Turf Moor, Burnley

0

Burnley es una ciudad comercial situada en Lancashire, Inglaterra, con una población de algo más de setenta mil habitantes. Se encuentra situada a unos cuarenta y cinco kilómetros al norte de Manchester, en la confluencia de los ríos Calder y Brun. La ciudad comenzó a desarrollarse en el período altomedieval a partir de una serie de aldeas agrícolas rodeadas de casas señoriales y bosques reales, y ha mantenido activo su mercado durante más de setecientos años. Durante la Revolución Industrial, Burnley se convirtió en uno de los núcleos más prominentes de Lancashire, y en su mejor momento fue uno de los mayores productores mundiales de algodón, lo que también le convirtió en un importante centro del ámbito de la ingeniería.

Actualmente, tiene un paisaje y una economía postindustriales, lo que la ha convertido en una ciudad dormitorio de Manchester, Leeds y el corredor de la autopista M65. El destino de Burnley, cuyo nombre se cree que deriva de la expresión «prado junto al río Brun», ha sido por tanto el mismo de tantos otros lugares antes repletos de actividad económica. A lo largo de su historia, la ciudad también ha vestido otras grafías como Bronley, Brunley o, más comúnmente, Brumleye.

El Burnley Football Club es el club histórico de la ciudad. Fue fundado en 1882 y actualmente juega en la Premier League. El club también es popularmente conocido como The Clarets («Los burdeos», en español) por el color de su camiseta. En 1921, el equipo ganó su primera liga. En la temporada 08-09 The Clarets lograron ascender a la Premier League tras vencer al Sheffield United en la final de los play-off de ascenso, en Wembley. El Burnley venció 1-0 con gol de Wade Elliot. Fue el comienzo de un periodo de ascensos y descensos que, poco a poco, han ido consolidando al club entre los selectos miembros de la máxima categoría del fútbol inglés, una categoría en la que el equipo ha militado más de treinta temporadas. El Burnley es, por tanto, un equipo carismático dentro del fútbol inglés, pero también lo es su vetusto estadio, el campo de Turf Moor.

El Burnley Rovers Football Club fue fundado en mayo de 1882 cuando la directiva del club decidió cambiar de rumbo, dejando de lado el rugby y apostando por el fútbol. El equipo jugó su primer partido oficial en octubre de 1882 contra el Astley Bridge en la Copa Desafío de Lancashire. Al año siguiente, el club se trasladó al estadio Turf Moor, donde ha permanecido desde entonces. El Burnley hizo su primera aparición en la Copa de Inglaterra en la temporada 1885-1886, sufriendo la injusta humillación de enfrentarse al Darwen contando solo con sus reservas y encajando once goles en contra. En 1888, cuando se decidió fundar la Liga de Fútbol, el Burnley estuvo entre los doce fundadores y, por consiguiente, entre los participantes de la edición inaugural, en la que terminó en noveno lugar. A la vez, se alzó con la Copa de Lancashire con una victoria por 2 – 0 en la final ante el Blackburn Rovers.

Intercalando buenas y malas campañas, el equipo consiguió su permanencia en la categoría hasta que en la temporada 1896-1897 descendió a la segunda división; no obstante, bastó una campaña para retornar a la máxima categoría del fútbol inglés, tras perder tan sólo dos de sus treinta partidos en su regreso a primera. A pesar de ello, solo lograron permanecer en ella durante dos campañas, pues en la temporada 1899-1900 descendieron nuevamente, y por si fuera poco, el equipo se encontró en mitad de una gran controversia cuando su portero, Jack Hillman, intentó sobornar a sus oponentes del Nottingham Forest en el último partido de la temporada, dando lugar a una suspensión para la temporada siguiente.

Durante la primera década del siglo XX, el Burnley continuó jugando en la Segunda División, estando incluso en riesgo de perder la categoría, aunque para la temporada 11-12 el equipo mostró finalmente algunos indicios de mejoría. Fue en la siguiente campaña cuando el Burnley vio cristalizar sus sueños de ascenso a la primera división, logrando llegar además a la semifinal de la Copa de Inglaterra, donde cayó ante el Sunderland. La siguiente temporada fue la de la consolidación en la máxima categoría, pero lo más importante para el club fue ganar la final de la Copa de Inglaterra ante el Liverpool en el Crystal Palace de Londres. Una final histórica ya que el rey Jorge V se convirtió en el primer monarca reinante que entregó la copa al capitán ganador.

En la última temporada que se pudo jugar antes del inicio de la Primera Guerra Mundial, el Burnley terminó en el cuarto lugar de la primera división. Al reanudarse el fútbol en la temporada 1919-1920, el Burnley terminó segundo en liga y, en la campaña siguiente, consiguió coronarse campeón del torneo. El club perdió sus tres primeros partidos de la campaña pero luego permaneció treinta partidos invicto, un récord que permaneció vigente hasta la temporada 2003-2004, cuando el Arsenal terminó invicto la temporada. El Burnley terminó tercero la siguiente campaña y a partir de entonces sufrió un lento pero constante deterioro, hasta llegar a la serie de descensos que el club sufrió desde 1929.

En la temporada 31-32, el equipo luchó por evitar perder la categoría de plata. Hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial, las campañas del club se caracterizaron por finales de liga poco llamativos, exceptuando su aparición en la semifinal de la Copa de Inglaterra de la campaña 34-35. A pesar de ello, en la primera temporada de liga en la posguerra, el club, una vez más, consiguió el ascenso y de nuevo hizo coincidir su éxito con una participación muy destacada en la Copa de Inglaterra. La mejoría del Burnley fue tal que, en la temporada 47-48, acabó la liga en el tercer lugar. Casi diez años después, en la 56-57, el equipo estableció un nuevo récord al terminar ganar 9-0 al New Brighton en la Copa de Inglaterra.

El equipo de la década de los 50 giró en torno al dúo conformado por Jimmy Adamson y Jimmy McIlroy, que fueron la clave para que el equipo ganara la Liga de la temporada 59-60 tras una victoria por 2-1 frente al Manchester United, el 2 de mayo de 1960 Maine Road. La siguiente campaña, el Burnley participó en competición europea, siendo eliminado por Le Grand Reims francés. También fue eliminado en la semifinal de la Copa de Inglaterra y en liga terminó cuarto. Un resultado algo peor que su segundo puesto de la 61-62, en la que no cuajó una buena actuación en la Copa de Inglaterra.

La salida de McIlroy al Stoke City y el retiro de Adamson significaron un antes y un después en la trayectoria del club, aunque el equipo se las arregló para mantener su lugar en primera durante toda la década. De hecho, el Burnley acabó tercero la liga 65-66 y llegó a la semifinal de la Copa de la Liga en la 68-69. Asimismo, avanzó hasta los cuartos de final de la Copa de Ferias en la campaña 66-67, donde fueron eliminados por el Eintracht de Frankfurt. Hasta 1970, la mediocridad fue la nota predominante. Potts fue reemplazado por Adamson como director técnico en 1970, pero el mítico exjugador del club fue incapaz de frenar la caída y el descenso en la temporada 70-71 puso fin a un largo período en la élite del fútbol inglés.

Con Adamson como de entrenador, el Burnley ganó su segundo título de la división de plata en la temporada 72-73. En la siguiente campaña, consiguió llegar a la semifinal de la Copa de Inglaterra, mientras que una temporada siguiente terminó en el décimo lugar de la liga. El final de la época de Adamson llegó unos años después, con el descenso de la 75-76. El equipo permaneció tres temporadas en segunda antes de descender a tercera en la 79-80. Dos años más tarde, ahora bajo la dirección de Brian Miller, lograron ascender, pero, aunque el equipo alcanzó los cuartos de final de la Copa de Inglaterra y las semifinales de la Copa de la Liga, no pudieron evitar un descenso a tercera, lo cual provocó la sustitución de Miller por Frank Casper. Fue el primero de una serie de cambios en la dirección técnica que solo sirvieron para llevar al equipo hasta la cuarta división.

Curiosamente, en mayo de 1988, el Burnley estaba de vuelta en Wembley, esta vez para jugar la final de la Copa de la Liga. En la 91-92, el club por fin se coronó campeón de la cuarta división y dos años después se ganó el ascenso a la First Division. Por fin, en la temporada 99-00, The Clarets retornaron a la máxima categoría. Con actuaciones nada sobresalientes, el equipo permaneció en primera hasta junio de 2004, cuando el reinado de seis años de Ternent llegó a su fin, siendo sustituido por Steve Cotterill.

El Burnley tuvo un buen inicio de temporada en la 2006-2007, pero la campaña acabó con la amenaza del descenso. El equipo estableció un récord poco envidiable para el club: la racha más larga de un equipo sin ganar un partido de liga, interrumpida en abril de 2007 cuando por fin lograron derrotar al Plymouth Argyle por 4-0 en el Turf Moor. Curiosamente, el punto de inflexión les permitió terminar cómodamente por encima de los puestos de descenso, mientras Brendan asumía el cargo de presidente del club. En la siguiente campaña, el equipo jugó muy mal y fue duramente criticado, ocasionando la salida de Steve Cotterill, sustituido por Owen Coyle. Como señalamos anteriormente, después de varios años, el equipo volvió a la Premier en la temporada 09-10, y tras un nuevo paso por la Football League Championship, sigue luchando por asentarse en la máxima categoría del fútbol inglés, en la que actualmente milita.

Turf Moor acoge los partidos del Burnley desde la mudanza del club en 1883, cuando abandonó Calder Vale. El recinto, localizado en Harry Potts Way, tiene un aforo de algo más de veinte mil espectadores sentados. Como en muchos otros casos, la antigua capacidad era mucho mayor, pero tras el Informe Taylor se redujo considerablemente.

La primera tribuna no fue construida sino hasta 1885. Tras la Segunda Guerra Mundial, fue remodelado y entonces se levantaron las cuatro tribunas que hasta el día de hoy integran el recinto: Stand James Hargreaves, Stand Jimmy McIlroy, Bob Lord Stand y Cricket Field Stand. El Burnley disputó su primer partido en este estadio el 17 de febrero de 1883, perdiendo ante el Rawtensall por 3-6. Turf Moor fue el primer estadio de fútbol en ser visitado por un miembro de la familia real, el príncipe Alberto Victor, que en 1886 se desplazó hasta el campo tras inaugurar un nuevo hospital en una localidad cercana.

El primer partido de la Primera División inglesa jugado en Turf Moor tuvo lugar el 6 de octubre de 1888. La única semifinal de la Copa de Inglaterra disputada en este estadio fue la de 1922, cuando una multitud de más cuarenta y seis mil espectadores se reunió para ver el duelo entre el Huddersfield Town y el Notts County. El récord de asistencia en este campo se estableció un 23 de febrero de 1924, cuando 54.755 personas fueron testigos del empate entre el Burnley, F,C, y el Huddersfield Town, F.C., en una eliminatoria de la Copa de Inglaterra.

Las luces artificiales se utilizaron por primera vez el 16 de diciembre de 1957, cuando se acogió al Blackburn Rovers en un partido amistoso. Tras la instalación de los reflectores, Turf Moor no se sometió a ninguna otra modificación hasta mediados de la década de los 90. En diciembre de 1994, el club anunció la remodelación de las dos áreas donde el público se encontraba de pie hasta entonces.

El 27 de julio del 2007, los dirigentes del Burnley anunciaron los planes para ampliar Turf Moor. El proyecto incorporaría la remodelación de las tribunas, vestidores, creación de una academia juvenil del club, construcción de un hotel, restaurante, y un nuevo pabellón capaz de albergar a dos mil quinientos aficionados más. También se incluía la apertura de un aparcamiento de varios pisos, anexo al estadio. No obstante, los planes de construir un estadio de fútbol en un centro comercial, finalmente fueron abortados por falta de financiación.

Este era el aspecto del mítico Turf Moor de Burnley antes de la reforma emprendida en el primer lustro de la década de los años 90, antes del Informe Taylor que cambió para siempre la relación del hincha con el fútbol:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

Sobre el autor

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies