Notas de extramurosOpinión

ONU: diplomacia virtual en un mundo sin gobierno – 30 de septiembre

La ONU ha celebrado 75 años con una reunión virtual. Solo el secretario general, el portugués Antonio Guterres, ha subido al atril para hablar en directo. El resto de líderes mundiales ha enviado vídeos. El primero, como de costumbre, ha sido el presidente de Brasil. Jair Bolsonaro ha culpado a los medios de comunicación de buscar el caos por pedir que la gente se quede en casa. Es «politizar el virus», según Bolsonaro, quien sin embargo evitó el viaje a Nueva York. La Asamblea General de la ONU no ha podido convocar ni a quienes niegan que el virus mate. En tiempos de pandemia, el mundo se cierra en sus fronteras y los foros globales prescinden del susurro.

La diplomacia del covid ya no se toca ni hace apartes. A cambio, envía mensajes privados, chats ajenos al grupo, un Zoom paralelo. La zoomplomacia es la política a distancia, confinada, a salvo de micrófonos ocultos pero un libro abierto para la docena de aplicaciones que permiten a la gente reunirse sin tocarse. Envía un Whatsapp a un diplomático desconocido, y a la mañana siguiente, Facebook propondrá amistad en su red social. Presidentes, embajadores y ministros que usan Zoom también deben saber que la empresa de Eric Yuan le pasaba a la compañía de Zuckerberg los datos personales de millones de usuarios sin que estos lo autorizasen. El medio es un mensaje con trampa.

La ONU nació de la Segunda Guerra Mundial y fue el escenario de hits de la Guerra Fría: Fidel Castro habló durante cuatro horas y media el día que presentó su revolución en Cuba; Krushev golpeó la mesa con un zapato para protestar contra quienes decían que la URSS se tragaba a los países del Este. Había una política con show antes de Skype que sirvió para que el mundo no saltase por los aires. Aunque en el ambiente oliese a azufre, dijo Hugo Chávez en el lugar en el que había estado George Bush Junior. Antes este presidente había usado la ONU para mentir al mundo sobre Irak e hizo la guerra por su cuenta. El America First se lanzó en un tomahawk sobre Bagdad.

Hoy sobre el mármol verde de la ONU se reflejan las sombras de un mundo que ya no existe y al que un virus muerde los restos por los cinco continentes. No hay Naciones Unidas para imponer una vacuna universal a las grandes farmacéuticas que cotizan en dólares. No hay ONU para salvaguardar el desarme nuclear, para evitar la guerra económica en forma de sanciones. La Asamblea General era una molestia protocolaria en tiempos de empresarios y tecnólogos. En el foro de Davos se profetizan más la guerra y la paz que en Nueva York; y el virus se nos hizo pandemia no cuando lo dijo la OMS, sino el día que cancelaron un congreso de móviles en Barcelona.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este Tumblr.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar