Miscelánea lovecraftiana y cthuloidea: carta a Clark Ashton Smith, 27 de noviembre de 1927

0

Carta de Lovecraft a CAS

La parte menos conocida de la obra lovecraftiana para el aficionado español es, sin ninguna duda, la de su abundante producción epistolar. Mientras que en los Estados Unidos se han publicado múltiples colecciones de cartas del autor, seleccionadas por su interés o simplemente por ir dirigidas a un mismo interlocutor, en España no hemos tenido hasta el día de hoy ninguna edición.

En principio, podría parecer este un tema menor, si no fuera porque en sus misivas el autor de Providence puso por escrito tanto o más que en sus relatos. En su muy numerosa correspondencia nos encontraremos con reflexiones acerca de su obra y la de sus allegados, comentarios de sus lecturas, puestas al día de su progreso en diferentes historias… Lovecraft nos legó un corpus epistolar que es fuente aparentemente inagotable de datos de interés.

Clark_Ashton_Smith_1912En Internet la situación no es mucho mejor que la del mercado hispano. Apenas se pueden encontrar algunos fragmentos y un puñado de cartas completas. Por suerte, una de ellas es esta, dirigida a Clark Ashton Smith en noviembre de 1927 y que resulta muy interesante.

Clark Ashton Smith fue uno de los principales autores relacionados con la figura de Lovecraft. Autor fantástico e ilustrador, se convirtió en una de las principales figuras de la bohemia de San Francisco y nos legó una obra muy infravalorada aún a día de hoy, en la que la fantasía de raigambre dunsaniana se da de la mano con el mundo terrorífico que identificamos como lovecraftiano.

En esta carta podremos comprobar el respeto y aprecio que tenía Lovecraft por el autor californiano, pero también vislumbrar cómo construía la historia del Necronomicon y cómo tras su vuelta a Providence en 1926, ya había decidido que no quería volver a abandonar la capital de Rhode Island.

No menos interés tienen sus reflexiones y su visión del mundo literario de la época. Destaca ver cómo estos autores, hoy en día respetados y aplaudidos, estaban dispuestos a enviar su obra a cualquier medio que creyesen que podía llegar a pagarles.

En resumen, esperamos que esta carta lovecraftiana resulte de interés no solamente para el aficionado al autor de Providence, sino para todos aquellos que tengan algún tipo de curiosidad por el mundo de la producción literaria en la época pulp.

 HP Lovecraft

27 de noviembre de 1927

Querido C A S:

He recibido tanto tu carta como el Overland[1] con gran placer por mi parte. Todavía no sé si el segundo debe ser devuelto o no; si ese es el caso, puedo asegurarte que la copia continúa a salvo y segura esperando nuevas instrucciones. Sterling prueba sin dudas su valía y su capacidad para fascinar con la multitud de homenajes que no cesa de provocar; casi todos ellos están llenos de gracia pero el tuyo destaca, en mi opinión, como especialmente adecuado y distinguido. Ye te dije el año pasado que tus dudas en torno a su mérito eran totalmente injustificadas. El retrato de Sterling[2] tiene sin ninguna duda la atmósfera de la autenticidad; no hay muchos poetas que estén dotados de una fisionomía tan apropiada y clásica.

Tu traducción de Verlaine me resulta maravillosamente fresca, graciosa y delicada; espero que continúes haciendo más de la misma fuente. No conozco ninguna buena versión en inglés de Verlaine; lograrla, al igual que una de Baudelaire, sería una tarea más que digna para tus momentos libres. Los versos franceses, en sus versiones adaptadas, están ahora sin duda a la altura del estándar de exactitud galpiniano; se los mostraré a Galpin[3] la próxima vez que me ponga en contacto con él y mientras tanto estaré encantado de poder ver el resto. Recientemente he conseguido entrar en contacto mediante correspondencia con un verdadero francés, un brillante y joven nativo del sur de Francia llamado Jean Reçois que reside actualmente en Nueva York y aspira a dedicarse a la creación fantástica en inglés. Le enseñaré tu poesía francesa en breve. Mientras tanto, puede ser que sepas de él, puesto que le he dado tu dirección.

The Hermaphrodite and Other PoemsCiertamente deberías tener un nuevo volumen publicado a estas alturas, y no puedo ser lo suficientemente enfático al recomendarte que te pongas en contacto con W. Paul Cook[4] al respecto. Este es exactamente el tipo de material en el que está interesado ahora mismo, la publicación de pequeños volúmenes de mérito inusual y distinción única, y estoy seguro de que estaría dispuesto a asumir el riesgo financiero, al igual que lo hizo en el caso del Hermaphrodite de Loveman[5]. Es muy razonable en este aspecto, si el autor es capaz de asumir el riesgo todo está bien; si no, lo asumirá él mismo. Solamente de esta manera puede que llegue a publicar mi Shunned House[6], con lo que no para de amenazarme. Empieza una correspondencia con él al respecto, estoy realmente ávido por ver alguna de tus obras publicada de un modo acorde a su mérito, algo que hasta ahora solamente es cierto en el caso de tu Star Treader[7] y tus Odes & Sonnets[8]. Cook puede conseguir un trabajo muy bueno cuando se lo propone y puedo garantizarte que yo mismo ayudaré con la corrección. Supongo que ya sabes que ahora está publicando un libro para Wandrei[9], del que espero ver páginas de prueba próximamente.

Dwyer[10] estaba tan entusiasmado como el resto acerca de tus dibujos, como seguramente te habrá contado él mismo a estas alturas. Al igual que yo, se lamenta de su incapacidad financiera para invertir en la compra de algunos de ellos, en especial las ilustraciones en blanco y negro de la serie de las Tierras del Sueño[11], que también han ejercido una poderosa influencia sobre mi imaginación. Ahora las ha mandado a Long[12] y a la pandilla a Nueva York, y supongo que Loveman se encargará de que lleguen a ser vistas por De Casseres[13]. Puedes dejarle caer una línea pidiéndole que no deje de lado a De C. o a la Miss Turner que mencionas; o puede que lo haga yo mismo, para ahorrar tiempo. Ahora mi curiosidad ha aumentado a causa de esa nueva lámina fijada a tu mesa de dibujo. ¡Ojala pueda observarla largamente, convertida en blasfema por las visiones de un genio demoniaco!

Creo que encontrarás The Recluse[14] bastante disfrutable y espero que los números posteriores mantengan el mismo estándar de calidad. Tu prosa-poesía, como la primera contribución que ha sido aceptada, constituye un augurio favorable. Por cierto, uno de mis amigos por correspondencia me dice que se acaba de establecer una nueva revista profesional de historias fantásticas, Tales of Magic & Mystery[15], editada por Walter Gibson, 931 Drexel Bldg, Philadelphia Pa. Le he mandado una serie de trabajos rechazados por Wright. Puedes tratar de acercarte a ellos con algunos poemas o fragmentos (o con The Abominations of Yondo)[16] y probar suerte; en todo caso no sé nada sobre la revista, ni siquiera si se trata de una propuesta de presente o de futuro.

Auburn LibraryNo me sorprende que estés descubriendo tu deuda con el paisaje de Auburn, pues más tarde o más temprano todos descubrimos que nuestros pensamientos e impresiones son básicamente el reflejo de lo que hemos ido recogiendo visualmente y vamos asociando en un momento o en otro. Subrayé ese punto en la conclusión de una de esas novelas cortas que seguramente nunca serán mecanografiadas que produje el pasado invierno. Viajar está bien, ¡pero uno necesita de las viejas escenas familiares para poder volver al hogar! Hasta donde me atañe, Providence, con su apacible y anciana vida, con su cielo de viejos tejados y torres georgianas, me servirá sobradamente bien durante el resto de mis días. Es el molde que me dio forma y el espacio al que me adapto más naturalmente. Nuestro otoño, a diferencia del vuestro, ha sido fenomenal y afablemente cálido; esto me ha dado la oportunidad de hacer bastantes excursiones rurales. Las zonas norte y occidente del estado han sentido en parte las inundaciones que golpearon Nueva Inglaterra a inicios de este mes, pero Providence se libró de las mismas por completo.

No he tenido la oportunidad de producir nuevo material este otoño, pero he estado clasificando mis notas y sinopsis para prepararme para algunos monstruosos cuentos más tarde. ¡En particular he estado preparando algunos datos acerca del celebrado e inmencionable Necronomicon del loco árabe Abdul Alhazred! Parece que esta estremecedora blasfemia fue creada por un nativo de Saná, en Yemen, que vio la luz en torno al año 700 de nuestra era y que realizó muchos misteriosos peregrinajes a las ruinas de Babilonia, las catacumbas de Memfis y los yermos inexplorados y acechados por demonios de los grandes desiertos del sur de Arabia, el Roba el Khaliyeh, donde dijo haber encontrado registros dejados por cosas diferentes (¿se puede traducir por algo más tangible?) a la humanidad, y haber aprendido cómo adorar a Yog-Sothoth y Cthulhu. El libro fue un producto de la vejez de Abdul, que pasó en Damasco, y el título original era el de Al Azif; azif (consulta las notas de Henley [17] en Vathek), era el nombre que se aplicaba a aquellos extraños ruidos (de insectos) nocturnos que los árabes atribuían al aullar de los demonios. Alhazred murió, o desapareció, bajo terribles circunstancias en el año 738. En el 950 el Al Azif fue traducido al griego por el bizantino Theodorus Piletas bajo el título de Necronomicón y un siglo más tarde fue quemado por orden de Miguel, el patriarca de Constantinopla. Fue traducido al latín por Olaus en 1228, pero se incluyó en el Index Expurgatorius del papa Gregorio IX en 1232. El original árabe fue perdido ya antes de la época de Olaus y la última copia griega conocida desapareció en Salem en 1692. La obra fue reimpresa en los siglos XV, XVI y XVII, pero pocas copias han sobrevivido. Las que existen son guardadas cuidadosamente por el bien de la cordura y el bienestar del mundo. Una vez un hombre leyó la copia de la biblioteca de la Universidad de Miskatonic en Arkham; la leyó y después corrió con la mirada perdida a las colinas… ¡pero eso es otra historia!Sir Rennell Rodd

Con los mejores deseos de parte de todos los afreets y djinns locales

Yr obt

HPL

P. D.: Escuché una ponencia de Sir Rennell Rodd[18] el lunes pasado acerca de la pervivencia de los mitos clásicos en el folclore griego moderno. Me dejó francamente sorprendido. Parce que los sátiros, las ninfas, las moiras, Caronte… todavía tienen creyentes; y muchos de los viejos dioses todavía son adorados bajo la imagen de santos. Gran parte del folclore relacionado con los sátiros es realmente extraño y recuerda a la «pequeña gente» de Machen[19].

 

 

 

 

1 Lovecraft se refiere aquí a la revista Overland Monthly and the Out West Magazine, número de noviembre de 1927.
2 George Sterling fue uno de los principales poetas californianos de principios del siglo XX. Murió en 1926 y a él se le dedicaron varios textos en el número de la revista Overland comentado. Había sido protegido de Ambrose Bierce y amigo de Clark Ashton Smith y Jack London, que lo introdujo con diferentes nombres en al menos dos novelas.
3 Alfred Galpin fue uno de los mejores amigos de Lovecraft. Autor aficionado y compositor profesional, escribiría a la muerte de Lovecraft un Lamento por HPL para piano.
4 Impresor y editor aficionado. Buen amigo de Lovecraft, editó algunas obras suyas y de su círculo en los años veinte. Destaca por haber sido uno de los principales causantes de que Lovecraft volviese a la ficción en 1917 tras haberla abandonado.
5 Samuel Loveman era un amigo de Lovecraft y autor aficionado. Curiosamente fue el autor de algunos textos biográficos muy interesantes sobre el autor de Providence, pero acabó renegando de su amistad y quemando sus cartas cuando supo de su antisemitismo por las cartas publicadas tras su muerte. Samuel Loveman, por supuesto, era judío.
6 En la edición de las obras completas de Valdemar se tradujo como La casa evitada. Finalmente Cook conseguiría imprimirla en 1928, pero tras una crisis personal y financiera no consiguió culminar el proyecto. Algunas copias encuadernadas a partir de las hojas originales serían publicadas en 1934 por H. R. Barlow y en 1959 y 1961 por Arkham House.
7 The Star-Treader and Other Poems se publicó en 1912 en San Francisco.
8 Odes and Sonnets se publicó en 1918 en San Francisco. En el texto he mantenido la grafía original de Lovecraft para el título.
9 Donald Wandrei fue otro de los miembros del «círculo de Lovecraft». Contaba entonces con apenas diecinueve años y ese mismo año había visitado a Lovecraft por primera vez. El libro al que se refiere Lovecraft sería Ecstasy and Other Poems, publicado en 1928.
10 Bernard Austin Dwyer era otro autor aficionado (apenas publicó un poema en Weird Tales) y pintor. Lovecraft lo había conocido ese mismo año y mantendrían la amistad hasta su muerte.
11 The Dreamlands en inglés. Es curioso cómo este término ha acabado siendo empleado para referirse a las obras oníricas de influencia dunsaniana del propio Lovecraft.
12 Frank Belknap Long, miembro del «círculo de Lovecraft» y autor de literatura fantástica. Entre sus muchos logros se encuentra el estar considerado como el primer autor diferente a Lovecraft en escribir una obra que se encuadra en los Mitos de Cthulhu con el relato The Hounds of Tindalos.
13 Influyente crítico, ensayista, periodista y poeta del Nueva York de los años veinte.
14 El primer número de The Recluse destaca por la importancia de contener entre sus páginas la primera versión de Supernatural Horror in Literature.
15 Finalmente se editarían cinco números mensuales de esta revista, recordada hoy en día sobre todo porque publicó el relato de Lovecraft Cool Air.
16 Relato escrito por Clark Ashton Smith que terminaría dando nombre al cuarto recopilatorio de su obra publicado en 1960 por Arkham House.
17 El reverendo Samuel Henley fue el traductor y anotador de la primera edición inglesa de la novela Vathek de William Thomas Beckford. Merece la pena comentar que se editó traducida en inglés en 1784, mientras que el original francés no vio la luz hasta 1787.
18 Sir Rennell Rodd fue un poeta, político y diplomático británico. Había sido amigo de Oscar Wilde en su juventud y embajador en Italia durante la Primera Guerra Mundial.
19 Arthur Llewelyn Jones, más conocido como Arthur Machen, fue uno de los principales autores del fantástico de finales del XIX y principios del XX. Entre otras de sus obras The Great God Pan fue una influencia básica en Lovecraft.

 

Traducción: Ismael Rodríguez Gómez

Ismael Rodríguez Gómez

Ismael Rodríguez Gómez

Lovecraftiano con solera y sherlockiano tardío. Veo demasiadas películas.

Twitter: @Darth_Azirafel
Ismael Rodríguez Gómez
Share.

About Author

Lovecraftiano con solera y sherlockiano tardío. Veo demasiadas películas. Twitter: @Darth_Azirafel

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies