Curva Sud Montagnani, Ultras Modena

0

Club: MODENA, F.C.

Ciudad: MODENA (Módena) (183.114 habitantes).

Provincia: MODENA (Módena) (628.180 habitantes).

Región: EMILIA-ROMAGNA (Emilia-Romaña) (4.379.348 habitantes).

La historia de la ciudad y de la provincia de Módena es extensa. La región fue poblada desde tiempos prehistóricos, siendo los etruscos los que construyeron el primer asentamiento estable. Se sabe que fue conquistada por una tribu gala, los boios. Más tarde, en el siglo II a.C., aparece como colonia romana con el nombre de Mutina, cercana a la Vía Emilia. En 171 a.C. fue atacada por los ligures que la asolaron para a continuación ocupar la ciudad, pero el cónsul Claudio la recuperó matando a más de ocho mil personas. Durante mucho tiempo no vuelve a aparecer ningún hecho relevante, pero se sabe que adquirió prosperidad y fuerza con gran rapidez después de su reconstrucción.

Después de la muerte de César, Mutina fue asediada por Marco Antonio, quien sería derrotado tras varias batallas. En 312, es capturada por Constantino I durante su guerra contra Majencio. En 377 se estableció en ella la tribu de los taifali, sometida por los romanos, por orden del emperador Graciano, en una muestra de la decadencia económica y demográfica del Imperio Romano.

En el 452 la región fue asolada por Atila. Pasó a los ostrogodos y después a los lombardos. El emperador bizantino Flavio Tiberio Mauricio la ocupa en el 590, pero Agilulfo la vuelve a recuperar. Fue incluida en las posesiones de los francos en el siglo VIII, y en el siglo IX forma un condado administrado primero por el obispo y después por condes seculares con los que forma parte de la Toscana.

En el siglo X, Módena se había convertido en una ciudad pequeña y pobre. Pero en 1115 pasó a ser ciudad libre, fundando su Studio en el año 1182. El período comunal fue próspero, enriqueciéndose con monumentos de los más significativos del arte románico. Escapó de las rivalidades con las ciudades vecinas al entregarse a los miembros de la familia de Este, que la convirtieron en ducado en el año 1336. En 1598, los Este pierden el control de Ferrara y mudan su corte a Módena, volviendo a ser dominio de la Iglesia.

En 1796 la ciudad es ocupada por los franceses y unida a la República Cisalpina en 1797. A continuación pasó a formar parte de la República de Italia (1802) y al reino napoleónico de Italia (1805). En 1814 fue ocupada por los austriacos y en 1815 el Congreso de Viena cede la ciudad y el Ducado de Módena a los Habsburgo-Lorena, herederos de los Este. La ciudad fue su posesión hasta la ocupación por las tropas piamontesas y después se une al Reino de Italia en 1859.

El Modena Football Club es el club de la ciudad. Fue fundado en 1912 y actualmente juega en la Serie B del Calcio italiano. En total, el Modena, F.C., ha disputado 13 temporadas en la Serie A, la máxima competición en el sistema de ligas de Italia.

La historia del movimiento ultra en Módena comienza en 1975, con el nacimiento de las Brigate Gialloblù, cuando un grupo de jóvenes se sale del club I Fedelissimi, que a su vez había nacido en 1972. Las Brigate Gialloblù adoptan como símbolo al Che Guevara, tienen una buena organización y se saben ganar el respeto en sus desplazamientos, animados por un espíritu siempre inflexible y combativo, como lo demuestra el caso del Modena-Genoa de 1988, un partido que marcó al grupo, y que llevó a graves consecuencias durante mucho tiempo, debilitándolo y privándolo de algunos miembros destacados hasta entonces. Los 34 ultras detenidos en ese partido ya no serían las mismas personas que antes. Esos incidentes les dejarían una cicatriz notoria.

Las Brigate Gialloblù, sin embargo, decidieron seguir adelante en su camino. Inicialmente ocupaban la vieja Curva Sud del Stadio Alberto Braglia, después, a partir de los años noventa, se mudarían a la más grande Curva Nord, dejando la Sud para las hinchadas visitantes. Años más tarde la Curva Sud volvería a ser el hogar de los ultras canarini (los canarios es uno de los apodos del equipo). En el año 1986 nacen los Sconvolts y los Rebelds, que tienen una corta pero intensa duración (especialmente los primeros).

En los años noventa, en los que también hay fuertes objeciones a la directiva del club, en particular al presidente Francesco Farina (acusado de ser demasiado ahorrador), las Brigate Gialloblù sufren el primer relevo generacional importante. Los nuevos miembros son inmaduros y no tienen experiencia, por lo que la vieja guardia, a pesar de haber abandonado en un primer momento, decide volver por un tiempo a apoyar a los más jóvenes dentro de la directiva del grupo.

Muy activos se muestran los grupos Fossa Autonoma, Gruppo Brasato, Head Out y algunas secciones de las B.G., sobre todo la de San Biagio, en su preocupación por el futuro del Modena, F.C.. A finales de los años noventa las B.G. conocen un fuerte descenso, simultáneamente con el crecimiento de otros grupos, especialmente Ultras, Sezione, Head Out y Hniti

En el 2004, tras la fusión de Ultras, Head Out, Sezione y Centro Storico, nacen los Fedelissimi 1912. En febrero de 2006, las Brigate Gialloblú deciden disolverse, dejando las riendas de la Curva a la gente más joven y motivando la creación de Curva Sud Modena, los cuales adoptan un estilo casual, abandonando la etiqueta política del grupo hegemónico predecesor, para seguir una línea apolítica a partir de entonces.

Centrándonos en el capítulo de amistades de los modenesi, la más histórica es la que se tiene con los ultras del Venezia, relación que ya no es tan hermética e idílica como lo fue en los tiempos en que ambas curvas mostraban política izquierdista, aunque todavía en la temporada 2004-05, tanto en Venecia como en Módena, hubo sbandierate (unión de las banderas de los grupos ultras de los dos equipos en el centro del campo antes del partido, fenómeno típicamente italiano producto del hermanamiento entre grupos ultras). También los modeneses mostrarían la pancarta L’orgoglio di essere uniti, la forza di essere amici («El orgullo de estar unidos, la fuerza para ser amigos») en ese mismo partido.

Con los ultras del Messina existe también relación de amistad, un poco fría últimamente, pero muy fuerte en los años noventa. Con los de la Sampdoria no existe un hermanamiento real, sino una relación de estima y respeto mutuos, especialmente por su anti-genoanismo enconado. Con los ultras del Crotone la amistad nació en 2001, cuando cerca de un centenar de ultras del Módena fueron recibidos con calidez y respeto en Calabria. Unos meses después, en el partido de la segunda vuelta, el tratamiento fue correspondido y, desde entonces, se mantuvo esta relación de proximidad.

En el plano internacional existen muy buenas relaciones con los ultras del Sevilla, F.C., los Biris Norte, siendo frecuentes las visitas que intercambian, los andaluces viajando a Módena y los modeneses haciendo acto de presencia en el Gol Norte del Estadio Ramón Sánchez Pizjúan.

En el capítulo de viejas amistades que hoy en día no se mantienen, estarían las relaciones con los ultras del Pistoiese, amistad que duró muchos años y que finalmente se termina en un partido Sassuolo-Pistoiese en junio de 2007, cuando una delegación de Curva Sud Modena se presenta en Sassuolo (ciudad de 50.000 habitantes de la provincia de Módena) para aclarar las relaciones con los ultras arancioni, confirmándose el enfriamiento de la amistad. Con los ultras de la Fiorentina la amistad fue disuelta en la década de 2000, numerosos intercambios de cortesía y de visitas mutuas con los florentinos sucedieron en el pasado, pero a día de hoy las relaciones son inexistentes.

Con los ultras del Parma la amistad solo duró seis años, de 1978 a 1984, y se termina debido a los grandes desacuerdos ocurridos durante un derbi Parma-Reggiana, continuados con unos fuertes enfrentamientos entre ambos grupos emiliani. Con los del Padova duró un año, a principios de los ochenta.

Con los ultras del Verona la amistad se remonta a la década de los setenta. En un Vicenza-Modena de la temporada 75-76 los veroneses fueron juntos con los modeneses por su común odio hacia Vicenza. Actualmente no hay relaciones. Con los del Piacenza la relación de simpatía en los años noventa era entonces muy sentida, sin necesidad de reunirse. Últimamente, la relación puede describirse como neutral.

En el capítulo de las enemistades más fuertes, la rivalidad más enconada se tiene con los ultras del Bolonia: ambos equipos disputan el Derby de la Secchia, llamado así para conmemorar la batalla de la toma de la Secchia por Módena en 1325. Con los ultras del Genoa existe también una fuerte rivalidad. Como decíamos más arriba, en enero de 1988, durante un viaje a Génova, los dos autobuses de las Brigate Gialloblù crearon muchos incidentes encontrándose en su interior armas y explosivos. 34 miembros de las B.G. fueron arrestados y castigados severamente por las autoridades italianas para dar ejemplo. Se trataba de un período en el que la violencia era rampante. El hecho de que el grupo Brigate Gialloblù fuese fuertemente armado se debió a la creencia de que serían atacados por los ultras rossoblù, debido al robo de la pancarta genoana We are the cik por parte de los modeneses en el Modena-Genoa de la temporada anterior.

Con los ultras del Cesena existe una fuerte rivalidad debido a su vecindad dentro de la región de la Emilia Romaña. Otra rivalidad es la que tienen con los de la Reggiana, a menudo caracterizada por incidentes, como el robo de la pancarta Ultras, expuesta en un Reggiana-Modena de la temporada 99-00 por parte de los modenesi. También hubo enfrentamientos en un amistoso de agosto de 2011.

Con los ultras del Como también existe rivalidad, alimentada por unos incidentes sonados en la temporada 2000-01. Con los  del Vicenza, como decíamos anteriormente, hay una fuerte enemistad: robando a los vicentinos la pancarta Boys, la cual sería exhibida en un Modena-Parma en la temporada 86-87, año de los incidentes más recordados entre los modeneses y los vicentinos en Vicenza. No obstante, conviene reseñar la pancarta de respeto mostrada por la Curva Sud vicentina en un Vicenza-Modena de la temporada 05-06, la cual rezaba Onore alla Brigate («Honor a las Brigate»), las cuales, recordemos, se disolvieron ese año.

Otras rivalidades de los ultras modenesi son las que tienen con los ultras del Monza, los del Brescia, Ravenna, Reggina, MantovaPalermo, Bari, Catania, Rimini y Triestina, esta última por motivos políticos.  Hay que señalar que en el pasado los ultras del Módena, en su época más politizada, también tuvieron incidentes con otros grupos izquierdistas, como por ejemplo los ultras del Livorno, los del pisa y los del Anconi, incidentes que confirman que en las curvas italianas las rivalidades futbolísticas priman sobre las rivalidades políticas.

Nos despedimos con imágenes históricas de los ultras del Módena, que hacen de su ubicación tradicional la Curva Sud Montagnani (llamada así en honor al que fuera jugador y presidente del Modena, F.C. hasta su muerte en el año 2000, Massimo Montagnani). 

Pentayus

Pentayus

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera
Pentayus

Latest posts by Pentayus (see all)

About Author

Editor-redactor del Blog El domingo a las cinco y editor-tertuliano del Podcast Lleno hasta la bandera

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies