Lecturas para la peste – 11 de marzo

0

La peste, de Camus, se vende como un bestseller en Francia. Mil setecientos ejemplares a la semana, según Gallimard: un cuarenta por ciento más de todo lo que vende en un año. Saramago triunfa en Italia: Ensayo sobre la ceguera tiene un aumento de ventas del ciento ochenta por ciento. El Nobel portugués definió su novela como un relato que «plasmaba, criticaba y desenmascaraba a una sociedad podrida y desencajada». Camus también ganó el Nobel. En su libro lo que destacaba era la solidaridad, aunque «la estupidez insiste siempre». Escribía Camus que nos daríamos cuenta si no pensáramos siempre en nosotros mismos.

La literatura es un recurso de socorro en tiempos de urgencia. En el año 2013, George Orwell volvió a ponerse de moda en Estados Unidos. 1984 se vendió en cifras récord al tiempo que se divulgaban los secretos del espionaje masivo del gobierno de Barack Obama. Pero el éxito total le llegó con Donald Trump: un aumento de ventas de casi el diez mil por cien el 20 de enero de 2017, día de la toma de posesión de quien pasaba por ser el rey de las noticias falsas y los hechos alternativos. En palabras de Orwell, «la guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia es fuerza».

Las novelas que hablan del presente venden más en tiempos de confusión. Pero no necesariamente consiguen alterar el curso de los acontecimientos. En 1985, por ejemplo, se vendió mucho El cuento de la criada, de Margaret Atwood, y eso no ha impedido que una o dos generaciones de fascistas y machonazis campen hoy por un mundo que, sin embargo, también consume con interés la serie adaptada de la novela. Quizá sea que la poesía y la política discurren caminos diferentes. O tal vez, sin más, es que la literatura no es un arma para cambiar el mundo, por mucho que insistan los poetas.

Celaya ideó que la poesía era un arma cargada de futuro: «gritos en el cielo, y en la tierra son actos». Los gritos los puso Paco Ibáñez: sin música no hay acción lírica, el ditirambo es manco sin la espada. Los versos de Homero tenían un ritmo para el recuerdo y la Ilíada arranca con una peste frente a Troya. El amor, la guerra y la enfermedad son toda la historia de la literatura. García Márquez lo recordó en El amor en los tiempos del cólera, donde a Florentino Ariza le recetaban infusiones para entretener los nervios cuando él lo que quería era gozar del martirio del amor.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

Víctor García Guerrero
Últimas entradas de Víctor García Guerrero (ver todo)

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

Leave A Reply