Curva Sud Granillo, Ultras Reggina

0

Club: REGGINA CALCIO

Ciudad: REGGIO CALABRIA (Regio de Calabria) (186.547 habitantes).

Provincia: REGGIO CALABRIA (Regio de Calabria) (563.550 habitantes).

Región: CALABRIA (Calabria) (1.980.533 habitantes).

La punta más meridional de la bota italiana goza de una orografía particular: es el final de los Apeninos que mueren en el estrecho de Messina, en pleno mar Mediterráneo. Reggio Calabria, como es conocida la ciudad, está situada en el cabo del Stivale. Fue fundada por los colonos griegos a los pies del Aspromonte. Posee una posición estratégica privilegiada para los intercambios comerciales y el control militar.

Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió intensos bombardeos y los terremotos y maremotos también han dejado huella en la ciudad. El dramaturgo griego Esquilo, en su obra Galuco Marino, reflejó los desastres naturales que ocurrían en la zona. La Città del Mediterraneo, conocida así por ser el epicentro de dicho mar, posee unas tradiciones muy arraigadas.

Otra característica propia de la región es la ‘Ndranghetaorganización de corte mafioso cuya zona de actuación predominante es Calabria. Pese a no ser tan internacionalmente conocida como la Cosa Nostra siciliana, y considerada más rural en comparación con la Camorra de Campania o la Sacra Corona Unita de Apulia, la ‘Ndrangheta se ha convertido en el elemento de corte mafioso más poderoso de Italia desde los años noventa. Aunque en ocasiones se le asocia incorrectamente a la mafia siciliana, opera de modo independiente, si bien existen contactos entre ambas dada la proximidad geográfica entre Calabria y Sicilia.

Pero Regio de Calabria también es conocida en ambientes futboleros por ser la ciudad a la que representa el Reggina Calcio, club fundado en 1914 y que actualmente juega en la Lega Pro de Italia (la tercera categoría del fútbol italiano). En total ha disputado nueve temporadas en la Serie A.

En una ciudad como Reggio Calabria, maltratada y golpeada por los graves problemas de su complicada vida social, política y económica, el equipo de fútbol ha sido siempre una cosa a mitad de camino entre un entretenimiento y una válvula de escape, una bandera a la que unirse a través de un amor visceral que casi nunca se traiciona. Toda esta pasión, tan característica de las equipos del sur de Italia, se agruparía en los diferentes grupos ultras que desde finales de los años setenta han defendido los colores de la Reggina. Esta es su historia.

El primer grupo realmente ultra nació en 1979. Se trata de los Warriors, para muchos un mito pero que rápidamente dejarían la actividad de la Curva, aunque todavía algunos de sus fundadores están presentes en la fiebre tifoidea de Reggio Calabria. En los primeros años de su andadura son el colectivo al que se unen todos los jóvenes que quieren gritar y animar. Sus miembros tenían un sentido de pertenencia de comunidad particular; todos provenían de dos de los barrios más populosos y famosos de la ciudad: Sant’Anna y Gebbione. Pronto los Warriors estuvieron acompañados en el dominio de la Curva con los Position Fighters, tal vez el mejor (o uno de los mejores) entre los grupos vistos en Reggio. Ambos se situarían en la denominada Curva Catania (la Nord del viejo estadio de el Comunale).

Los Position Fighters compitieron por el control de la Curva con los Warriors durante una época, pero después de un tiempo ya no volverían a colgar la pancarta, aunque sin dejar de estar allí presentes. En el año 82 se produjo el primer shock después de los incidentes de Giulianova. Los perdedores fueron los grupos principales amarantos (apodo por el color de la camiseta del equipo), principalmente en la relación con los directivos del club.

Es a partir de entonces cuando llega un grupo destinado a dar una nueva y tangible fuerza a la Curva: el Comando Ultrà Curva Nord (C.U.C.N.), colectivo compacto, fundado por hinchas que no solo son asiduos a un bar del centro de la ciudad, sino que proceden de casi todos los barrios de Reggio, cuya primera pancarta cubriría toda la Curva. El grupo, en cuanto a ideas políticas se refiere, se caracteriza por un fuerte elemento de derecha, entre otras cosas porque donde nacieron fue en la sede local del Fronte della Gioventù.

Los años ochenta fueron difíciles para la Reggina, que vive entre la Serie C1 y la C2, pero eso no impide la evolución de la Curva: en 1986 nacen los Boys, casi todos del barrio de San Brunello, y que será uno de los grupos pilares de seguidores. En un primer momento cuelgan la pancarta en la Curva Sud, que era la opuesta a la principal, pero después de un comienzo difícil acaban destacando como un grupo dinámico, moderno, innovador, en medio de la Nord. La combinación Comando Ultrà Curva Nord (C.U.C.N.)–Boys continuaría durante varios años llevando las riendas de la Curva, a pesar de algunas fricciones internas.

En esa época nacerían otros grupúsculos como Eagles, Gioventù Amaranto o Amaranth Korp. El año 1988 ve, además del nacimiento de los Irriducibili (que contribuyeron en gran medida al crecimiento de la fiebre por el tifo en la ciudad), el ascenso a la Serie B, que viene contra el Virescit en el play-off disputado en Perugia, localidad invadida por 16.000 reggini. Al año siguiente se produce un nuevo éxodo masivo (25.000 hinchas) para la desafortunada promoción de ascenso a Serie A contra la Cremonese (con poco más de 300 aficionados por parte lombarda), la cual ve como la Reggina es derrotada en los penaltis.

En 1991 el equipo retrocede a la C1: el estadio está vacío y comienza una fuerte protesta contra la directiva del club, culpable de haber vendido a los mejores jugadores. En los años a caballo entre las Series B y C se forman otros grupos como la Brigata Veleno, pertenecientes al barrio de Gebbione (casi 200 miembros); los Ultrà Covo, gente del barrio Gallico; los Indios y los Oltranzisti, el ala más opuesta a la directiva. Debajo de los C.U.C.N. se ubicarían los Sun Group, formado por miembros procedentes del barrio de San Francesco. En 1993 nacen los Ultras Gebbione y los Nuova Guardia.

Pero la luz estaba a la vuelta de la esquina: en 1995 es el retorno ea la Serie B y cuatro años más tarde, por primera vez en su historia, la Reggina alcanza la codiciada Serie A (con 20.000 reggini en las gradas de Delle Alpi en Turín), la cual mantendrá hasta el año 2001, cuando pierden el play-off por la salvación contra el Verona. Volverían en la siguiente temporada.

Estos son los años de la epopeya amaranta: nuevo estadio, el Granillo (llamado así en honor del ex-presidente Oreste Granillo, bajo cuya presidencia el club ascendería a Serie B por primera vez), con capacidad para cerca de 30.000 personas (feudo en donde la Curva Sud pasaría a ser la ubicación de los ultras calabreses); y los 25.000 socios en el primer año de Serie A.

La temporada 99-00 fue el año de oro del tifo reggino, con la Curva llena de ultras y otros aficionados, con viajes por toda Italia siguiendo a la camiseta amaranta, etcétera. Hasta tal punto llegó la pasión por el equipo que el volcánico presidente de entonces, Lillo Foti, quiso reconocer el enraizamiento y la pasión de sus ultras con el retiro para siempre de la camiseta número 12; porque el duodécimo hombre en el campo era la Curva, lo que obligó al portero (Belardi) a lucir el 22. También de aquel tiempo fue la fantástica coreografía y el gran apoyo que los ultras de Reggio Calabria brindaron a la azurra durante el partido Italia-Portugal disputado en su ciudad.

En la temporada 98-99 es cuando se crea una junta coordinadora en donde estarían representados todos los grupos ultras y la mayoría de los clubs amarantos de cara a crear una caja común, única para toda la Curva, cuyos fondos se dedicaran a las coreografías.

En los últimos años el protagonismo lo ha cogido, además de algunos grupos menores,los Ultras Reggina 1914, quienes destacan por su material estético e innovador. Los grupos reginos han ido desapareciendo motivados por los celos, incluso económicos, y por las escisiones y divisiones internas que han llevado a la disolución de los grupos importantes e históricos.

Centrándonos en el capítulo de amistades y enemistades de los ultras, estos están históricamente hermanados con los del Bari, los de la Salernitana y los del Latina. Desde 2008 también lo están con los del Milán. Además, existe una relación de amistad con los del Catanzaro, equipo con el que disputan «u classicu», y tienen buenas relaciones también con los ultras del Ascoli y los del Fidelis Andria. A nivel internacional las tiene con los del Olympique de Lyon. En el pasado hubo una fuerte amistad con los los del Torino, Roma, Palermo y Siracusa, aunque actualmente ya no existen.

Las enemistades son varias. La rivalidad mayoritaria de siempre es la que se tiene con los ultras del Messina (el partido contra los sicilianos es conocido como Il Derby dello Stretto: el derbi del estrecho). Otras profundamente sentidas son con los ultras del Atalanta, Avellino, Brescia, Catania, Cosenza, Crotone (con el que disputan el Derby della Magna Grecia), Fiorentina, Lecce, Frosinone, Modena, Nápoles, Pescara, Taranto, Ternana y Verona.

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies