Feminicidios en México: guerra contra las mujeres – 29 de noviembre de 2017

2

Yendi Guadalupe Torres Castellanos fue asesinada a tiros a las nueve de la mañana, hora de Pánuco, Veracruz, al llegar a la oficina. Los sicarios abrieron fuego con impunidad. No había policías frente a la sede de la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia. Yendi era la fiscal jefe. El coche que conducía era del propio ministerio público, furgoneta blanca con sus escudos y emblemas. Allí quedó su cadáver de treinta y cinco años de edad. Luego llegó la fuerza pública, que se lanzó a buscar a los asesinos. No aparecieron. Ni se conocen sus motivos. Yendi Guadalupe Torres fue víctima de esa violencia que no cesa en México, y que también es una guerra contra las mujeres.

Seis mujeres fueron asesinadas en México en el Día Internacional contra la Violencia a la Mujer. Una menos que la media, que es de siete por jornada, dos mil quinientas cincuenta y cinco al año. Aquí tal vez no se cuente el asesinato de Yendi, porque puede que no la hayan matado por mujer sino por fiscal. «Poder», es un decir, público: también en el Estado de Veracruz, este mismo fin de semana, asesinaron a un alcalde y a su esposa. Y a más: veintiséis en total. Los cadáveres desbordan las estadísticas y a los gobiernos les da pereza distinguir entre hombres y mujeres, entre homicidios y feminicidios. Como si matar mujeres porque lo son no fuese más que otra cara de esa plaga que se extiende por «México lindo».

Por eso nadie hizo mucho caso a las mujeres que empezaron a aparecer muertas por decenas en Ciudad Juárez, donde el cielo era una flor carnívora, según Bolaño. Luego las novelas, los reportajes, las películas, las manifestaciones de gritos indignados hicieron moverse algo a ese Estado mexicano hasta entonces impasible y se crearon «alertas de género» , «protocolos de investigación» o fiscalías como en la que trabajaba Yendi Guadalupe Torres. Con poco éxito: hoy en día, dicen quienes de verdad se preocupan por los asesinatos de mujeres, la única respuesta honesta a la pregunta «¿cuántos feminicidios hay en México?» es «no lo sé».

Aunque el cardenal emérito Juan Sandoval Íñiguez sí que parece saber por qué las matan: por vestirse bien, por imprudentes: «con cualquiera se suben». Y cuando recientemente le preguntaron al que será candidato del PRI a la presidencia por la violencia contra las mujeres, respondió: «hay que instalar una cultura del respeto», sin explicar si había que instalarla en los hombres, o en las lascivas mexicanas. Una quizá como Yendi Guadalupe Torres, empeñada en ser fiscal en un país de hombrazos; de esos que tal vez piensen que la vida le ha dado una lección por querer hacer justicia en un territorio al que ellos han dejado bien amarrado al altar de la Santa Muerte.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este tumblr.

Víctor García Guerrero
Últimas entradas de Víctor García Guerrero (ver todo)

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

2 comentarios

  1. Para hablar de una guerra contra las mujeres deberías mostrar una estadística de hombres / mujeres asesinados. Creo que si vemos esos datos no hay una guerra contra la mujer, hay una guerra contra la vida en general.
    Si te pones a distinguir por el genero, puedes distinguir también por otros temas, igual te sale una guerra contra zurdos, o contra conductores de coche…

    • Hola. No sé si te habrá pasado pero en el primer párrafo hay un «también». Eso significa, por si no queda claro, que de lo que se trata aquí es de hablar de una violencia generalizada que, TAMBIÉN, afecta a las mujeres, y en este caso por el hecho de serlo, no por tener cargos, formar parte de un cártel o trabajar en la policía. En general, el artículo trata de los feminicidios, como se puede comprobar por la sutil pista del título.

Leave A Reply