La guerra santa de Cracovia

0

Cracovia (en polaco, Kraków) es la capital del Voivodato de la Pequeña Polonia y una de las ciudades más grandes, antiguas e importantes de su país. Con una población de setecientos sesenta mil habitantes (tres millones en su área metropolitana), está situada en las márgenes del río Vístula. Cracovia tradicionalmente ha sido uno de los centros económicos, científicos, culturales y artísticos del país. Durante gran parte de la historia polaca fue la capital del país y, por eso, para muchos polacos todavía es el corazón de su país. La rivalidad que allí enfrenta a los dos mejores equipos de la ciudad, recibe el nombre de la Guerra santa.

En 1906, nacieron el Wisla y el K.S. Cracovia. Fueron los dos primeros clubes de todo el país y, con su aparición, nació también una rivalidad que ya tiene más de cien años.

A principios del siglo XX, los aficionados y la prensa comenzaron a referirse a los enfrentamientos entre el Makabi y el Jutrzenka, los dos equipos de la minoría hebrea de Cracovia, como la Guerra santa. Poco después, un exjugador del segundo de los clubes, que había fichado recientemente por el K.S. Cracovia, se refirió al nuevo derbi que disputaría contra el Wisla con la misma expresión. La frase fue incorporada a una canción y, poco después, se hizo popular entre los aficionados del Wisla y del Cracovia.

El K.S. fue fundado el 13 de junio de 1906 y es uno de los clubes deportivos más antiguos del país. El Cracovia, por su parte, es el club de fútbol polaco más antiguo de los que actualmente compiten en todas las ligas del país (algunos equipos de Lviv son más antiguos, pero dicha ciudad fue ocupada y posteriormente anexionada por la Unión Soviética en septiembre de 1939 y actualmente forma parte de Ucrania).

Durante la primavera de 1907, el A.K.F. Cracovia y el Biało-Czerwoni (equipos amateurs en la ciudad) se unieron bajo el nombre de Cracovia y escogieron los colores biało-czerwoni (rojiblancos) para su uniforme. Un año después, el equipo jugó su primer partido internacional ante un equipo de la parte de la histórica región polaca de Galitzia, perteneciente por entonces al Imperio Austrohúngaro.

Unos años después, en 1911, nuevamente gracias a un partido ante un equipo del Imperio Austrohúngaro, el Cracovia ganó su primer título y, en 1913, ganó su primer campeonato de Galitzia.

La época dorada del club llegó en el periodo de Entreguerras. En 1920, el Cracovia ganó el campeonato de su región y, en 1921, el primer campeonato de Polonia. En 1928, el equipo se unió a la nueva Liga Polaca de Fútbol, que logró vencer en 1930, 1932 y 1937. Durante la Segunda Guerra Mundial, la ocupación alemana de Polonia impidió a los polacos disputar con normalidad la liga. Sin embargo, el Cracovia, al igual que otros equipos de la ciudad, participó en los campeonatos secretos que se organizaron en ella, entre 1940 y 1944. Los Pasy (rayados) lograron ganar dicho campeonato una sola vez, en 1943.

Poco después del fin de la guerra, la primera temporada de la Liga de Polonia (en 1948), tuvo al Cracovia y el Wisla como principales protagonistas. Después de una feroz competencia, ambos equipos empataron en el primer puesto. En estas circunstancias, un tercer partido decisivo fue necesario. Allí, el Cracovia demostró su calidad, ganando por 3-1. Este fue su quinto y último campeonato.

Pese a ello, al año siguiente, durante la reorganización de los clubes polacos para ajustarlos a los criterios de la URSS (Polonia formó parte del Pacto de Varsovia entre 1955 y 1991), el Cracovia perdió su nombre. Inicialmente pasó a llamarse Związkowy Klub Sportowy Ogniwo Cracovia y, después, Związkowy Klub Sportowy Ogniwo. En el proceso también perdió sus colores tradicionales. Más tarde, el nombre del club fue cambiado nuevamente por Terenowe Koło Sportowe Sparta, hasta 1955, cuando volvió a ser nombrado finalmente como Cracovia.

Los años siguientes estuvieron marcados por una profunda crisis. El último gran éxito, el vicecampeonato de Polonia en el año 1949, fue seguido por el descenso del equipo, en 1954, cuando el Cracovia bajó a la segunda categoría del fútbol polaco.

El club estaba atado por aquel entonces a la Autoridad de Tránsito de Cracovia, lo cual resultó ser una solución nefasta a largo plazo, ya que la institución no aportó los fondos suficientes para hacer al club viable. Además, los mandatarios comunistas beneficiaron al otro club de la ciudad, el Wisla, que fue patrocinado por la entonces todopoderosa policía de la Polonia comunista, la Milicja Obywatelska.

Actualmente, el club milita en la Ekstraklasa, la primera división de polaca. Juega sus partidos como local en el estadio Józef Pilsudski, situado junto al parque Blonia, ubicado en el distrito de Zwierzyniec de Cracovia. Tiene una capacidad de 15.000 espectadores.

El Wisla de Cracovia (oficialmente y en polaco Wisła Kraków) fue fundado también en 1906 y es el club deportivo más antiguo de Polonia, al haber sido creado en el otoño de 1906 por los alumnos del segundo curso de Práctica Escolar, bajo la dirección de Józef Szkolnikowski (primer capitán del equipo).

En septiembre de ese mismo año, el club participó en el Torneo de Otoño organizado por el Dr. Tadeusz Konczyński, que tuvo lugar en las praderas de Cracovia Błonia: saltó al campo con unas camisetas azules que marcaron el primer apodo de sus hinchas.

En 1907, los azules (niebieski en polaco) se fusionaron con otro equipo de Cracovia. El equipo abrazó entonces el rojo como su nuevo color, y pasó a llamarse Wisla. La entidad mantuvo unos años como emblema dos estrellas de color azul, para recordar que su origen se encontraba en la fusión de dos escuadras diferentes. Posteriormente, en 1911 fueron reemplazadas por una única estrella blanca colocada en el lado izquierdo del uniforme. Finalmente, en 1936, se decidió colocar la estrella frente a un escudo rojo cruzado por una cinta azul, tratando de dar cabida a los dos colores históricos del Wisla. De este símbolo procede su definitivo apodo, Biała gwiazda (Estrella blanca).

En la primera temporada de la liga polaca, la lucha por el campeonato se decidió entre el propio Wisla y el Katowice 1.FC, un equipo apoyado por las minorías alemanas de Polonia. El Wisla se convirtió en aquel momento en el club de todos los polacos.

En 1949, después de la Segunda Guerra Mundial, el equipo fue renombrado como Gwardia Cracovia. En 1956, recuperó el nombre de GTS Wisla Cracovia, que mantuvo hasta 1990 cuando el club recuperó su nombre original. A finales de los años 90, la sección de fútbol del club pasó a llamarse Wisla Cracovia SSA y, aunque ha tenido sus altibajos, ha conseguido seguir ganando campeonatos nacionales y clasificándose para campeonatos europeos.

Desde que la sección de fútbol fue comprada por la compañía nacional polaca de telecomunicaciones, en 1998, el equipo ha sido el club más exitoso de Polonia. En total, ha ganado 14 ligas y 4 Copas de Polonia.
Su estadio es el Henryk Reyman, llamado así en honor a un exjugador del club y soldado del ejército polaco. Fue construido entre 1904 y 1914 e inaugurado en 1915, y tiene capacidad para 20.732 espectadores. Su récord de asistencia fueron los más de 45.000 aficionados que se dieron cita en él en un partido de Copa de la UEFA contra el Celtic de Glasgow en 1976.

En lo que se refiere a los enfrentamientos directos entre ambos equipos, el Wisla ha vencido 86 derbis de Cracovia, mientras que el K.S. se ha impuesto en 63 ocasiones. La Guerra santa se ha saldado en empate en 44 ocasiones.

En las gradas, los Ultras Wisla Krakow, ubicados en la tribuna norte del estadio Vístula, hacen de su fondo uno de los más famosos de Polonia por sus cánticos atronadores. Sus rivales de los Cracovia Pany no se quedan atrás. El ambiente que generan en el Józef Pilsudski es también ensordecedor, aunque sean menos numerosos que sus eternos rivales. Debido a que entre ambos colectivos no existe ningún pacto de no agresión, el derbi de Cracovia resulta uno de los más violentos de Polonia:

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply