El clásico platense

0

La Plata fue diseñada para ser la capital de la provincia de Buenos Aires con anterioridad a su fundación. Ubicada en la región de la Pampa Húmeda, a sólo cincuenta y cinco kilómetros al sudeste de la Capital Federal y conectada con ella a través de la Autopista Buenos Aires – La Plata, es una ciudad con historia y tradición, pero sobre todo con un marcado acento europeo.

Conocida como la ciudad de las diagonales, tiene un clima templado y húmedo, dada su cercanía al Río de la Plata. Su historia está vinculada a la presencia de los españoles que, durante el reinado de Carlos III, crearon el Virreinato del Río de la Plata el 1 de agosto de 1776 para defender sus colonias del contrabando y las incursiones extranjeras. Hasta este momento, Buenos Aires había vivido casi dos siglos a la sombra del vastísimo Virreinato del Perú, en cuya capital, Lima, debían aprobarse las normas que afectaban a un amplio territorio.

Desde la creación del nuevo Virreinato, ya no hizo falta viajar miles de kilómetros para recurrir a la Justicia o tratar de obtener algún permiso comercial. El 27 de abril de 1880, se eligió el paraje de Lomas de la Ensenada de Barragán como el sitio ideal, encomendando al gobierno provincial la fundación de La Plata, nombre que la tradición atribuye al autor del Martín FierroJosé Hernández.

La primera piedra se colocó el 19 de noviembre de 1882, durante la primera presidencia de Julio Argentino Roca. Actualmente, La Plata es el centro administrativo de la provincia, es una importante sede universitaria y se encuentra próxima a las instalaciones del complejo portuario e industrial de la zona franca de Ensenada.

El Clásico Platense (Clásico de la ciudad de las diagonales o, simplemente, Clásico de La Plata) es el partido del fútbol que enfrenta a los dos clubes más importantes de la ciudad, Estudiantes de La Plata y Gimnasia y Esgrima La Plata.

El primer encuentro entre ambos equipos se disputó el 27 de agosto de 1916, durante la era amateur del Campeonato de Primera División de la Asociación Argentina de Football. Gimnasia se impuso por 1-0 a gracias a un gol de Ludovico Pastor. Ya en el profesionalismo, el primer partido oficial entre Estudiantes y Gimnasia se jugó el 14 de junio de 1931 y terminó con empate a 1. El encuentro se desarrolló en el Estadio Juan Carmelo Zerillo.

El Club de Gimnasia y Esgrima La Plata fue fundado el 3 de junio de 1887. Los deportes que le dan nombre fueron sus primeras actividades, aunque la entidad fue incorporando poco a poco otras actividades como tiro al blanco, atletismo y críquet, entre otras. Sus miembros pronto comenzaron a jugar a fútbol, que sería, a la postre, la principal actividad deportiva del club.

La institución cambió varias veces de nombre: desde abril a diciembre de 1897 se llamó Club de Esgrima debido a que momentáneamente fue la única actividad de la entidad. El 17 de diciembre de 1897 vuelve a su nombre original y, entre julio de 1952 y septiembre de 1955, fue denominado Club de Gimnasia y Esgrima de Eva Perón, debido a que la propia ciudad de La Plata pasó a llamarse como la recientemente fallecida primera dama argentina.

La ciudad recuperó su nombre anterior durante el gobierno de la Revolución Libertadora, y con ella el propio club; sin embargo, la institución quedó identificada legalmente como Club de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en un error que se subsanó el 7 de agosto de 1964 tras aprobarse el nuevo estatuto del club.

Su primera sede futbolística fue la Plaza de Juegos Atléticos, inaugurada el 21 de abril de 1901. En 1905, Gimnasia debió abandonar su cancha, por lo que se optó por abandonar la práctica del fútbol y dedicarse a actividades meramente sociales. Esto ocasionó que parte de los asociados se marcharan del club, fundando otro en en el que la actividad principal fuera, precisamente, el fútbol. Nació así Estudiantes de La Plata.

Más tarde, en 1912, un grupo de futbolistas que mantenía un conflicto con Estudiantes de la Plata, se unió al Club Independencia. Este equipo se fusionó con Gimnasia y Esgrima en 1914, que volvió de este modo a jugar a fútbol. En 1915 Gimnasia y Esgrima participa en la división intermedia, obtiene el campeonato y asciende a Primera División. Ese mismo año también gana las dos copas que estaban en disputa: la Copa Competencia Adolfo J. Bullrich y Copa Campeonato Intermedia.

El 27 de abril de 1916, se enfrenta por primera al que será su gran rival. En aquel partido, disputado en el campo de Estudiantes, Gimnasia y Esgrima derrota a su adversario por 1 – 0 y termina el campeonato en la cuarta posición, detrás de Racing ClubPlatense y River Plate, con nueve triunfos, nueve empates y tres derrotas.

El 27 de abril de 1924 se inaugura el estadio ubicado en la intersección de las calles 60 y 118, llamado Estadio Juan Carlos Zerillo. Gimnasia y Esgrima se mantendría invicto en su estadio durante meses (desde su primer encuentro oficial, hasta julio de 1925). Ese año queda en segundo lugar, detrás de San Lorenzo, con quince victorias, siete empates y tan solo una derrota.

En 1929, Gimnasia y Esgrima obtiene su primer campeonato de Primera División tras una campaña en la que consiguió catorce triunfos y tres derrotas. El campeonato de 1929 adoptó la modalidad de disputa de la Copa Estímulo, por lo que se dividió a los equipos en dos zonas (par e impar), decidiéndose el título en un partido entre los ganadores de cada zona.

Gimnasia y Esgrima obtuvo el primer puesto de la zona impar, de la que formaban parte: River Plate, Racing Club, Huracán y Estudiantes de La Plata. La zona par fue para Boca Juniors, que se clasificó así para el encuentro final.

La final se disputó el 9 de febrero de 1930 en el estadio de River Plate, que por entonces se situaba en la intersección de las calles Alvear y Tagle. Tras ir perdiendo 1-0 al final del primer tiempo, el equipo formado por Scarpone, Di Giano y Delovo; Rusciti, Santillán y Belli; Curell, Varallo, Maleani, Díaz y Morgada logró dar la vuelta al resultado con dos goles de Martín Maleani. Ese año, el equipo también obtiene el campeonato de Reserva.

De esta forma, Gimnasia y Esgrima se convierte en el primer club de la ciudad en obtener un torneo organizado por una Asociación reconocida por la FIFA. Entre diciembre de 1930 y abril de 1931, el equipo de Gimnasia, que posteriormente se conocería como El expreso, se convirtió en el primer club del interior del país en competir en Europa, al jugar partidos en Portugal, la antigua Checoslovaquia, Austria e Italia.

Gimnasia y Esgrima tiene otros récords en su haber: es el club más antiguo de todos los que militan actualmente en el fútbol profesional americano y también fue el primer club en contratar a un entrenador extranjero, el húngaro Emérico Hirschl.

Gimnasia y Esgrima también tiene el récord del gol más rápido de la primera división argentina: Carlos Dantón Seppaquercia convirtió aquel gol frente a Huracán después de tan solo cinco segundos, el día 18 de marzo de 1979. Fue en la reinauguración de La Bombonera (el 5 de mayo de 1996), en la que Gimnasia y Esgrima goleó a Boca Juniors por 6 – 0. Más tarde, ya en marzo de 1999, Gimnasia y Esgrima derrota a su homónimo de Jujuy por 7 – 5. Un año más tarde, en un encuentro por el Torneo Clausura del año 2000, Gimnasia y Esgrima iguala a 6 goles con Colón de Santa Fe. Un resultado muy poco común, que no se daba desde hacía sesenta años y que solo se producido dos veces en toda la historia del fútbol argentino.

Por último, dentro de la historia de Gimnasia y Esgrima, es importante señalar que en junio de 2006 se retira la camiseta número 21 de Pedro Troglio en su última etapa profesional, que se convirtió en la primera jamás retirada en un club del fútbol argentino.

La historia de Estudiantes de La Plata arranca el 4 de agosto de 1905, en la zapatería Nueva York de la calle 7 de la ciudad de La Plata, por iniciativa de un grupo de jóvenes interesados en crear una institución cuya principal actividad fuera la práctica del fútbol. Aquel día nació el Club Atlético Estudiantes, que recogió su nombre de la condición de sus propios fundadores. Estudiantes se dedicó desde el principio primordialmente al fútbol, aunque con los años la práctica deportiva se ha extendido a disciplinas como el balonmano, el tenis, la natación, el golf, el hockey sobre hierba y el baloncesto.

Los colores y el diseño de la camiseta oficial que el equipo de fútbol utiliza desde su fundación, a rayas verticales rojas y blancas, fueron establecidos en una asamblea realizada el 28 de febrero de 1906, cuando los primeros socios que tuvo la institución resolvieron que fueran los mismos que los de Alumni, el equipo argentino más destacado de la primera década del siglo XX, que había logrado diez campeonatos amateurs de Primera División entre 1900 y 1911. Según algunos historiadores, Estudiantes usó durante sus primeros años una camiseta roja con una franja blanca en el pecho debido a que la entidad rectora del fútbol argentino no le permitía inscribirse con los colores votados por los socios del club a raíz de su similitud con los de Alumni.

Los seguidores de Estudiantes de La Plata se apodan Pincharratas, debido a la popularidad que el club tenía a comienzos del siglo XX entre los estudiantes de veterinaria de la ciudad, que solían hacer experimentos con dichos animales en el transcurso de su actividad académica. También se denominan Tricampeones, en referencia a que Estudiantes ganó la Copa Libertadores de América en tres ocasiones consecutivas. La mascota oficial del club es el león.

Su primer campo de juego estaba en la intersección de las calles 19 y 53 y fue estrenado el 7 de noviembre de 1905 frente a Nacional Juniors de Buenos Aires. En 1906, Estudiantes se inscribió en la Asociación Argentina Amateur. El 25 de diciembre de 1907 se inauguró el estadio actual en las calles 1 y 57, en terrenos de la provincia de Buenos Aires, donde funcionaba el velódromo platense.

Su primer título lo ganó en 1908, al proclamarse campeón del torneo de Cuarta División venciendo a River Plate en el partido final por 3-1. Solo seis años después de su fundación, en 1911, llegó a la Primera División de la extinta Federación de Fútbol Amateur al derrotar a Independiente por 3-0 tras una campaña con trece triunfos, cuatro empates y una derrota (cuarenta y nueve goles a favor y catorce en contra).

Dos años más tarde, el 23 de noviembre de 1913, Estudiantes logró su primer título en Primera División y el derecho a disputar la Copa Río de La Plata, que venció frente al River Plate de Montevideo por 4-1, según afirma la Historia del Fútbol Platense de Bionda. No obstante, algunos estudios, como los del Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF), aseguran que aquel partido no llegó a disputarse.

Ya con Estudiantes en la máxima categoría, Gimnasia y Esgrima La Plata logra el ascenso a Primera en 1916 y comienza la historia de uno de los clásicos más populares del fútbol argentino, concretamente el 27 de agosto de 1916,. Estudiantes cayó derrotado por 1-0; pero, hacia finales de la década de 1920 aparece en el seno del club una formación mítica en su historia. La delantera de Los Profesores quedó formada por Miguel Angel Lauri, Alejandro Scopelli, Alberto Zozaya, Manuel Ferreira y Enrique Guaita, y sería la base titular del equipo que pelearía por el título hasta las últimas fechas en el primer campeonato de Primera División de la era profesional.

Estudiantes debutó en los campeonatos profesionales el 1 de junio de 1931, con un triunfo frente a Talleres de Remedios de Escalada por 3-0, con un primer gol de Alberto Zozaya. El equipo obtuvo un meritorio tercer puesto al sumar 44 puntos, precedido por San Lorenzo con 45 puntos y por Boca Juniors, que fue campeón con 50. A pesar de ello, Estudiantes logró el récord de tantos a favor en el campeonato con 104 goles, debido a la notable eficacia de los cinco delanteros que integraban su formación. Zozaya, con 33 tantos, se convirtió en el primer máximo goleador de la historia de la Primera División argentina.

La racha continuaría cuando, en 1938, aparece uno de los más importantes delanteros que tuvo la historia del fútbol argentino, Manuel Pelegrina. El Payo convertiría 221 goles con la casaca albirroja, para transfomarse en su máximo artillero histórico y colocarse cuarto cuarto de la clasificación total del fútbol nacional, con 231 (marcó 10 goles con la elástica de Huracán).

Desde 1942, Pelegrina formó una dupla temible con Ricardo el Beto Infante, que jugó en el club hasta 1960, y también tuvo un paso, precisamente, por Huracán entre 1953 y 1956. Convirtió para el Pincharratas 180 goles en 329 partidos. Allí donde Pelegrina se destacaba por su remate potente, Infante lucía por su habilidad.

Otro jugador destacado en esta época fue el arquero Gabriel Mario Ogando, que disputó en el club 347 partidos entre 1939 y 1952 y fue uno de los jugadores clave durante la década de los 40, cuando Estudiantes obtuvo sus mejores resultados en la Primera División (hasta el título de 1967) con sendos terceros puestos en los años 1944 y 1948. En el 48, por cierto, con el ex Profesor Alberto Zozaya en los banquillos.

Además de las buenas temporadas de aquello campeonatos y como muestra del buen momento futbolístico de la institución, Estudiantes obtuvo en 1944 la Copa Adrián Escobar, un torneo de carácter no oficial que se disputaba al final de la temporada entre los siete primeros del campeonato de Primera División. Solo dos años después, el equipo conquistó la Copa de la República de 1945 ante Boca Juniors.

Sin embargo, los logros se interrumpirían abruptamente. Unos años después, en 1953, el club fue intervenido por el gobierno nacional y Estudiantes descendería a la segunda categoría por primera vez en su historia. El proceso comenzó con una denuncia de la CGT, tras lo que la institución fue intervenida por problemas extradeportivos originados por disidencias políticas con el Estado nacional que gobernaba Juan Domingo Perón.

El club fue acusado de boicot contra la «doctrina justicialista» por mantener ocultos en la sede, y no repartir entre sus asociados, cerca de dos mil ejemplares de un libro de lectura obligatoria en las escuelas de enseñanza media, concretamente La razón de mi vida, una autobiografía de la por aquel entonces primera dama, Eva Duarte de Perón.

Ante estos hechos, la dirección del club fue literalmente tomada por una Comisión Interventora oficialista y ajena a la institución, pese a lo cual la Comisión Directiva original continuó funcionando en paralelo en la sede de una entidad amiga, el Club Atlético Everton, en el barrio platense de Parque Saavedra. La nueva comisión, esgrimiendo razones presupuestarias y tras una huelga de los futbolistas que reclamaban el pago de sueldos atrasados, liquidó virtualmente el equipo profesional y transfirió a las principales figuras del equipo por valores irrisorios.

Con sus máximas figuras en Huracán, Estudiantes debió afrontar el Campeonato de 1953 con un plantel de escasa experiencia profesional y con mayoría de jugadores juveniles. Así, con un equipo diezmado, el descenso estaba demasiado cerca. Para algunos historiadores del fútbol, el caso de los libros archivados fue una maniobra política para castigar a la institución por la identificación con posturas ideológicas contrarias a las oficiales de los principales dirigentes de ese período.

A pesar de los inconvenientes ocasionados por la disputa con el poder político, en solo un año el club se repuso institucionalmente y Estudiantes volvió a Primera al proclamarse campeón del principal torneo de ascenso de 1954, tras sumar diecinueve victorias, ocho empates y siete derrotas, nuevamente con Manuel Pelegrina como abanderado y goleador.

Su mayor logro deportivo lo obtuvo en 1968, cuando fue campeón del mundo al derrotar al Manchester United de Inglaterra en la final de la Copa Intercontinental. Estudiantes está gracias a ello en el grupo de los únicos seis equipos argentinos que han ganado el máximo campeonato de clubes de fútbol a nivel mundial. También disputó las finales de la Intercontinental en 1969, 1970 y 2009, en esta última ya bajo el nuevo formato de Mundial de Clubes de la FIFA.

Entre las hinchadas de ambos clubes, la barra brava de Gimnasia se llama La Banda del Loco Fierro, en honor a un líder de la hinchada de los Triperos (mote que se refiere a la procedencia de los futbolistas del club en los años 20, la mayoría provenientes de las ciudades de Ensenada y Berisso, famosas por sus mataderos). La barra brava de Estudiantes es conocida como La Barra de los Pincharratas.

Esta es la pasión de Clásico Platense, el derbi de la ciudad de La Plata que, desde el año 2010, se disputa en el campo neutral del Estadio Ciudad de La Plata:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies