El Domingo a las 5Feudos

Estadio Metropolitano, Madrid

Cerca de la actual calle Juan Montalvo, en la zona de Metropolitano, entre Vallehermoso y Ciudad Universitaria, se encontraba el Stadium Metropolitano de Madrid. Fue la casa del Atlético de Madrid hasta 1966, cuando se inauguró el Vicente Calderón.

El Metropolitano, con capacidad para 25.000 espectadores, estuvo en activo entre 1923 y 1966 y el escenario de los primeros títulos nacionales e internacionales del equipo rojiblanco. El club había jugado sus partidos previos en otros dos campos: primero, en el Campo del Retiro (entre 1903 y 1913), ubicado en el interior de los jardines del Campo de la rana; después, en el Campo de O´Donnell (de 1913 hasta 1923), una instalación pionera que instaló el primero vallado de España y tenía capacidad para 10.000 espectadores.

El Stadium Metropolitano se construyó a inicios de los años 20 y fue inaugurado el 13 de mayo de 1923, durante el mandato de Julián Ruete como presidente del Atlético de Madrid. Inicialmente, el club rojiblanco fue simplemente el arrendatario del campo y lo compartió con otros equipos de la capital como la Gimnástica o el Racing Club de Madrid, ambos ya desaparecidos (compitieron antes del profesionalismo en el Campeonato Regional Centro, de 1902 a 1940, e incluso llegaron a ganarlo en varias ocasiones).

El estadio fue construido como parte de la urbanización Colonia del Metropolitano, que había sido promovida por la división inmobiliaria de lo que hoy en día es la empresa del metro de Madrid (de donde viene su nombre). Se ubicaba cerca de la actual calle Reina Victoria, en lo que hoy es la Plaza de la Ciudad de Viena, entre las calles Beatriz de Bobadilla, Santiago Rusiñol y el Paseo de Juan XXIII.

Durante la Guerra Civil Española, el estadio quedó prácticamente destrozado (al igual que todo el barrio donde se encontraba), por los efectos de los combates librados en la cercana Ciudad Universitaria. Tras la contienda, el Metropolitano fue reconstruido en una actuación dirigida por el arquitecto Javier Barroso (delantero, mediocampista e incluso portero del primer equipo del Atlético de Madrid en la década de los 20, y presidente entre 1955 y 1964).

El 21 de febrero de 1943, el Atleti, bajo la presidencia de Juan Touzón retorna a su antiguo estadio, que es reinaugurado con un encuentro frente al Real Madrid Club de Fútbol. El equipo local venció a su eterno rival por 2 a 1. El primer gol fue marcado por el atlético Mariano Uceda Valdelvira en el minuto 35. Ese mismo año, el Metropolitano acogió la final de la Copa de España (entonces Copa del Generalísimo). Se disputó el 20 de junio y en ella venció el Athletic de Bilbao, también al Real Madrid, por 1-0.

El 15 de abril de 1950, el Atlético firmó el acta de compra del estadio, que había pertenecido hasta dicha fecha a la Sociedad Stadium, de los hermanos Otamendi. Una vez que en 1966 el Atlético de Madrid consumó el traslado a su nuevo estadio junto al río Manzanares (posteriormente llamado estadio Vicente Calderón), el Metropolitano fue demolido y sustituido por edificios de viviendas y oficinas.

Antes, el Metropolitano había acogido los primeros títulos del equipo rojiblanco: el 28 de abril de 1940, el equipo dirigido por Ricardo Zamora se adjudicó el título de campeón de la Primera División por primera vez en su historia. El 2 de marzo de 1941, revalidó su título.

En enero de 1947, la entidad pasó a llamarse Club Atlético de Madrid, adoptando además un nuevo escudo, similar al usado en 1917, pero con cuatro rayas rojas (desde 1939 hasta esta fecha, el club se llamó Athletic Aviación Club). El primer partido oficial del club bajo su nuevo nombre, se jugó el 6 de enero de 1947 y se saldó con derrota por 3-1 contra el Sabadell.

En la temporada 1949-50, bajo las órdenes del entrenador Helenio Herrera, el Atlético sumó en el Metropolitano su tercer título de Liga. En la temporada siguiente (también con Herrera en el banquillo), el equipo colchonero volvió a alzarse con el título de campeón. El periodo estaba siendo fructífero para el club: los 60 estuvieron llenos de buenos resultados para el Atlético. En la temporada 59-60, de la mano del entrenador José Villalonga, el club consiguió su primera Copa del Generalísimo, al derrotar de nuevo a su rival histórico, el Real Madrid. El Atlético derrotó a los merengues en el decisivo derbi madrileño por 3-1, pero además, tan solo un año después, volvieron a imponerse a ellos en la final, esta vez por 3-2, para alzarse con un nuevo título.

La conquista de la Copa del Generalísimo de 1961, permitió al Atlético, además, disputar la Recopa de Europa del año siguiente. Tras eliminar a distintos rivales, el equipo colchonero logró llegar a la primera final internacional de su historia. La final de la Recopa de Europa se disputó el 10 de mayo de 1962 en Glasgow (Escocia), con resultado de 1-1 ante la A.C.F. Fiorentina. El partido de desempate se disputó el 5 de septiembre de 1962, en el Neckarstadion de Stuttgart (Alemania), en el que el Atlético derrotó a la Fiorentina por 3-0, con tantos de Jones, Mendonça y Joaquín Peiró. Así, el club conquistó su primer trofeo europeo oficial de su historia. Mientras tanto, en la temporada 64-65, el Atlético obtuvo su tercera Copa del Generalísimo (tras derrotar por 1-0 al Real Zaragoza en la final con gol de Cardona) y un año más tarde conquistó nuevo título de Liga.

Desde 1966, una vez abandonado el Estadio Metropolitano, el Club Atlético de Madrid disputa sus encuentros como local en el Estadio Vicente Calderón, ubicado junto al río Manzanares en el distrito madrileño de Arganzuela. El estadio, propiedad del club, tenía una capacidad de 54.851 espectadores. Fue inaugurado, el 2 de octubre de 1966, en un partido contra el Valencia Club de Fútbol. Era el primer estadio de Europa que contaba con asientos para todo el aforo y adquirió su denominación actual en 1971, toda vez que en sus primeros años fue conocido como Estadio del Manzanares.

No obstante, el Atlético de Madrid, una conocida cervecera española y el Ayuntamiento de la capital, firmaron el 30 de julio de 2007 un acuerdo por el cual se recalificaban los terrenos de la zona que actualmente ocupa el estadio Vicente Calderón y la vieja fábrica de cerveza. El nuevo hogar de este equipo histórico sería el Estadio Olímpico de Madrid, más conocido como La Peineta.

Las obras de dicho estadio comenzaron ya en 2011. La decisión de dejar atrás el Calderón contó, desde que se hizo pública, con la oposición de una parte importante de la hinchada rojiblanca, reacia a abandonar el estadio en el que llevaban más de cuarenta años instalados. La mudanza aparecía entonces como una posible pérdida de la identidad colchonera. Una identidad que, juegue donde juegue el Atleti, se forjó en el Metropolitano. Una identidad que forjaron jugadores como Adrián Escudero en el que fue el hogar del Atlético de Madrid hasta 1966.

Pentayus
Últimas entradas de Pentayus (ver todo)
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar