El Domingo a las 5Rivales

Botev-Lokomotiv, el derbi de Plovdiv

Con una población de 376.785 habitantes, Plovdiv es la segunda ciudad más poblada de Bulgaria, después de la capital, Sofía. Está situada en las tierras bajas de Tracia, a la orilla del río Maritsa y de las siete colinas. Su historia se remonta a hace seis mil años, lo que la convierte en una de las ciudades europeas habitadas durante más tiempo. Conocida como Eumolpia, en el año 342 a. C. fue conquistada por el rey Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro Magno, que cambió el nombre de la ciudad a Philippopolis (Filipópolis). Luego, los eslavos la llamaron Puldin al conquistarla en el siglo VI; los búlgaros la conquistaron en el año 815 y se refirieron a ella como Plovdiv, una referencia que aparece escrita por primera vez en el siglo XV. Bajo el gobierno otomano de la Edad Moderna, la ciudad fue un importante centro del movimiento nacionalista búlgaro, siendo el primer lugar donde se empezaron a imprimir libros en ese idioma. Plovdiv se integró finalmente en Bulgaria cuando, en 1878, se convirtió en la capital de la región de Rumelia del este, hasta la definitiva unión en 1885. Allí se juega un derbi impregnado de la ancestral historia de la región. Los dos clubes profesionales de la ciudad son el Lokomotiv y el Botev Plovdiv. El derbi que disputan, al igual que el capitalino derbi eterno de Bulgaria, se alimenta de las tensiones políticas que recorren el pasado de Bulgaria.

El P.F.C. Botev Plovdiv (en búlgaro y cirílico, ПФК Ботев Пловдив) fue fundado el 12 de marzo de 1912, lo que lo convierte en el equipo más antiguo del fútbol búlgaro. Ejerce de local en el estadio Hristo Botev, recinto ubicado en el distrito de Kamenitza de la ciudad y con capacidad para 22.000 espectadores. Actualmente compite en la A PFG, la primera división búlgara, y es uno de los clubes más populares del país. Los canarios (el apodo del club), han ganado tres títulos de Liga Búlgara y tres Copas. A nivel internacional, el club alcanzó los cuartos de final de la extinta Recopa de Europa y ha ganado una Copa de los Balcanes.

Sus colores son el amarillo y el negro. Existen dos versiones sobre los motivos de esta elección: una teoría apunta a que se optó por ellos para simbolizar la unión entre los estudiantes pertenecientes a colegios católicos (que usaban como distintivo el color amarillo) y los pertenecientes a escuelas ortodoxas (que empleaban el negro); otra, señala que los fundadores del club copiaron la estructura organizativa de los por entonces muy populares clubes de Austria, y los colores habrían sido recogidos de la bandera del Imperio Austrohúngaro. Cabe destacar, en este sentido, que el primer emblema del club se basó en el escudo del Rapid de Viena.

El P.F.C. Lokomotiv Plovdiv (en búlgaro y cirílico, ПФК Локомотив Пловдив), por su parte, compite también en la A PFG y fue fundado en 1926 por unos trabajadores ferroviarios de Plovdiv. Compite como local en el estadio Lokomotiv (también conocido como Lauta), con capacidad para 12.000 espectadores. Fue campeón de Bulgaria en la temporada 2003-04, terminando con tres puntos de ventaja sobre el Levski de Sofía. Este título es el más importante de la historia del club, que logró ganar la edición de la Supercopa de Bulgaria de 2004 y, anteriormente, había conquistado una Copa del Ejército Soviético en 1983. El mayor éxito del club en Europa se limita a la tercera ronda de la Copa de Ferias en 1965, en la que fue eliminado por la Juventus tras forzar un tercer partido de desempate.

El Lokomotiv recibió el nombre de Z.K.S. Plovdiv en 1936 y ha sufrido diferentes cambios de nombre durante su historia. La definitiva denominación de Lokomotiv se impuso durante el régimen comunista, en 1953, después de haberse llamado Energia y Torpedo. Tras la desintegración de la URSS, a diferencia de muchos otros equipos de la órbita soviética el Lokomotiv decidió mantener su nombre en lugar de recuperar el original.

El Botev Plovdiv, en cambio, siempre ha mantenido su nombre original, que se remonta al héroe romántico nacionalista Hristo Botev, considerado como el gran poeta de la historia de Bulgaria, y asesinado durante el levantamiento contra el Imperio Otomano de 1876. Durante la época comunista, al igual que al Levski, el Botev sufrió varios cambios de nombre con la intención de eliminar el sesgo nacionalista del original: se llamó consecutivamente D.N.V. Plovdiv, S.K.N.A. Plovdiv y A.F.D. Trakia Plovdiv, aunque entre 1956 y 1967, época de cierta distensión tras el estalinismo, se le permitió temporalmente recuperar el nombre de Botev. Finalmente, como en el caso del Levski de Sofía, el nombre original fue recuperado definitivamente tras la caída del régimen en 1989.

En aquel periodo, Plovdiv fue la ciudad en la que se localizaron las principales manifestaciones de oposición a la influencia de la URSS en Bulgaria. Quizá por ello, tras la caída del gobierno, el derbi se convirtió en un símbolo dela división política que había sufrido Bulgaria: mientras que en el derbi de la capital, la rivalidad que se alimentaba de la tensión entre el conservadurismo y el progresismo político se ha ido atenuando y ha dado paso a una pugna meramente deportiva, en Plovdiv esta tensión se mantiene más vigente.

Los nacionalistas búlgaros (predominantemente conservadores) se han acercado desde entonces al Botev Plovdiv, mientras que quienes añoran ciertos aspectos del periodo comunista apoyan Lokomotiv (aunque curiosamente no es así en el caso de algunos de sus grupos ultras, que se declaran abiertamente nacionalistas y de derechas, algo muy común en los países que pertenecían al disuelto Pacto de Varsovia).

Esto hace que el Botev – Lokomotiv sea un derbi muy encendido. Los seguidores del Botev niegan la rivalidad como una forma de desprestigio para sus rivales, afirmando que su verdadero derbi es el que les enfrenta al Levski, pero a pesar de ello cada enfrentamiento hace que Plovdiv vibre con un partido de fútbol.

En cuanto a los enfrentamientos directos entre ambos equipos, el Lokomotiv ha vencido en 41 ocasiones, frente a las 44 victorias del Botev. Han empatado 31 veces en partido oficial.

En ambas aficiones encontramos grupos ultras que dirigen la animación en la grada. En el caso de los zhŭlto-chernite, los gualdinegros del Botev, existe un colectivo llamado Bultras históricamente situado en un lateral del Hristo Botev, así como otros grupúsculos como The Wild Band Kichuka, Trakia Front, Izgrev Boys, Bunta Sever, Proslav Brigades, Baraba Boys, Titans 1912 o Sofia Club Botevista.

Por parte de los cherno-belite, los blanquinegros, el grupo ultra más importante son los Napoletani Ultras Plovdiv 1995, llamados así por ser simpatizantes del S.S.C. Napoli y tener una importante amistad con los ultras de la Curva A del San Paolo. Existen otros grupos con un estilo más británico como por ejemplo los Lauta Hools, los Gott Mit Uns o The Usual Suspects.

Y es que los aficionados de Botev y Lokomotiv vibran en el derbi de Plovdiv, en el que se encierran tensiones políticas que hablan de la historia de una región ancestral de la Europa del este. Es la historia de Bulgaria.

Pentayus
Últimas entradas de Pentayus (ver todo)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba