Curva Nord Massimo Cioffi, Ultras Sambenedettese

0

Club: S.S. SAMBENEDETTESE

Ciudad: SAN BENEDETTO DEL TRONTO (San Benedetto del Tronto) (48.030 habitantes).

Provincia: ASCOLI PICENO (Ascoli Piceno) (214.132 habitantes).

Región: MARCHE (Marcas) (1.546.155 habitantes).

La localidad de San Benedetto del Tronto pertenece a la provincia de Ascoli Piceno de la región de Las Marcas. Da nombre a su propio distrito y es famosa por la abadía de San Benedetto mártir, soldado romano muerto por no renunciar a su creencia cristiana y patrón de la ciudad.

Es una de las mayores ciudades italianas sobre la costa del Adriático y su inmensa playa de arena fina la convierte en un importante núcleo turístico capaz de cobijar a millones de turistas. También es uno de los más importantes puertos pesqueros en la zona central de Italia, lo que despierta en la zona una intensa actividad comercial ligada a la pesca.

Desde San Bendetto del Tronto es fácil moverse hacia los Apeninos centrales, la cadena montañosa que recorre esta parte de Italia en paralelo a la costa adriática, con zonas de humedales y suaves colinas hacia el interior.

El relieve ha favorecido que San Benedetto del Tronto extienda su gestión hacia diversos pueblos de origen medieval de su entorno, como Grottammare, Cupra Marittima, Monteprandone, Acquaviva Picena, o Martinsicuro y Colonnella, estos en la vecina provincia de Teramo, en los Abruzos. En total, el área acoge a más de cien mil habitantes.

La Società Sportiva Sambenedettese es el club de fútbol de la ciudad. Fue fundado en 1923, aunque tuvo que refundarse varias veces. Actualmente juega en la Serie C del fútbol italiano.

Como señalamos, fue refundado hasta en cuatro ocasiones: nació el 4 de abril de 1923 con el nombre de Unione Sportiva Sambenedettese, como resultado de la fusión de tres equipos locales: Fortitudo, Serenissima y Forza e Coraggio.

Más tarde, se refundó en 1994 como Sambenedettese Calcio 1923; en el 2006 como Società Sportiva Sambenedettese Calcio; en el 2009 como Unione Sportiva Sambenedettese 1923; y finalmente en 2013 como Società Sportiva Sambenedettese. A lo largo de sus casi cien años de historia nunca ha jugado en la Serie A y no alcanza la categoría de plata desde 1989.

Pero lo verdaderamente del equipo es que San Benedetto del Tronto, una ciudad de unos cincuenta mil habitantes, rivaliza cada dos semanas con la asistencia a los campos de muchos equipos de categorías superiores. Es por ello que la Sambenedettese se ha convertido en la envidia de muchos clubes. La tifosería de la Samb es reconocida en toda Italia como muy fiel a su equipo y su ciudad. En ello ha tenido que ver la ubicación geográfica de la misma, que ve desde lejos a los grandes equipos del norte y el centro del país.

La historia de la fiebre del tifo de la Sambenedettese tiene raíces profundas. El primer resplandor de los varios grupos organizados tuvo lugar en la primera mitad de los años 70. En aquel momento algunos jóvenes decidieron situarse en el Sector Distinti del viejo estadio Ballarin agitando banderas y realizando cánticos espontáneos que buscaban incitar al resto de la hinchada a animar al equipo de una forma más activa.

A mediados de aquella década, la organización de los pioneros ultras rossoblù se hizo más constante cuando el grupo encabezado por Massimo Cioffi, Bruni, Palesca y Ricci, ya en la nueva Curva, deciden crear un colectivo con un marcado carácter ultra italiano. Fue una elección propia de la época: corría el año 1977 y nacía el grupo Onda d’Urto.

Era un nombre totalmente apolítico, a diferencia de los elegidos por la mayoría de los grupos ultras nacidos en aquellos años, y que se refería específicamente a la fuerza del mar. En su singularidad, identificaría en los años sucesivos a todos los ultras de la Sud del viejo estadio Ballarin de San Benedetto.

Los años 80 comenzaron con un evento dramático: en 1981, durante la disputa de un partido por el ascenso a la Serie B, parte del campo se incendió.

Aquel inesperado incidente se cobró dos vidas y los dos siguientes campeonatos, a pesar de la alegría por el ascenso que finalmente se había conseguido, el movimiento ultra de la ciudad sufrió las consecuencias de la aquella tragedia. Por una vez, la asistencia de tifosi a la Curva Nord parecía resentirse.

Era difícil para los líderes de la Curva cerrar filas dentro de un grupo que en aquel momento amenazaba con disolverse. A pesar de esta dificultad, fue posible levantar la cabeza y los años 80 acabaron siendo, de hecho, el mejor momento de los ultras rossoblù.

El equipo de Las Marcas acabó jugando ocho campeonatos consecutivos en la Serie B; los éxitos del conjunto en el campo y la pasión por la Sambenedettese que desbordaba la ciudad provocaron una participación ciudadana masiva en apoyo de la escuadra local.

Además, en aquellos años se produjo una excelente organización de la Curva en los partidos de casa, a la que correspondieron una serie de masivos desplazamientos que movilizaban a miles de militantes rossoblù. Cada dos semanas se formaba una verdadera comitiva en apoyo de la escuadra de la Samb.

Nacieron en ese momento otros grupos que estarían o están activos durante décadas: los Baldi Giovani, de la vecina localidad de Porto d’Ascoli, y Nucleo (fundados ambos de 1989) fueron los más destacados. Otros, incluyendo la gloriosa Fossa Marinara y el Infierno Rossoblù, acabarían finalmente integrándose en el grupo guía tras la pancarta que les identificaba con el teschio alato o calavera alada de la afición.

Fue esa también la época en que se elaboraron las famosas pancartas que ocupaban la Curva en su totalidad. La más famosa fue, sin duda, la que rezaba «Il tempio del tifo» (literalmente, «el templo de la animación»), exhibida ya en aquellos años y con determinación para llegar hasta nuestros días. La frase, de hecho, ha terminado convirtiéndose en el nombre del fanzine producido por los ultras de la ciudad marchegiana. A día de hoy existe un mural con dicha frase en la fachada de la Curva Nord del actual estadio Riviera.

Mientras tanto, durante esas temporadas doradas en la Serie B fue inaugurado el nuevo estadio del club, más adecuado para la categoría, aunque más frío que el Ballarin. De hecho, el final de la década coincidió con dos descensos consecutivos, lo que provocó que en poco tiempo el equipo acabase disputando la Serie C2. La llegada de un nuevo presidente resultó en una gestión económica desastrosa.

A los fracasos en el campo, que ya habían traído gran desaliento a la Curva, se añadía la vergüenza del fracaso económico y la posterior refundación de la escuadra en el campeonato Eccellenza, la regional italiana. Los ultras de la Samb se resintieron, especialmente su captación de un relevo generacional indispensable dentro de la Curva. Por suerte para los rossoblù, algunos miembros se las arreglaron para encontrar fuerza y dar ​​continuidad al movimiento del tifo organizado en la ciudad.

Finalmente, la travesía por la categoría regional acabó reforzando a la nueva Curva y ello condujo al regreso de la fiebre por la Sambenedettese. A principios del nuevo siglo, el equipo comenzó a disfrutar de algunos ascensos deportivos que conllevaron una mayor participación popular en la Curva. La Serie C1 se alcanzó en 2002, lo que contribuyó a consagrar San Benedetto del Tronto como una de las grandes plazas del movimiento ultra de la Península Itálica.

A mediados de abril de 2006 se rompió el Centro di Coordinamento dei Tifosi Rossoblù (la federación que agrupaba a todos los clubes de apoyo). Esto provocó una pequeña desorganización en la Curva, aunque posteriormente sería solventada. Desde el 2003, el club se estabiliza con más de mil quinientos carnets, aunque en realidad acuden más de tres mil espectadores. Actualmente, la Curva Nord Massimo Cioffi sigue estando prácticamente llena en todos los partidos que la Samb juega como local.

La mayoría de los tifosi de la Sambenedettese proceden de San Benedetto del Tronto y de los municipios del entorno. A lo largo de la costa del Adriático de la región de Las Marcas también es notable el número de hinchas rossoblù: desde Grottammare, que forma una sola aglomeración, pasando por Cupra Marittima, Pedaso, Porto San Giorgio, Porto Sant’Elpidio, Civitanova Marche y Porto Potenza, la Samb acumula apoyos.

En la provincia de Ascoli Piceno es seguido en los municipios del Valle del Tronto: desde la vecina Monteprandone, pasando por la poblada Centobuchi y subiendo hasta Castel di Lama. Otros muchos vienen de la costa adriática, de la vecina región de los Abruzos, de la colindante Martinsicuro o de Alba Adriatica y Tortoreto.

También hay muchos seguidores que siguen a la Sambenedettese en los partidos que disputa en el centro-norte de Italia, dado que existe una pequeña diáspora de ciudadanos sambenedettesi. Actualmente, el principal grupo ultra de la Sambenedettese son los Ultras Samb. Otros grupos, que estuvieron presentes en la Curva Nord y ahora están disueltos, a parte de la Onda d’Urto 1977, fueron los Baldi Giovani, la Fossa Marinara, Inferno Rossoblú, Gente Furiosa, Fedayn y el Nucleo.

En el sector Distinti estuvieron expuestas durante varias temporadas las pancartas de Vecchio Fronte 88, La Rocca, Distinti e Incazzati. Por otra parte, en el viejo estadio Ballarin estuvieron presentes otros grupos como Adlers Korps y los Red Blue Eagles. Como curiosidad, señalar que la escuadra se presenta al público local con la melodía de la canción Go West de los Pet Shop Boys.

Centrándonos en el capítulo de las amistades, los ultras de la Samb mantienen dos históricos hermanamientos profundamente sentidos: uno les une a los ultras de la Civitanovese, nacido a principios de los años 80; el otro con los ultras del Rimini. También existe una importante relación de amistad con los ultras romanistas (especialmente con los grupos PGU, Ultras Primavalle, Fedayn y Boys).

Otros amistades notables son las que mantienen con los los ultras del Sangiustese, los del Avellino, los ultras del Taranto, los del Chieti y los ultras del Campobasso. En el pasado los ultras rossoblù también estuvieron hermanados con los ultras del Verona. A nivel internacional, destacan sus buenas relaciones con algunos grupos del Bayern de Munich (en particular con el grupo Schickeria); también en Alemania con los ultras del Friburgo; y en Francia con los ultras del Montpellier. Actualmente, también mantienen relaciones amistosas con los supporters del Leyton Orient inglés.

En cuanto a las enemistades, la rivalidad histórica y por excelencia es la que les enfrenta a sus eternos rivales provinciales; los ultras del Ascoli. La contienda entre los dos equipos es conocida como il Derby del Tronto e del Piceno. La otra gran rivalidad es la que tienen con los ultras del Pescara, con los que disputan il Derby dell’Adriatico. Otras hostilidades les enfrentan con las aficiones de otros dos equipos de la región de Las Marcas: los ultras del Ancona y los ultras de la Fermana. Fuera de su región existe una fuerte rivalidad con los ultras de la Lazio.

Además, existen otras enemistades que en el pasado provocaron incidentes con los ultras del Arezzo, los del Bari, los ultras del Brescia, los del Cavese, los ultras del Cesena, los del Foggia, los ultras del Perugia, los del Siena, los ultras del Teramo, los ultras de la Ternana y los de la Vis Pesaro. La Sambenedettese es, a pesar de su humildad, otro club con una gran afición, plagada de historia:

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply