El Domingo a las 5Feudos

The Old Den, Londres

Existe un equipo en Inglaterra temido por la presión que ejerce su hinchada cuando juega de local. Sobre todo cuando jugaba en su anterior estadio. El viejo The Den (The Old Den) fue el quinto estadio que ocupó el Millwall, F.C. en Cold Blow Lane, en el distrito del sur de Londres de New Cross. Desde su fundación en el área londinense de Millwall, en la Isle of Dogs en 1885, y antes de mudarse al nuevo The Den (The New Den) en mayo de 1993, este mítico estadio fue el hogar del Millwall, F.C. durante 83 años.

El Millwall, F.C. se trasladó a The Den (La guarida) desde North Greenwich en 1910, fecha en la que se inauguró el estadio. Los lions habían ocupado previamente cuatro campos de juego distintos en la Isle of Dogs (Isla de los Perros) en los veinticinco años transcurridos desde su formación como club de fútbol. El primer partido disputado en The Den fue en 1910 contra el Brighton & Hove Albion, F.C., que estropeó la fiesta a los locales al ganarles por 1 – 0. Antes del encuentro, el club presentó a su afición un león esculpido en bronce con una inscripción, originalmente escrita en gaélico, que rezaba: «We will never turn our backs to the enemy» (nunca le daremos la espalda al enemigo).

Muchos seguidores del Millwall proceden del East End de Londres y siguen a los leones tras su traslado al sur del río Támesis. Su recorrido era todo un ritual que aún hoy día se sigue realizando: los hinchas caminan a través de los túneles de Greenwich y de Rotherhithe, uniéndose progresivamente con los seguidores que llegan desde los Surrey Docks.

El Primer partido de liga del Millwall en The Den se disputó en 1920. Ganaron al Bristol Rovers, F.C. por 2 – 0. Esta victoria sobre el Rovers supuso la séptima victoria consecutiva de los leones (en torneos diferentes) desde que se mudaron a La Guarida. El partido se jugó en la Football League Division 3 South, liga de la cual el Millwall era miembro fundador. En ese año, el Millwall anotó 83 goles en The Den. Todo un récord vigente en la Football League.

El viejo estadio se encontraba muy cerca de los Surrey Commercial Docks, y sufrió daños severos por las bombas de los llamados blitzs (los bombardeos de la aviación alemana sobre el Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial). Concretamente, una bomba alemana golpeó la North Terrace (tribuna norte) del estadio un 19 de abril de 1943; posteriormente, el 26 de abril, un incendio destruyó la tribuna principal. El club aceptó entonces las ofertas de sus vecinos del Charlton Athletic, F.C., Crystal Palace, F.C. y West Ham United, F.C. (su eterno rival) para jugar en sus respectivos campos mientras se reconstruía su estadio. En 1944, el Millwall, F.C. regresó a The Den, para empezar a jugar en un estadio que contaba únicamente con gradas de pie. La reconstrucción de The Den se logró llevar a cabo, en parte, por una considerable mano de obra voluntaria procedente de los propios aficionados lions.

Después de la guerra, el racionamiento y la ayuda económica para la reconstrucción en Gran Bretaña continuó y al Millwall, F.C. se le negó el permiso para la construcción de una nueva tribuna de dos niveles, a pesar de que ya había adquirido todos los materiales. Tuvieron que esperar hasta 1948, cuando el club obtuvo finalmente el permiso para construir una nueva tribuna, pero de un solo nivel. En 1953, el Millwall, F.C. jugó ante el Manchester United, F.C. con motivo de la inauguración de las torretas de luz para la celebración de partidos de noche. Una multitud de 25.000 espectadores vio como los Leones derrotaron a los Diablos Rojos por 2 – 1.

El Millwall estableció un récord de 59 partidos consecutivos sin conocer la derrota en The Den, desde el 22 agosto de 1964 hasta el 14 enero de 1967. Esto fue gracias, en gran parte, a the ferocious noise (el ruido feroz) generado por los fans de los lions durante los partidos. El Den acogió un único partido internacional, un Inglaterra – Gales, en 1911. Inglaterra ganó el partido 3 – 0.

El último partido disputado en The Old Den fue, curiosamente, contra el mismo equipo frente al que el Millwall había inaugurado su estadio, el Bristol Rovers, F.C.. Fue en la campaña 1992-93, en el campeonato de la entonces Football League First Division, es decir, la segunda división de la liga Inglesa. El récord de asistencia al viejo Den fue de 48.672 espectadores, en un partido contra el Derby County, F.C. en 1937.

A finales de la década de los 70, The Den se encontraba en muy mal estado y se sucedían las propuestas para construir un reformado Super-Den. Sin embargo, el club no pudo recaudar los fondos suficientes para pagar el ambicioso proyecto de reforma del estadio. En noviembre de 1985, el Millwall expone públicamente su temor a ser obligado a trasladarse a un nuevo estadio e, incluso, cambiar su nombre, en un intento desesperado por hacer frente a la creciente mala reputación del club (provocada por la violencia de sus hooligans,The Bushwhackers). La reubicación finalmente se llevó a cabo menos de una década después, aunque el nombre del club se mantiene sin cambios hasta nuestros días.

El viejo The Den pudo presenciar fútbol de Primera División entre 1988 y 1990, pero un año después del descenso del Millwall, se confirmó el traslado del club a un nuevo estadio con capacidad para aproximadamente 20.000 espectadores en la zona de Senegal Fields.

En 1993, finalmente se llevó a cabo la construcción del llamado The New Den; la demolición del viejo campo se llevó a cabo en otoño de ese mismo año. El sitio que ocupaba el inolvidable estadio histórico del Millwall es ahora ocupado por casas unifamiliares y pisos; no obstante, el lugar y sus alrededores son conocidos por los lugareños como la pequeña Millwall. Los aficionados del Millwall, F.C. todavía hacen el viaje a pie desde la estación de New Cross Gate, a través del área que se extiende alrededor del New Den en Bermondsey para llegar al nuevo estadio. Es decir, realizan parte del antiguo recorrido que llevaba a The Old Den.

El viejo Den fue considerado uno de los terrenos de juego más hostiles en el conjunto de Gran Bretaña para los equipos visitantes y la Asociación de Fútbol Inglesa lo cerró un total de cinco veces por diversos incidentes, lo cual supone también un récord en este sentido. El ya citado ferocious noise (ruido feroz), también conocido en Inglaterra como rugido feroz, en relación a con el apodo de la hinchada del equipo) fue característico de este histórico estadio londinense, la guarida de los hinchas más agresivos de toda Inglaterra, que casi ninguna hinchada rival quería visitar.

Lo cierto es que tampoco a los jugadores de los equipos rivales les agradó nunca jugar en un campo tan hostil y con tanta presión por parte de la hinchada de los Lions.

Vídeo con imágenes del Millwall, F.C. y del inolvidable The Od Den:

Pentayus
Últimas entradas de Pentayus (ver todo)
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar