OFK Belgrado

0

Cuando el Beogradski Sportski Klub (BSK), actual OFK de Belgrado, dominó los campos de fútbol del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (entre 1918 y 1929), desarrolló una base social importante. Era el club más popular de aquella época tanto en Belgrado, como en toda Serbia. A lo largo de las varias guerras que han tenido lugar en la zona desde la fundación del BSK en 1911, la turbulenta historia del club (que se corresponde con la volátil evolución los Balcanes), ha producido efectos devastadores en la asistencia al campo del OFK.

Actualmente, la afluencia de público a sus partidos es muy escasa. Se debe no solo a las guerras, sino también a las consecuencias que estas han tenido en el fútbol serbio (singularmente, se han fundado demasiados clubes vinculados al poder en cada etapa). El resultado es una hinchada mermada, sobre todo en comparación a los dos grandes equipos de la capital serbia, el Estrella Roja y el Partizán (fundados ambos en 1945). Esta es la historia del OFK, la historia de los Romantičari (los Románticos). Un equipo que rema contracorriente.

El OFK Belgrado (en cirílico y en serbio ОФК Београд) es un club de fútbol serbio, del barrio de Karaburma, en el lado noreste de la capital serbia. Fue fundado en 1911, disputa sus partidos como local en el Omladinski Stadion y juega en la Superliga Serbia, la primera división del país. El nombre completo del club es Omladinski fudbalski klub, que significa literalmente Club de la juventud, y forma parte de la sociedad OSD Belgrado. El club ha ganado la Liga yugoslava en 5 ocasiones, todas ellas en los años 1930, considerados como la época dorada del OFK. También cuenta en su palmarés con cuatro Copas de Yugoslavia. Su mayor logro en competiciones internacionales fue una semifinal de la Recopa de Europa en 1963.

El club fue fundado en 1911 como Beogradski Sportski Klub o Club Deportivo de Belgrado, y fue considerado muy pronto como uno de los clubes de fútbol más destacados en el Reino de Serbia. Como señalamos, fue un club exitoso entre 1923 y 1941, pero, después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el club se restableció con el nombre de Metalac, no fue capaz de mantener el ritmo de sus vecinos de Belgrado. El club llevó ese nombre hasta 1950, cuando fue renombrado otra vez como BSK. En 1957 el nombre se modificó nuevamente y, desde entonces, la entidad se llama Omladinski fudbalski klub (el Club de la juventud), más conocido por sus siglas OFK.

A partir de 1953 comenzó su edad de plata, que se extendería durante dos décadas. En el 53, el club había ganado una Copa de Yugoslavia, a la que siguieron otras tres en 1955, 1962 y 1966. El club fue subcampeón nacional en dos ocasiones, en 1955 y en 1964, y apenas bajó de la sexta posición en la tabla de la liga durante todo el periodo. A pesar de ello, la entidad encontraba muchos problemas para atraer nuevos hinchas, ya que los jóvenes serbios se decantaban claramente por el Estrella Roja o el Partizán, equipos ya hegémonicos en aquellos años. Al menos, el fútbol atractivo y ofensivo del club sirvió para que este se ganara el apodo de Romantičari (los Románticos).

La década de 1960 y la primera mitad de la década de 1970 fue relativamente fructífera. El OFK Beograd participó en ocho ocasiones en competiciones europeas. Su mayor éxito llegó en la Recopa de Europa de la temporada 1962-63, jugando en la semifinal contra el Tottenham Hotspur, a la postre campeón. En las rondas anteriores habían eliminado al S.C. Chemie Halle de Alemania Oriental (5–3 en el global), al Portadown (7–4) y al Napoli italiano, al que eliminaron en un desempate (3–1).

Los Romantičari no fueron capaces de aprovechar estos éxitos. Después de una serie de buenas temporadas, se produjo una crisis repentina. El OFK Beograd fue perdiendo poco a poco su brillo durante la década de los 80, en la que el club alternó temporadas en primera división y en segunda. Volvió a ofrecer su mejor versión en los 90, con dos cuartas posiciones en 1992 y 1994.

En los últimos años, el OFK ha disputado competiciones internacionales en varias ocasiones. En el verano de 2003, el club regresó a dichas competiciones a través de la Copa Intertoto de la UEFA, en la que el OFK goleó a los estonios del F.C. Narva Trans con por 6-1. No obstante, la UEFA anuló el resultado a causa de una bomba de humo que se lanzó al campo desde la grada durante el partido. Más tarde se descubrió que se trató de un acto perpetrado por el mayor rival del OFK en la ciudad, el Rad de Belgrado, frustrado porque su club había sido relegado a la Segunda División por cuestiones extradeportivas. Solo contó el resultado del segundo partido en el que el OFK Beograd ganó en Tallin por 3-5. A pesar de ello, el club fue eliminado en la segunda ronda por el F.C. Slovácko de la ciudad checa de Uherské Hradiště.

El club volvió a disputar la Copa Intertoto en 2004, pero fue eliminado por el Atlético de Madrid. Finalmente, ya en 2005, el OKF llegó a la segunda ronda de la Copa de la UEFA después de más de treinta y dos años, pero perdió contra el Lokomotiv de Plovdiv por el doble valor de los goles anotados en campo contrario. Desde entonces, el equipo ha logrado disputar más veces competición europea, pero siempre con la misma suerte.

El campo del OKF es el Omladinski stadion (en serbio y en cirílico, Омладински стадион). Se sitúa en el barrio de Karaburma de la ciudad de Belgrado y tiene una capacidad para 20.000 espectadores. El recinto fue inaugurado el 10 de agosto de 1957 con la celebración del partido entre el Spartak de Subotica y el F.K. Radnički Beograd.

En las gradas, el primer grupo organizado del OFK apareció por primera vez en 1984 bajo el nombre de Blue Thunders. El colectivo vivió bajo ese mismo nombre hasta 1990, cuando fueron influenciados por el auge del nacionalismo en toda la antigua Yugoslavia socialista, cambiando su nombre por el de Sokolovi (Los Halcones, en español). Se inscribió entonces en las posiciones del pujante nacionalismo serbio. El grupo desapareció oficialmente en 1993, alrededor de un año después de que las primeras sanciones de la ONU sobre la República Federal de Yugoslavia (que ya solo incluía a las Repúblicas de Serbia y de Montenegro) se hicieran efectivas, a raíz de la Guerra de Bosnia (1992-1995).

El amor de los aficionados que le quedaban al OKF resistió y, en 1994, un nuevo grupo se funda bajo el nombre de Blue Union Belgrade. Este grupo sería fundado bajo los preceptos de la mentalidad ultra, y hoy en día sigue acudiendo al fondo sur del Omladinski stadion, siendo el principal foco de animación de la hinchada de los Romantičari.

La hinchada del OFK Belgrado es conocida por su resistencia a los diversos regímenes políticos con los que ha convivido. Como ya hemos señalado, durante los últimos años de la Yugoslavia socialista, la hinchada del OFK se posicionó a favor del nacionalismo serbio; posteriormente, en la década de 1990, cuando se creó el club belgradense Milicionar (un equipo de la policía serbia creado para respaldar al régimen del presidente serbio Slobodan Milosevic y que entró directamente a competir en la primera división), la hinchada del OFK rechazó frontalmente la nueva situación. Cuando el OFK de Belgrado jugó por primera vez contra este equipo, los aficionados del OFK reaccionaron con la creación de una pancarta que rezaba el mensaje «gol en contra del régimen». Estos son, y así son, los hinchas de los Romantičari. El equipo del OFK Belgrado:

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply