Cine y TVCinefórum

Cinefórum CCCXXXI: «The Love Witch»

De unos personajes que intentan escapar de la realidad en un jardín atemporal, pasamos a una mujer proyectada hacia una realidad alternativa por los traumas causados por su sociedad. Hablamos de la Elaine (Samantha Robinson) de The Love Witch (Anna Biller, 2016), joven bruja obsesionada con encontrar el amor de un hombre y que no dudará en usar hechizos y pociones al precio que haga falta; normalmente, el de matar a sus amantes.

Es inevitable empezar enfatizando en el aspecto formal de una cinta que ha sido esculpida, como si de una tarea artesanal se tratara, por la mano (y mente) de una misma persona: Biller escribe, dirige, produce, monta y diseña una delicia visual que, precisamente, tiene en su acabado (tan desmedido como hipnótico) su baza más obvia y, también, su invisible genialidad. Porque bajo el disfraz de homenaje se esconde la subversión de las coordenadas narrativas de un género, el exploit erótico y satanista, que desde su falocentrismo original es reinventado aquí, casi medio siglo después, como mordaz discurso feminista en clave de denuncia.

Y es que la paradoja de la historia reside en que, mientras la protagonista busca en la brujería la forma de encontrar a su príncipe azul, no se da cuenta de que ella misma está hechizada por las artes oscuras del amor romántico; un maleficio invocado por los hombres y del que al final acabarán siendo ellos también las víctimas. Porque cuanto más sumisa se muestra Elaine ante sus deseos, más destructiva se volverá su feminidad contra ellos.

Tan cómica como inquietante, puede que el espíritu camp de The Love Witch haga que su visionado no acabe de ser del todo cómodo. Desde el alargado metraje hasta las histriónicas actuaciones, pasando por el montaje contemplativo, los diálogos afectados o sus desconcertantes escenas, lo excesivo amenaza con saturar a un espectador que, no obstante, si sobrepasa la prueba acabará, como los personajes masculinos de la película, engatusado por la irresistible y poderosa magia inmoladora de Elaine.

Marcos García Guerrero
Últimas entradas de Marcos García Guerrero (ver todo)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba