Cine y TVCinefórum

Cinefórum LVIII: El abrazo de la serpiente

Resulta fascinante apreciar los paralelismos entre las diferentes mitologías del planeta: a lo largo de la historia, comunidades alejadas miles de kilómetros no sólo se han planteado preguntas similares acerca de la naturaleza del ser humano o del origen del mundo, sino que también han respondido a ellas de formas muy semejantes. Una figura muy recurrente en la mitología es la del cambiaformas, aquella persona capaz de transformarse en otro ser vivo, o a su vez usar su forma humana como contenedor o envoltorio de otro ente o espíritu. Mientras que en La canción del mar Tomm Moore nos proponía un maravilloso viaje de animación a través de la mitología irlandesa, Ciro Guerra nos sumerge en el corazón de la selva para que, guiados por el chamán Karamakate (nuestro cambiaformas en este filme) descubramos otro mundo y otra época, propios de una ensoñación o de un brote imaginativo, y sin embargo reales.

El abrazo de la serpiente es una historia basada en los diarios de Theodor Koch-Grünberg y Richard Evans Schultes, que a principios del S. XX recorrieron parte del noroeste amazónico dejando testimonio de las comunidades indígenas que encontraron a su paso, combinando de una forma muy eficaz ambas historias, separadas en el tiempo por treinta años. En la primera, un enfermo Koch-Grünberg, acompañado de su fiel escudero Manduca, antiguo esclavo de los caucheros, pide el auxilio de Karamakate, chamán ermitaño y último superviviente de su tribu, para que les guíe en busca de la yakruna, una planta con propiedades medicinales que le puede salvar la vida. Aunque reticente al principio debido a su desconfianza en el hombre blanco, Karamakate accede y se convierte en un particular Virgilio que guiará a los viajeros a través de las profundidades de la selva.

En la segunda historia, ambientada en 1940, Evans, etno-botánico y científico, sigue con oscuros y ocultos propósitos los pasos de Koch-Grünberg. Karamakate, ya envejecido y desposeído en un principio de sus recuerdos para ser convertido en un envoltorio material de un espíritu de la naturaleza, volverá a ejercer de guía mientras los recuerdos del pasado van resurgiendo en su cabeza poco a poco.

El abrazo de la serpiente es una película rica en matices y con un trasfondo histórico muy interesante en que la fiebre del caucho aparece como telón de fondo, brindando momentos de gran intensidad dramática y configurándose como uno de los elementos que justifican las motivaciones y actuaciones de algunos de los principales personajes. A su vez, las transiciones entre ambas historias ponen de manifiesto las transformaciones culturales y sociales que viven las comunidades que se encuentran en el camino los protagonistas entre 1909 y 1940.

La película destaca por su (en palabras del director) expresionismo naturalista: rodada en blanco y negro, persigue no sólo anular la monocromía selvática y dar la oportunidad al espectador de imaginar su propia selva sino también inspirarse y reavivar los testimonios fotográficos que nos quedan de los diarios de ambos científicos, en los que se retratan las tribus aborígenes, sus costumbres y vestimentas. En este aspecto cabe destacar el trabajo de David Gallego al mando de la fotografía. Otro aspecto muy interesante, y por el cual es imprescindible ver esta película en versión original, es la variedad de idiomas que en ella se pueden escuchar (latín, español, inglés, portugués, catalán, cubeo, vitoto, tikuna…), todos ellos justificados por la presencia de sus variopintos personajes.

Rodada en 2015 en el Baupés colombiano, con las dificultades propias de un paraje inhóspito y selvático, a merced de las lluvias torrenciales, El abrazo de la serpiente fue premiada en el festival de Cannes y nominada en los Oscar como mejor película de habla no inglesa. Recordando casi a Apocalypse Now, Ciro Guerra nos pone en brazos de una serpiente fluvial que nos irá envolviendo poco a poco, llevándonos a los parajes más profundos y oscuros de la selva y del ser humano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba