El Feyenoord campeón de Europa en 1970

0

Rotterdam fue fundada a mediados del siglo XIII tras la construcción de una presa en el Río Rotte, sobre el actual Hoogstraat, del que deriva su nombre. Recibió derechos municipales en 1340 y en 1360 se construyó una muralla defensiva en la ciudad. Entre 1449 y 1525 allí se construyó una iglesia de estilo gótico (la Laurenskerk), el único edificio medieval construido con piedra. Se trataba de un proyecto ambicioso para una ciudad que por entonces tan solo tenía mil doscientas casas; no obstante, aquella población estaba destinada a desempeñar un papel importante en la historia de Holanda.

En 1572 Rotterdam fue saqueada por tropas españolas. La ciudad contaba con diez mil habitantes. Entre 1576 y 1586, un gran proyecto para la ampliación del puerto se llevó a cabo, con lo que la ciudad se volcó en el comercio marítimo. En 1622, según el censo, la población había crecido hasta los veinte mil habitantes y a finales del siglo XVII se contabilizaban cincuenta mil. La ciudad empezó a extenderse más allá de las murallas, aunque no evitó el hacinamiento hasta que en 1825 se amplió para dar cabida a su creciente número de habitantes.

En el siglo XIX, la posición de Rotterdam como puerto internacional se tambaleaba debido principalmente a la sedimentación del Mosa (uno de los ríos más importantes de Europa). Para contrarrestar este problema se excavó un canal entre Rotterdam y Hellevoetsluis. Las obras finalizaron en 1830, pero los barcos cada vez eran más grandes y profundos y el canal recién construido no cumplía con las exigencias del creciente comercio internacional. Se creó entonces un ambicioso proyecto para una nueva conexión del puerto con el Mar del Norte.

Entre 1866 y 1872 se excavó un nuevo canal fue y se creó una nueva ruta marítima entre Rotterdam y Hoek van Holland. Es a partir de la construcción de este nuevo canal cuando el puerto experimentó un rápido crecimiento. Rotterdam debe su progreso especialmente a su puerto y eso algo de lo que sus habitantes no han olvidado. La ciudad se amplió entonces mediante la anexión de una serie de municipios de los alrededores y la construcción de nuevos barrios. Entre 1886 y 1895, los municipios de Delfshaven, Kralingen y Charlois formaban parte ya de la la ciudad de Rotterdam.

Entre 1880 y el año 1900, la población creció al mismo ritmo que lo hacía su puerto: de ciento sesenta mil habitantes se pasó primero a trescientos quince mil. En 1920 se registraban un total de quinientos mil habitantes. El 14 de mayo de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, casi todo el casco antiguo de la ciudad fue destruido durante un bombardeo alemán. Dos semanas después del final de la guerra comenzó sin demora la reconstrucción de la ciudad. Rotterdam rompió radicalmente con su pasado. En 1954, se terminó la Lijnbaan, la primera calle comercial de Europa exclusivamente peatonal.

La Rotterdam actual es una oda a la arquitectura moderna. Para conectar el sur de Róterdam con el norte, donde se concentra el núcleo urbano, se construyó el Erasmusbrug, llamado así en honor al filósofo Disederio Erasmo de Róterdam. Las antiguas zonas del puerto fueron destinadas a zonas residenciales y de ocio. Los barrios Kop van Zuid y el Lloydkwartier son buenos ejemplos de ello, con sus espectaculares edificaciones y sus casas portuarias transformadas. Rotterdam, históricamente una ciudad portuaria, se había convertido en un centro internacional.

El Feyenoord Rotterdam es el principal club de fútbol de la ciudad. Fue fundado en 1908 bajo la denominación de Feijenoord Rotterdam y juega en la primera división de la liga holandesa, la Eredivisie. El club juega de local en el Stadion Feijenoord con una capacidad de algo más de cincuenta mil espectadores. Su camiseta tiene la mitad izquierda blanca y la otra roja, y su pantalón es negro. Es el segundo club más popular de Holanda y el tercero en cuanto a títulos obtenidos tras el Ajax Ámsterdam y el PSV Eindhoven. Además, fue el primer club holandés en conquistar la Copa Intercontinental, la Copa de Europa y la Copa de la UEFA.

Es uno de los cuatro equipos neerlandeses que nunca descendieron, aunque sería el único si se tuvieran en cuenta los torneos regionales desde 1898. El club fue uno de los fundadores de la Eredivisie en 1956 y uno de los equipos que impulsaron el profesionalismo en el país. En su palmarés, el Feyenoord cuenta con 15 títulos de la Eredivisie, 4 Supercopas de los Países Bajos, 13 Copas, una Copa de Europa y dos Copas de la UEFA. Además, es uno de los dos únicos equipos holandeses que logró proclamarse campeón del mundo.

El punto más álgido de su historia llegó a principios de la década de 1970, cuando se consagró campeón de la Copa de Europa y la Copa Intercontinental. A pesar de que durante años no pasó por un buen momento, el Feyenoord es el último equipo neerlandés en conseguir un torneo oficial europeo, al consagrarse campeón de la Copa de la UEFA en la temporada 2001-2002 en su propio estadio. Su última liga la obtuvo en 2017 y su último título oficial fue la Copa de los Países Bajos de la 2017-2018. Posee una rivalidad histórica con el Ajax de Ámsterdam, con quien disputa el Klassieker, y con el Sparta Rotterdam, el eterno rival local.

Está fuera de discusión que el Ajax de Johan Cruyff  de los años 70 es el equipo holandés más importante de toda la historia del fútbol de clubes en los Países Bajos. Pero antes que ellos sus eternos rivales de Rotterdam se convirtieron en el primer club del país en ganar una Copa de Europa. Esta es la historia del club van het volk («el club del pueblo»), el que puso el nombre de Rotterdam en la élite del fútbol continental.

El Feyenoord vivió su época más gloriosa entre 1968 y 1974, un período en el que conquistó 3 ligas, 1 copa, 1 Copa de la UEFA, 1 Copa de Europa, y 1 Intercontinental. Su fuerza tuvo algo de azar, ya que coincidieron buenos jugadores nacionales como Rinus Israël, Ruud Geels o el portero Eddy Pieters Graafland, con grandes nombres como Willem Van Hanegem, Wim Jansen y un veterano Coen Mouljin, ya en su última etapa como futbolista (Mouljin jugó diecisiete temporadas con los blanquirrojos y es considerado oficialmente el mejor jugador de la historia del club). Pero sin duda para armar este conjunto se tomaron decisiones acertadas, como la de fichar a dos extranjeros que marcaran la diferencia.

Uno de ellos era el encargado de iniciar jugadas, el centrocampista austríaco Franz Hasil; el otro las finalizaba enviándolas a la red, el punta sueco Ove Kindvall. Además se puso el equipo a las órdenes de un técnico con mentalidad ganadora, Ernst Happel, que anteriormente ya había conseguido títulos en Austria, y posteriormente lo haría también en Bélgica y Alemania (en este caso con el Hamburgo, siendo el primer entrenador que lograba dos Copas de Europa con dos equipos diferentes). Happel llegó en 1968 y se marchó en 1973, por lo que queda claro su peso en esta gran época del club de Rotterdam.

Todo empezó con el doblete de liga y Copa de la temporada 68-69. La siguiente campaña, el Feyenoord empezó por todo lo alto su trayectoria en Copa de Europa apabullando al K.R. islandés por un global de 2 a 16. Kindvall y Geels se pusieron las botas con 5 y 6 goles respectivamente. Ambos acabaron muy arriba en la tabla de goleadores gracias a los tantos conseguidos frente al conjunto de Reikjavik, y eso que Geels no anotó más goles en lo que restaba de competición.

Más importantes fueron los goles de Van Hanegem, que anotó dos de sus cuatro goles frente al K.R., pero uno de los otros dos que acabó marcando sirvió para eliminar al A.C. Milan en una agónica segunda ronda que empezó mal para el Feyenoord: en San Siro, los de Rotterdam perdieron 1-0. No obstante, en De Kuip (así se conoce popularmente al estadio del club) el equipo remontó con un 2-0 gracias al gol de Van Hanegem en el minuto 82, después de que Jansen inaugurara el marcador.

Se notaba que era una edición en la que los grandes del momento no vivían su mejor año, puesto que el Benfica, el Real Madrid, o el propio Milán se habían quedado por el camino. Los cuartos de final estaban plagados de equipos con menos relevancia en la competición continental como la Fiorentina, el Galatasaray o el Frankfurter, al que no hay que confundir con el Eintracht de Frankfurt, y que sería el siguiente rival del Feyenoord.

Se volvería a repetir la película de Milan: 1-0 en territorio germano y ganando 2-0 en el partido de vuelta, con Henk Wery anotando el tanto decisivo en el minuto 69. En semifinales, eliminaron sin demasiados contratiempos al Legia de Varsovia, empatando a cero en el estadio polaco y encarrilando el pase a la final durante la primera media hora de la vuelta, con otro tanto clave de Van Hanegem en el minuto 3 de partido. Al final, un 2-0 daba el pase al equipo de Rotterdam.

En la final, que tuvo lugar en San Siro, se enfrentaron a un Celtic de Glasgow que había conseguido su primera y a día de hoy única Copa de Europa tres años atrás contra el Inter de Milán, y partía como ligero favorito por su experiencia en estas grandes citas. Los escoceses se adelantaron en el minuto 30 con un tanto de su líbero Tommy Gemmell, pero, dos minutos después, el también defensa y capitán del equipo holandés Rinus Israël ponía la igualada en el marcador.

Se llegó a la prórroga con tan solo una sustitución entre los veintidós hombres que habían empezado el partido. El Feyenoord no realizaría ningún cambio hasta el minuto 105 y, a falta de cuatro minutos para llegar a la tanda de penaltis, Kindvall consiguió el gol más importante de su vida. Era el minuto 116. Poco después terminó el partido y el Feyenoord se convirtió en el primer club neerlandés en conquistar una Copa de Europa.

A finales de ese año, el equipo aprovecharía la ocasión histórica que les brindó el haber ganado aquel título para poder conquistar la Copa Intercontinental, venciendo a Estudiantes de la Plata a doble partido. La ida se jugó en Buenos Aires y acabó con empate a 2; la vuelta fue en Rotterdam y el Feyenoord ganó 1-0, con gol de un defensa suplente, Joop van Daele. Eso sí, poco duraría la alegría: muy pronto, su gran rival en los Países Bajos, el Ajax, empezaría a arrasar en la liga y en Europa.

Con la marcha de Happel, la salida de hombres como Kindvall o Geels, y la retirada del idolatrado Mouljin, la plantilla trató de aprovechar la dinámica competitiva durante la temporada 73-74. en la que ganó la liga holandesa y la Copa de la UEFA. Tras estas últimas alegrías, el equipo volvió a su posición de equipo importante, pero menor, tanto en Holanda como en Europa. La liga que conquistó con el gran ídolo rival en sus filas, el mítico Johan Cruyff, era una de sus últimas grandes alegrías hasta que recientemente el club salió de su letargo con dos títulos que dan continuidad a los éxitos de una entidad histórica.

Sin embargo, en las vitrinas del Feyenoord nada hace sombra a la Copa de Europa de 1970. El año de los títulos más importantes del equipo más laureado de Rotterdam:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies