente llama a los manifestantes «golpistas», criaturas de Nicolás Maduro, al parecer incapaz de gobernar Venezuela pero al frente de la revolución que le han montado a Lenín. Moreno ha decretado el estado de sitio: ha enviado a los tanques a la calles y ha instaurado la censura previa. Y ha cambiado Quito por Guayaquil, mientras se le tranquiliza la capital agitada por su paquete económico: menos vacaciones y salario para funcionarios y trabajadores temporales. Y retirada de subsidios a los combustibles, lo que significa un aumento del ciento veintitrés por ciento del precio de diesel y gasolina. Al FMI le gusta. El neoliberalismo tiene apetito de conmoción y temor.

Ecuador practica el shock and awe económico a cambio de un préstamo de más de cuatro mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional. Mauricio Macri, en Argentina, hizo algo parecido: medidas draconianas para satisfacer las demandas del prestamista con sede en Washington. El resultado: aumento de precios, bajada de salarios, y más pobreza: uno de cada tres argentinos es pobre. La reciente derrota electoral del golden boy de los mercados vino precedida de la mayor huelga general en lustros. El gobierno de Argentina llamó a los organizadores del paro «violentos y gansteriles», como si el crimen nunca hubiese vestido corbata.

En Haití no son frecuentes los trajes Fioravanti y también llevan meses protestando por una economía que les violenta y les condena a la miseria. A Haití le proporcionaba combustible barato Petrocaribe, pero el invento venezolano tuvo que cerrar el grifo acosado por sus propios demonios y el gobierno haitiano abandonó las subvenciones al combustible. Por eso en Puerto Príncipe hoy la gasolina es un cincuenta por ciento más cara, lo que a su vez eleva el resto de precios. Al FMI le vale. Y al G20. Y hasta a un cierto ecologismo, que ahora se alegra de que Haití puede reducir sus emisiones de CO2. Haití colabora con la lucha contra el cambio climático dejando a su gente en la cuneta.

Decía Dilma Rousseff hace unos días en Madrid que a ella y a Lula los persiguen por sus aciertos, no por sus errores. Con LawFare, decía Dilma, golpe judicial del sistema contra quienes lo desafían. En el Ecuador de Lenín persiguen judicialmente a todo lo que recuerde a Rafael Correa, padre político del actual presidente, de gusto por el cante. Lo último que ha entonado Lenín ha sido Padre, de Serrat: «decidme qué/ le han hecho al río/ que ya no canta». Correa le responde estos días: «Ecuatoriano, sal a la calle/ esta mañana he descubierto al impostor/ Lenín Chao». América Latina siempre vuelve a la música. Desde Chico Buarque se sabe que «es imposible prohibirle cantar al gallo, cuando insiste en cantar, agua nueva brotando y amándonos sin parar».


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

Leave A Reply