Tvillingderbyt, el derbi de los gemelos de Estocolmo: AIK – Djurgårdens IF

0

Estocolmo es la capital del Reino de Suecia, en la península de Escandinavia. El origen de la ciudad no está muy claro, pero se sabe a ciencia cierta que surgió de una humilde aldea vikinga hacia la mitad del siglo XIII, y que cien años después ya era la ciudad más grande de Suecia. El nombre, que se traduciría como «islote tronco», proviene de los barcos madereros que navegaban en la zona desde los primeros días de la ciudad.

El privilegiado emplazamiento de Estocolmo hizo de ella un núcleo esencial durante los años de la Kalmar Union (que unía a Suecia con Noruega y Dinamarca). La relaciones con Dinamarca fueron siempre, sin embargo, bastante tensas y, con frecuencia, acababan en conflictos violentos. Uno de los más sonados fue la batalla de Brunkeberg en 1471, en la que el rey danés Christian I partió con su flota hacia Estocolmo para deponer al virrey sueco. El viaje le hizo perder la mayor parte de sus dientes cuando fue alcanzado por un mosquete y su ataque fue infructuoso.

La victoria sueca, no obstante, fue solo momentánea porque Hans de Dinamarca consiguió tomar Estocolmo en 1497. Las escaramuzas siguieron durante otros veinte años y culminaron con una batalla particularmente sangrienta, conocida como el Baño de Sangre de Estocolmo. Tras ella, el rey danés Christian II ordenó decapitar a cerca de cien nobles y religiosos suecos.

Poco después, el reinado de Gustav Vasa (o Gustavo I de Suecia) trajo un periodo de estabilidad que, a su vez, ayudó a la ciudad a crecer y prosperar. El trazado actual del casco antiguo se debe en gran parte al incendio de 1625. Este redujo una gran parte del centro a cenizas y, como consecuencia, se proyectaron dos nuevas calles, Lilla Nygatan y Stora Nygatan, así como la construcción de un buen número de palacios.

Estocolmo fue proclamada capital de de Suecia en 1634, aunque tuvo que soportar un horrendo periodo de plagas y pobreza (en parte debido a la pérdida de estatus de Suecia como potencia europea) antes de emerger victoriosa en los siglos XVIII y XIX, donde además se construyeron importantes edificios que aún se conservan hoy en día.

Tras la industrialización de la ciudad y convertirse en sede de los Juegos Olímpicos de 1912, en Estocolmo vivían más de trescientas cincuenta mil personas. Se siguió planificando la ciudad, con nuevos barrios alrededor de centro y demoliendo los suburbios de las clases más humildes para construir modernas viviendas y bloques de oficinas.

Es precisamente coincidiendo con este periodo cuando comienzan a aparecer por Estocolmo, y por el resto del país sueco, numerosos grupos de aficionados a un nuevo deporte importado de Inglaterra: el foot-ball. A partir de entonces, comenzarían a fraguarse una serie de rivalidades entre los nuevos clubes balompédicos. Algunas llegarían hasta nuestros días y una de los más importantes y que más pasiones levanta en el país escandinavo es el Tvillingderbyt, el llamado derbi de los Gemelos de la capital sueca.

Esta rivalidad debe su nombre a que los dos clubes que conforman este clásico fueron fundados con un mes de diferencia y que ambos pertenecen a la misma ciudad. El AIK nació en febrero de 1891 y el Djurgårdens vio la luz en marzo del mismo año. El origen de la rivalidad entre ambos se remonta a sus inicios: el AIK se convirtió en el mayor representante de la parte oeste de la ciudad, mientras que el Djurgårdens conquistó el este. Ambos poseen otro clásico rival, el Hammarby, que representa al sur de la ciudad, pero los partidos que les enfrentan a él no tienen el mismo peso que este choque de los Gemelos de Estocolmo.

Ambos son, además, dos de los equipos más poderosos de Suecia y tienen similar cantidad de títulos. Los choques entre estos dos conjuntos atraen una gran cantidad de público a los campos y su derbi se considera rivalidad más importante del país. Con más de un siglo de historia acumulada y una enemistad desde su nacimiento, es un clásico que va a seguir siendo histórico para siempre.

Como curiosidad, cabe señalar que esta rivalidad se ha trasladado también a otro deporte, el hockey sobre hielo, agravando la tensión existente entre los dos conjuntos. Son los dos únicos clubes en Suecia que han ganado más de un campeonato en el fútbol y de hockey sobre hielo (AIK ha ganado 12 ligas fútbol y el Djurgården, 11).

El AIK fue fundado como Allmanna Idrottsklubben en 1891 por Isidor Behrens en una calle de la ciudad de Estocolmo. La idea del fundador era que el club fuera para quien quisiera hacer deportes y por tanto estaba abierto a todo el público. Esa fue la filosofía del club, aunque la sección de fútbol no nació hasta 1896.

Los Gnaget (el apodo del club) empezaron a pisar fuerte de entrada, cuando en 1898 lograron ser subcampeones de Suecia. Pornto, en 1900 y 1901, el club logró sus primeros títulos de campeón, aunque dado que la Liga de Suecia no arrancó hasta 1924, los ganadores de los diversos torneos realizados no eran considerados campeones del país. Esta situación cambió a partir de 1930, con la extensión del formato de la Liga de Suecia. Mientras tanto, el club ganó varias copas de carácter amistoso. Repitió títulos en 1914, 1916 y 1923 y no volvió a ser el mejor de su país hasta la creación de la Liga. En la década de los años 30, el conjunto que viste de negro y amarillo, conquistó dos ligas y cuatro subcampeonatos.

La Copa de Suecia se empezó a disputar en 1941, pero su estreno coincidió con un periodo de doce años sin títulos para el AIK. En 1949 cortó su mala racha con su primera Copa de Suecia, conquista que repitió al año siguiente. A pesar de estos trofeos, el club capitalino consumó su primer descenso en 1951. Volvió rápidamente a la máxima categoría, pero en 1962 volvió a caer a la división de plata, aunque de nuevo fugazmente. En 1965 los Gnaget debutaron en Europa.

Para 1976, acabaron con una nueva racha negativa de veintiséis años sin levantar un trofeo, levantando de nuevo la Copa de Suecia. El equipo volvió a sufrir la desgracia del descenso aunque, como en todas las ocasiones anteriores, subió de forma inmediata. El principio de los años 80 pareció el camino de retorno a los viejos años de gloria, con la Copa del 85 y la constante mejoría del equipo en liga.

Los años 90 fueron una etapa de oro para el club, ya que pudo ser campeón de Suecia tras más de cincuenta años de espera, cuando en 1992 ganó la última eliminatoria por el título. Este nuevo entorchado lo consiguió, además, en medio de una grave crisis económica, lo que salvó al equipo. A continuación, los Gnaget ganaron 3 Copas de Suecia, en 1995, 1996 y 1998. También lograron una nueva Liga, en 1999, lo que les permitió jugar en Europa.

En el continente lograron buenos resultados, llegando a los Cuartos de Final de la Recopa de 1997, donde perdieron con el F.C. Barcelona; también entraron en la fase de grupos de la Copa de Europa del año 2000, aunque el sorteo no les fue muy favorable, ya que quedaron emparejados con Fiorentina, Arsenal y F.C. Barcelona. Terminaron últimos, con solo un punto rescatado ante los italianos.

Una de las mejores épocas del AIK llegó aquellos años, tras recuperarse de un nuevo descenso en 2004. El equipo volvió a la primera división dos años más tarde y, en 2009, consiguió alzarse con su primer doblete, completando la gesta con su primera Supercopa de Suecia en 2010. En esta temporada alcanzó la Fase de Grupos de la Copa de la UEFA.

En la actualidad, el AIK es uno de los equipos más populares de Suecia. Cuenta con una gran cantidad de hinchas por todo el país que disfrutaron de las victorias de su equipo en el histórico Estadio Rasunda, feudo el equipo desde 1937 hasta 2013. Actualmente, el AIK juega en el Friends Arena, construido en el año 2012 para convertirse en el nuevo campo del equipo y también de la Selección Sueca.

Fundado en 1891 en un café, así nació el Djurgårdens. A pesar de haber sido fundado en 1891, el club no tuvo actividad futbolística hasta 1899, cuando se abrió la sección. Hasta la década de 1910, a las Blåränderna (las Bandas azules), les fue mejor en torneos amistosos que en los verdaderamente importantes: solo consiguió dos subcampeonatos en 1904 y 1906. Logró su primer título de campeón en 1912 y en once años logró cuatro campeonatos, ya que venció, además, en 1915, 1917 y 1920, obteniendo otros cinco subcampeonatos y convirtiéndose en uno de los dominadores del fútbol sueco de aquellos años.

Sin embargo, los éxitos no duraron mucho, ya que en 1924 no se clasificó para la primera edición de la Liga de Suecia y se mantuvo durante veinte temporadas en Segunda División. Entre 1929 y 1932 jugó incluso en tercera y, hasta 1944 cuando se convirtió en un habitual de la máxima categoría, solo militó dos años en primera. Por fin, en 1955, el club conquistó la Liga de Suecia de 1955, convirtiéndose en el primer representante sueco en la Copa de Europa, en donde alcanzó los Cuartos de Final.

En 1959 volvió a repetir el título de campeón de liga, aunque al año siguiente descendió a Segunda División, en la que solo estuvo una temporada. Tiempo suficiente para protagonizar, como más tarde hizo el F.C. Núremberg en 1968, un descenso tras la conquista del campeonato. En 1964 y 1966 ganó dos nuevas ligas, cerrando una gran etapa de diez años con cuatro campeonatos y un torneo de ascenso.

Desde 1966 hasta 1981 solo tuvo dos oportunidades de ganar un título. En 1967, acabó segundo y no pudo defender su corona; en 1975 alcanzó la final de la Copa de Suecia, pero cayó en el partido definitivo. Tras una serie de decepcionantes resultados, en 1981 se consumó un nuevo descenso. En 1988 volvió a primera, tras un breve paso por la máxima categoría en 1986, y en 1990 consiguió su primera Copa de Suecia.

A pesar del título, entre 1992 y 2001 el Djurgårdens bajó de categoría en tres ocasiones. No obstante, en el nuevo siglo, más precisamente en 2001, empezó a gestarse la mejor época del club. Las Järnkaminerna (las Estufas de hierro, el otro apodo del equipo) lograron el segundo puesto en su vuelta a primera y, entre 2002 y 2005, ganaron 3 ligas y 3 Copas de Suecia, en lo que es su mejor racha histórica hasta la fecha.

En la actualidad, el Djurgårdens es uno de los equipos más populares de Suecia, ya que cuenta con una gran cantidad de hinchas por todo el país. Hasta 2012, disputaba sus partidos como local en el Stockholms Olympiastadion, con capacidad para catorce mil espectadores. En 2013 se mudaron al nuevo estadio del barrio de Johanneshov, compartido con el Hammarby y con capacidad para treinta mil espectadores.

Centrándonos en el mundo de las gradas, a los seguidores del AIK, como decíamos, se les conoce con el apodo de Gnaget, siendo su grupo ultra más importante Black Army 1981. Su estilo es más británico que el habitual de las gradas europeas, aunque en los últimos años ha ido penetrando en los países escandinavos el estilo ultra italiano. Como señalamos, los seguidores del Djurgårdens IF son llamados con el apodo de Blåränderna y su grupo ultra más conocido se denomina Ultra Caos Stockholm. Esta es la atmósfera que son capaces de crear en los días del Tvillingderbyt, el clásico derbi de los Gemelos de la capital sueca, Estocolmo:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies