Virtus Lanciano

0

Lanciano es una pequeña ciudad medieval que se encuentra en la costa del ar Adriático, en Italia. Su nombre significa «lanza» y proviene de la antigua Anxanum de los Frentanos, un antiguo pueblo del centro de Italia que ocupó el tramo de la costa oriental de la península desde los Apeninos hasta el Adriático, y desde Apulia hasta el territorio de los marrucinos.

Lanciano se ubica en la región de los Abruzos de la provincia de Chieti. Tiene una población de algo menos de cuarenta mil habitantes y es conocida en la cristiandad por conservar en ella desde hace más de doce siglos el primero y más grande de los denominados milagros eucarísticos: la custodia que alberga la sangre en la que se transformaron allí el pan y el vino que contemplaba un monje que sentía dudas sobre la verdadera existencia de Cristo.

La Associazione Sportiva Dilettantistica Lanciano Calcio 1920, más conocida como Virtus Lanciano, es el club de fútbol italiano con sede en la ciudad. Como su nombre indica fue fundado en 1924 y ha sido uno de los equipos habituales de las categorías más bajas del calcio. Sin demasiadas pretensiones, la única intención de este modesto club ha sido siempre sobrevivir, temporada a temporada.

El club frentano puede presumir de tener 52 participaciones en campeonatos nacionales. Desde su fundación, se estableció como uno de los equipos más importantes de la región, llegando a ser el primer equipo de Los Abruzzos en participar en la tercera categoría del campeonato italiano después de la creación de las Serie A y a grupo único.

En 2012, después de ganar la eliminatoria de ascenso de la Lega Pro, participó por primera vez en la Serie B. Dentro del palmarés de la Virtus Lanciano se incluyen un campeonato de Serie C2 (en la temporada 2000-2001), un Scudetto Amateur (de la 98-99) y dos campeonatos de Serie D (en la 85-86 y de nuevo la 98-99).

Uno de los momentos más especiales de la historia del equipo tuvo lugar cuando pasó casi de desaparecer a soñar con jugar en la Serie A en cuestión de pocos años. Después de que el Virtus Lanciano viviera momentos complicados en el campeonato Eccellenza, la sexta división italiana que separa profesionalismo y amateurismo), el club consiguió ir subiendo hasta alcanzar la Serie C1 en 2001. Tras varias campañas malviviendo en esta categoría, los problemas económicos ahogaron al equipo, hasta que en 2007 la llegada de la familia Maio evitó la desaparición de la entidad.

Abocado a la desaparición por los problemas económicos, la entrada de Franco Maio salvó al equipo. Conocido empresario de Lanciano dedicado a la eliminación de residuos industriales, su compra del club no solo evitó que se echara el cierre, sino que convirtió al equipo, durante unos meses en 2013, en la gran revelación del fútbol en Italia. Cuatro años después de su llegada al club, ascendió por primera vez en su historia a la Serie B. Hito ya histórico para el equipo frentano.

De hecho, su estadio queda muy lejos del nivel que alcanzó el equipo. Con una capacidad para 3.000 espectadores, el Guido Biondi puede esforzarse para acoger a 4.500 aficionados gracias a la instalación de gradas supletorias. Fue entonces cuando vino la mejor época histórica del club: durante los primeros meses de la temporada 13-14, el Lanciano llegó a situarse en puestos de ascenso a Serie A, liderando la clasificación de la B. No obstante, el sueño duró poco: al final, el equipo acabaría la liga en el décimo lugar.

De hecho, lo peor estaba aún por llegar. El 21 de de julio de 2016, después del descenso desde la Serie B, la Virtus Lanciano no se inscribiría en la Lega Pro y continuaba tan solo con las actividades el equipo juvenil. En la temporada 16-17 el único equipo de la ciudad fue el Marcianese, club de un distrito de Lanciano que compite en la lejana Prima Categoria. La entidad firmó un acuerdo con Lanciano Rossonera (una asociación fundada en agosto de 2016), para cambiar su nombre a Lanciano 1920 a partir de la 17-18 a cambio de dejar entrar a miembros de dicha asociación en la directiva de la nueva entidad. Desde entonces, el equipo compite como Associazione Sportiva Dilettantistica Lanciano Calcio 1920 y actualmente milita en el campeonato Promozione.

El movimiento ultra llegó a la ciudad frentana en los años 70. Los primeros grupos organizados fueron los Boys y las Brigate Rossonere. Durante el campeonato Interregional de la temporada 85-86, que termina con la promoción de la Virtus a la Serie C2, nacería, en octubre, el Commando Ultrà Curva Sud, abreviado en CUCS.

De particular importancia en este período fue el viaje que vio el éxodo de más de seis mil lanciani al Stadio Domenico Francioni de la ciudad de Latina (en la región del Lazio), sede de las eliminatorias de ascenso a la Serie C2 que curiosamente enfrentó a los dos eternos rivales provinciales: el Lanciano y el Chieti, o lo que es lo mismo: frentani contra teatini. Los CUCS atraviesan su período más oscuro durante la temporada 91-92, que coincide, primero, con el descenso del equipo; y posteriormente, con la desaparición del club y el consiguiente comienzo desde cero en el campeonato regional de Abruzzo. En 1993, el grupo desaparecería definitivamente.

Al final de la temporada 94-95, de vuelta en el Campionato Nazionale Dilettanti, surge lo que será el nuevo grupo guía del movimiento ultra frentano: nacen los Ultras Lanciano a partir de unos exmilitantes de CUCS. La formación de los Abruzzos tardará en reconducir su camino, pero finalmente volverá a la categoría regional, donde permanecerá hasta 1998. Más tardem conseguirá el ascenso a la Serie C2 (en el año 2001); un año después sube a la C1 y se juega de nuevo el ascenso a la Serie B en 2002, perdiendo en esta ocasión contra el Taranto.

En estos años la Curva frentana continuó evolucionando. En ella nacerían varios grupos como Diffidati Lanciano, Nuova Guardia, Sangre y Muerte, Scottish Clan, Gioventù Frentana y Ultras 31. No obstante, la novedad más importante en el panorama del tifo frentano, fue el retorno de los viejos CUCS, ahora bajo la pancarta de un nuevo grupo: Vecchia Guardia ’85. A pesar de la actividad, existía una importante fragmentación.

En 2004 nacerían los Ultras Curva Sud Lanciano, reuniendo detrás de una sola pancarta a todos los otros grupos organizados de la Virtus. La pancarta mencionada incluye, a la derecha, el escudo de la ciudad de Lanciano, y a la izquierda una vieja pelota de fútbol. Posteriormente nacerían también otras facciones ultras como Gioventù Frentana, Quelli della Sud, Incubo Frentano, Rooligans, algunas de las cuales tiene sede en otras ciudades italianas como la Sezione Perugia, Sezione L’Aquila y Bologna Frentana.

Los ultras de la Virtus Lanciano están hermanados con los ultras del Andria, los del Bisceglie y los ultras del Montevarchi. También tienen buenas relaciones con los ultras del Ravenna, los del Cosenza y los ultras del Barletta. A nivel internacional mantienen una cierta amistad con los ultras suizos del Lausanne.

Las rivalidades más sentidas son con los ultras del Chieti (la principal), los ultras del Pescara, los del Giulianova y los ultras de L’Aquila (todos ellos de la región de los Abruzos). También existe enemistad con los ultras del Foggia, los del Campobasso, los ultras de la Sambenedettese, los del Potenza, los ultras del Rimini, los ultras del Sora y los de la Ternana.

Es la historia de la Virtus Lanciano y tantos otros pequeños equipos italianos, cuyos seguidores siguen a sus equipos con la misma pasión que a los grandes:

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

Sobre el autor

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies