Argentina: bailando sobre el cadáver del último desaparecido – 25 de octubre de 2017

1

El cadáver de Santiago Maldonado apareció flotando entre las ramas de unos sauces en el río Chubut, Patagonia, Argentina. Llevaba setenta y ocho días desaparecido. Se le había visto por última vez el 1 de agosto, participando junto a indios mapuches en una protesta disuelta a tiros por los antidisturbios al grito de «¡Fuego al negro, escopeta!». El gobierno lleva meses diciendo que no es cosa suya, que Santiago probablemente se ahogó sólo. O que lo mataron los indios, «terroristas». Su familia cree que lo asesinó la policía, la única capaz de esconder un cuerpo tanto tiempo y luego colocarlo en el mismo lugar donde se le perdió la pista. En el río. En la autopsia no han visto signos de violencia.

Santiago Maldonado era artesano y trotamundos. Durante este tiempo desaparecido, el gobierno de Mauricio Macri ha pasado de la ocultación a la flagrante mentira (decían que no estaba en Patagonia el día de los hechos o que se le había visto en Chile en tiempos de la desaparición), o a las comparaciones atrevidas. Como la que hizo la diputada Elisa Carrió, quien dijo que el cadáver de Santiago se había conservado bien gracias a las bajas temperaturas, «como Walt Disney». Carrió sacó el domingo más del cincuenta por ciento en las elecciones a diputado por Buenos Aires. Fue la más votada. Luego dirán que son malos tiempos para la lírica.

Como la de Enrique Iglesias, cantada en la fiesta de Carrió y Macri en la velada electoral del domingo: «yo quiero estar contigo, vivir contigo, bailar contigo, tener contigo una noche loca», danzaba Macri en camisa azul pálido y pantalones chinos después de gritar, «vamos Argentina, cambiemos, os quiero, os amo, gracias, es acá, es ahora, vamos Argentina». Y todos han aplaudido al millonario presidente, porque los ricos sí pueden amar y bailar cuando ganan, con o sin mentiras, con cadáver de desaparecido frío, caliente o despreciado por el poder. La poética de las presidencias amigas del dinero no es populismo: es venderle a la gente su derecho a ser feliz.

Mientras familias como la de Santiago Maldonado se olvidarán en la tristeza por no saber qué pasó con su hijo, que defendía junto a los indios una tierra hoy en manos de Benetton. Una multinacional, o sea, el progreso. O como decía Macri: «el espíritu emprendedor». Ese que combate a todo aquel que se oponga a su colosal maquinaria de shock. Las víctimas son gentes como Maldonado, vete a saber si ahogados o asesinados. O los pobres crónicos, el treinta por ciento de la población de Argentina, las chicas madres con catorce años sin trabajo de por vida. Para esa gente no hay prosperidad posible y no se le recomiendan las luchas, no vayan a acabar flotando en el río. Baja helado en esta época.


Notas de Extramuros es una columna informativa de Siglo 21, en Radio 3. Puedes escucharla en el siguiente audio y acceder al programa pulsando aquí. También puedes revisar todas las Notas de Extramuros en este tumblr.

About Author

Actividad fraccional @VictorGGuerrero

1 comentario

  1. Patético lo tuyo, este hippie miserable estaba cortando una ruta (delito) con un grupo violento que usurpa tierras y ataca pobladores, se ahogó huyendo de la gendarmería y finalmente encontraron su cuerpo.
    Además te brota el resentimiento y la mala leche por todos lados.
    Andá a llorarle la pobreza al corrupto y asesino gobierno anterior, que disparó los índices de pobreza hasta el cielo, mientras los muy progres gobernantes se hacían multimillonarios.
    Lástima, lo poco que había visto de la página me gustaba, hasta que los progres enamorados de los delincuentes como vos pudren todo.
    Y bancáte la victoria de Cambiemos en todo el país, zurdito amigo de los terroristas mapuches.

Leave A Reply