Civitanovese Calcio

0

Civitanova Marche es una localidad costera italiana de la provincia de Macerata, en la región de Las Marcas. Tiene poco más de cuarenta mil habitantes, pero es muy popular como localidad balneario. También es famosa por la producción de zapatos y por su importante flota pesquera, además de por la cerámica de la zona y su desarrollada industria peletera.

No obstante, si algo caracteriza a Civitanova Marche es su marcada rivalidad con la ciudad de Macerata (la capital provincial). La enemistad de ambas ciudades no es solo producto del típico campanilismo italiano, sino de la eterna oposición entre el interior y la montaña y la costa y su mar. Con una población similar y a tan solo les separan treinta kilómetros de distancia, la tensión está servida.

La Società Sportiva Dilettantistica a r.l. Civitanovese Calcio, conocida simplemente como Civitanovese, es el club de fútbol italiano que recoge la tradición futbolística de Civitanova Marche, tras las diversas refundaciones de los rossoblù (apodo que hace referencia a los colores rojo y azul del equipo).

La historia del club comienza en 1919, cuando se fundó la Società Sportiva Portocivitanova (el nombre cambiarán en los años siguientes hasta el definitivo Civitanovese), gracias a la voluntad de algunos ciudadanos, entre ellos Gerardo Bella (primer presidente). Los comienzos del club no son fáciles: no participa con regularidad en ningún campeonato, jugando solo partidos amistosos.

En 1938, el régimen fascista unifica la zona alta con la zona del puerto, dando lugar al actual Comune de Civitanova Marche. A partir de entonces, se decidió formar un equipo que pudiera representar adecuadamente la nueva entidad y, gracias al empresario Adriano Cecchetti, el club comenzó a jugar en campeonatos federales de cierta importancia.

En la temporada 42-43 el club llega a jugar en la Serie C. El primer derbi contra la Maceratese acabó en derrota por 1-2. Después de la Segunda Guerra Mundial, el Civitanovese juega dos campeonatos consecutivos en la Serie C (46-47 y 47-48). A partir de entonces jugaría varios años la Promozione Regionale (ligas regionales de aquel entonces), en donde en algunas temporadas se enfrentaría a equipos de rivalidad regional como el Ascoli, Fermana, Vis Pesaro y la propia Maceratese.

Hasta principios de los años 80, el equipo siempre juega entre la Serie D y las ligas regionales, exceptuando dos temporadas en que vuelven a la Serie C (la 61-62 y la 62-63). De hecho, a finales de los años 70 es ascendido a la recién creada Serie C2 y en la 80-81 quedaría en segundo lugar en su grupo, por detrás del Padova y por delante de su eterno rival de la Maceratese, lo que le dio al club la posibilidad de jugar en la Serie C1 la temporada siguiente.

Aquel año es recordado con gran entusiasmo en la ciudad, ya que después de veinte años el equipo volvió a jugar contra equipos más grandes como Ternana, Salernitana, Taranto y Livorno, entre otros. No obstante, los 27 puntos acumulados no fueron suficientes y el descenso es inevitable.

El año siguiente, de nuevo en la C2, el equipo vuelve a quedar en segundo lugar por detrás del Francavilla. Vuelve a C1, donde, sin embargo, nuevamente le cuesta competir. Estos años son recordados por los clubes grandes que deciden visitar el Polisportivo Comunale de Civitanova, donde llegó a jugar un amistoso el todopoderoso Milan.

La Citinovese permanecería en Serie C2 hasta principios de los años 90: en la temporada 93-94, los rossoblù descenderían después de obtener sólo 26 puntos. Desde entones, el club ha alternado participaciones en la Promozione Marchigiana, la Eccellenza Marchigiana y la Serie D. Tras su última refundación en 2017, el equipo regresó a la Promozione.

No obstante, si por algo es conocido el Civitanovese, es por tener una hinchada muy fiel y pasional a la que no parece importarle que la andadura del club no sea del todo exitosa. Sus ultras son bastantes conocidos dentro del mundillo de los tifosi transalpinos. El fenómeno llegó a Civitanova Marche en los años 80, con motivo del ascenso a la Serie C1. En 1980 fue fundado el Commando Ultrà. Cuatro años después, en 1984, se fundaría el grupo más importante de las gradas del Polisportivo Comunale (con capacidad para 4.000 espectadores), las Brigate Rossoblù. En 1989 fue el turno del colectivo Briganti.

Los años 90 marcaron el lento declive del equipo; sin embargo, gracias al relevo generacional en las gradas, salieron a la luz otros grupos más pequeños como los Randagi (1990) y los Sconvolts (1992), que se refundarían posteriormente en 1999.

Los ultras civitanoveses siempre han estado muy politizados, sobre todo el grupo guía Brigate Rossoblù, que exhibe símbolos relacionados con la izquierda política habitualmente. De hecho, ya desde los años 70 aparecen en las gradas de Civitanova banderas comunistas e imágenes del Che Guevara. En diciembre de 2014, Brigate Rossoblù se disuelve por desacuerdos con otros grupos del equipo, que a partir de entonces se unirían en Civitanovesi Ultras.

Los ultras de la Civitanovese están hermanados con los ultras de la Sambenedettese desde principios de los años 80; también con los del Rimini desde principios de los 90. Dentro de Italia, mantienen buenas relaciones con los ultras del Termoli y, a nivel internacional, con grupos ultras del Bayern de Múnich (concretamente las Brigate Rossoblù con el grupo Schickeria, del St. Pauli y del Standard de Lieja (de nuevo las Brigate Rossoblù esta vez con el grupo Ultras Inferno 96.

La principal rivalidad de los ultras de la Civitanovese es la que se tiene con los ultras de la Maceratase, alimentada por el llamado Derbi del Chienti. Otras rivalidades muy importantes son las que existen con los ultras de la Fermana, los del Jesina, los ultras del Foligno, los de la Vis Pesaro, los ultras del Fano, los del Teramo, los ultras del Ascoli, los del Lanciano y los ultras del Chieti.

Este es el increíble ambiente que son capaces de generar en un pequeño campo de un pequeño equipo italiano. El gran Civitanovese:

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply