Habitación de invitados: Yonomeaburro

0

Yo no me aburro, tú no te aburres, él no se aburre. Nosotros no nos aburrimos porque vivimos sumergidos en una edad dorada de la televisión que parece no tener fin. No solo empleamos un uso desproporcionado de nuestro tiempo en devorar de forma compulsiva todo tipo de series, si no que rellenamos los escasos huecos muertos que nos quedan (la hora de comer, el trayecto en metro, la visita al servicio) deglutiendo informaciones sobre nuestros programas favoritos con el único afán de hacer frente con la mayor entereza posible a ese cliffhanger permanente en que se ha convertido nuestra existencia. Un síndrome de abstinencia que se hace más llevadero gracias a blogs como el de la periodista Mariló García, fuente de las noticias más variadas no solo relacionadas con la series televisivas, sino con la ficción audiovisual en general. Yonomeaburro, ¿y tú?

Yonomeaburro

El anfitrión

About Author

Dejó dicho Noe Clarasó que «el amor es como los huéspedes. Lo que importa no es creer en ellos, sino saberlos recibir cuando se presentan, aprovecharlos mientras están, y despedirlos con cortesía cuando se marchan». En la Soga sí que creemos en nuestros huéspedes, porque somos nosotros los que los animamos a pasar una temporada en nuestra habitación de invitados para que dejen en ella un poco de lo mucho que traen consigo. Sé bienvenido a conocerlos y pasa a nuestra habitación.

Leave A Reply