Bannon: filosofía para la barbarie – 15 de mayo

0

Stephen Bannon es el mayor intelectual del presente. No es Slavoj Žižek, marxista y polemista; no es el Papa Francisco, perdido entre pedófilos y teólogos sin Dios. Tampoco es Bernard Henri-Lévy, a la caza de la próxima guerra fotogénica. Bannon triunfa porque ha hecho presidente a un millonario sin escrúpulos, porque ha entendido que la verdad y la mentira pesan tanto como un meme, un like o un montón de amigos en Facebook. Ahora Steve Bannon vive en Europa, y se prepara para la gran batalla electoral del 26 de mayo. Sus candidatos son los de Salvini, Farage, Orbán o Le Pen. Quiere que el Parlamento Europeo sea su circo de pulgas.

El Movimiento de Bannon es el paraguas de lo que la opinión publicada llama nacionalpopulismo. Los camisas pardas húngaros, los neofascistas italianos o los racistas alemanes combaten lo políticamente correcto con un apelativo inofensivo. Como Alt-Right, el origen made in USA: Alt guion Right suena a tecnología y modernidad digital, no a Ku Klux Klan. Bannon popularizó la etiqueta en su periódico: BreitBart, la Biblia alternativa de la derecha «sin complejos» que promocionó a Trump y atacó a sus enemigos con mentiras. Fake News. Hoy el filósofo busca predicadores a largo plazo. Les ha abierto una universidad en un monasterio del siglo XII. Reza y trabaja.

El Instituto Dignitatis Humanae tiene su sede en la Abadía de Trisulti, a hora y media de Roma. Allí curas y monjas hicieron a Dios grande otra vez durante siglos, pero en el siglo XXI han decidido pasarle el testigo a Steve Bannon. El cardenal Burke (poco amigo de las moderneces de Francisco) le apadrina. Y le financian multimillonarios de Estados Unidos y de Europa. La dignidad humana, según la Sorbona del neofascismo, consiste en creer en los valores judeocristianos versión eterna, y en amar a la libertad del capital sobre la de los seres humanos. Los nuevos evangelistas tienen la fe del muro y la cruz.

Algunos detalles del Instituto de Bannon los ha contado En Portada: el mejor programa de reportajes de actualidad internacional de la televisión en España se emite fuera del prime-time porque baja el share. Pasa lo mismo en los Telediarios: la audiencia cae cuando salen las noticias del mundo. Steve Bannon también se dio cuenta de que al americano enfadado no le interesaba «el extranjero». Les dio a Trump. Juan Cueto (verdadero filósofo e inventor de palabras) decía que el futuro era glocal: una tensión entre lo global y lo local. Acertó, como casi siempre. Cueto vivía en Gijón, alejado casi de cualquier forma de cultura mientras el mundo se iba hacia lo salvaje.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

Víctor García Guerrero

Actividad fraccional

@VictorGGuerrero
Víctor García Guerrero

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

Leave A Reply