El Domingo a las 5Eternos

El Mito, el Borussia Mönchengladbach de los años 70

En el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, en la ciudad de Mönchengladbach, en la década de los años 70, hubo un equipo que dominó el fútbol alemán prácticamente sin oposición. Se trataba del Borussia Mönchengladbach, El Mito.

Todo comenzó el primer año de aquella década. En la temporada 1969-70, los Fohlenelf hicieron historia al consagrarse por primera vez campeones de la Bundesliga con un total de 51 puntos en 34 jornadas, dejando en segundo lugar al F.C. Bayern de Münich. Por ello, en la siguiente temporada los Die Fohlen (Los Potros) debutaron en la Copa de Europa, de la que fueron apeados en octavos de final por el Everton, F.C. inglés. Sin embargo, ese año no acabaría tan mal, ya que el Gladbach se convirtió en el primer equipo de la Bundesliga en obtener el bicampeonato, dejando nuevamente en el segundo puesto al Bayern de Münich. Los dos clubes, Borussia y Bayern, que habían ascendido en 1965, comenzaban a dominar el fútbol alemán y durante casi una década mantendrían una disputa particular por el cetro de la liga.

En la temporada 1971-72, varios jugadores dejaron el Borussia, aunque permaneció su máxima estrella, el centrocampista nacido precisamente en Mönchengladbach, Günter Netzer, y también su defensor más importante, Berti Vogts. El equipo fue tercero en la Bundesliga, pero el club vivió el momento más importante del año en la Copa de Europa: en octavos de final, el Mönchengladbach recibía al Inter de Milán en el partido de ida. A los 29 minutos y con el marcador 2 a 1 para el Gladbach, el interista Roberto Boninsegna cayó al suelo por el impacto en su cabeza de una lata de refresco. En medio de la confusión, otro jugador interista, Sandro Mazzola, vio a un par de hinchas del Inter tomándose ese mismo refresco en la grada y les pidió la lata. Una copia del mismo proyectil que había caído al campo fue entregado al árbitro; Mazzola aseguró que ese era el que había impactado en su compañero. El encuentro continuó de todos modos y el Borussia acabó ganando por 7 a 1, pero los dirigentes del Inter de Milán protestaron y pidieron que el resultado del partido cambiase de sentido en los despachos. La UEFA tomó finalmente una decisión salomónica y determinó que el encuentro debía jugarse nuevamente. Mientras decidía el expediente de la ida, el partido de vuelta se había jugado ya, con victoria del Inter por 4 a 2. Cuando se repitió el encuentro anulado, el Inter se encerró en su área consiguiendo un resultado de empate a 0 que a la postre clasificó a la escuadra italiana.

En la temporada 1972-73, el Borussia ganó la segunda Copa de Alemania de su historia (la primera la había conquistado en 1960), derrotando en la final al F.C. Colonia por 2 a 1 en la prórroga. En ese equipo, aún dirigido por Hennes Weisweiler, brillaban además de Netzer y Vogts, jugadores como Jupp Heynckes, Rainer Bonhoff, Ulrich Stielike y los daneses Henning Jensen y Allan Simonsen. También en 1973, el Gladbach llegó a la final de la Copa de la UEFA, perdiendo la final ante el Liverpool, F.C.. Mientras, a nivel doméstico, las dos últimas Bundesligas habían sido conquistadas por el Bayern de Münich, que además logró conquistar el continente ganando la Copa de Europa.

Poco después, en la temporada 1974-75, ya sin Netzer (que se había ido al Real Madrid, C.F.), el Borussia Mönchengladbach volvió a proclamarse campeón alemán, aventajando por dos puntos al Hertha de Berlín. Ese año, además, llegó la consagración europea al ganar la Copa de la UEFA, este año sí, derrotando en la final al F.C. Twente holandés. Con este título europeo en las vitrinas del club, Hennes Weisweiler, el entrenador que había llevado a los Fohlenelf desde la segunda división alemana a lo máximo del fútbol alemán y europeo, dejaba el club, tras diez años de dedicación, con destino al F.C. Barcelona.

Para la temporada 1975-76, Udo Lattek fue su relevo en los banquillos. Con él al mando, el Glabdach volvió a ganar la Bundesliga, y en la siguiente temporada, la 1976-77, se convertiría en el segundo equipo en conquistar tres campeonatos de la Alemania Occidental (en la República Federal Alemana), al ganar su quinta Bundesliga. Desgraciadamente para los Die Fohlen, ese sería su último título. En esa temporada, el Borussia Mönchengladbach despachó además su mejor actuación en la Copa de Europa al llegar a la final de la competición. En la final se las vio nuevamente con el Liverpool, F.C. Los Reds volvieron a ganarles, convirtiéndose en la bestia negra del club alemán en el continente. Además, como los ingleses decidieron poco después no disputar la Copa Intercontinental, en su lugar jugó el subcampeón europeo. El Glabdach perdió dicho trofeo ante el Club Atlético Boca Juniors y, tras demasiadas oportunidades perdidas, los Die Fohlen ya nunca más volvieron a ser los mismos. Desde entonces, no han vuelto a conquistar un título alemán.

A pesar de ello, el Mönchengladbach no se cayó de golpe. En la Bundesliga de la temporada 1977-78 el equipo fue subcampeón tras haber igualado en puntos con el campeón, el F.C. Colonia, pero siendo superado por este en la diferencia de goles. Hubo, al menos, una pequeña alegría para el club ese mismo año, cuando el danés Simonsen fue elegido el Balón de Oro por la revista France Football.

En la temporada 1978-79, ya sin varios jugadores pero aún con Berti Vogts como capitán y Lattek como entrenador, el Borussia ganó por segunda vez la Copa de la UEFA derrotando en la final al Estrella Roja de Belgrado. En ese año 1979, debutó en el club de Mönchengladbach un tal Lothar Matthäus. Al año siguiente, en 1980, llegó nuevamente a la final de la Copa de la UEFA, perdiéndola ante otro equipo alemán, el Eintracht Frankfurt. Fue entonces cuando terminó definitivamente la edad dorada del Borussia Mönchengladbach; la de la década de los 70. Los Die Fohlen no han vuelto a luchar por seguir llenando sus vitrinas, pero el saldo de un periodo de ensueño eran nada más y nada menos que 5 Bundesligas, 1 Copa de Alemania y 2 Copas de la UEFA. Además, también eran subcampeones de la Copa de Europa y la Copa Intercontinental. Por ello, en la historia del fútbol, siempre quedará el recuerdo del equipo al que se llamó El Mito.

Vídeo-resumen del partido de vuelta de la Final de la Copa de la UEFA de la temporada 1974-75, disputado en el Diekman Stadion de Enschede. En él, el Borussia conseguiría su primer título europeo venciendo por un sorprendente 1-5 al equipo local, el F.C. Twente, después del empate a ceros en el partido de ida:

Pentayus
Últimas entradas de Pentayus (ver todo)
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar